Balance de la Gran Marcha 26S: temprana, justificada y masiva oposición al gobierno Petro

En Colombia, el gigante dormido empieza a despertar…

 

¡¡Gracias Colombia!! Mil gracias por la fogosa, organizada y pacífica participación en esta Gran Marcha.

Petro y sus, hasta ahora, secretos mentores, han subestimado la reactividad colombiana ante la desesperada, y torpe, avalancha a-narco-criminal que han echado a rodar por la vía de los hechos y de los actos oficiales.

Por la vía de los hechos, soportamos con estupor la atrevida e inconsulta cascada de actos presidenciales —cuya revisión de constitucionalidad parece sumida en una inexplicable quietud—, así como la explosión simultánea de invasiones, criminalidad y pasividad estatal…

Por la vía de los actos presidenciales, presenciamos la mayor ráfaga legislativa de nuestra historia: más de 70 proyectos para reformar la Constitución y/o para crear nuevas leyes, la gran mayoría de ellos inspirados en un desafiante extremismo neo-marxista.

De forma masiva y pacífica, la Gran Marcha 26S avanza sobre la Av. Oriental, centro de Medellín

Contra todas las expectativas del país aparente, del país que nos venden los medios y el gobierno Petro, la Colombia latente, profunda, trabajadora, familiar y cristiana… empieza a sacudirse del letargo en que ha sido inmersa, por años, a través del manoseo psyco-anestesiante inyectado por ciertos medios y por buena parte del clero progresista.

Así lo ve Andrés Segura, experto en comunicación política:

“A pesar de que el momento político es inoportuno y que el Gobierno Petro se está asentando, las marchas de rechazo superaron las expectativas. …teniendo en cuenta que aún no hay un catalizador claro que impulse a la gente a salir, el número muestra unos principios de organización social que necesitan ser tenidos en cuenta por el Gobierno. No pueden caer en la trampa de subestimar el malestar que hay en algunos sectores“.

Por su lado, la valiente senadora María Fernanda Cabal, lo puntualiza así:

“El mensaje es claro, a nadie le gustó el pie izquierdo con el que empezó el gobierno. Este es el verdadero termómetro ciudadano. Las calles hablan”

Balance de la Gran Marcha 26S contra el petro-comunismo depredador
  • Para sorpresa de todos, y de forma prematura, el malestar ciudadano contra Petro se mostró masivo y categórico. El futuro de la radical yijad petro-comunista pinta turbio, difícil y sangriento si no reajusta sus metas y su estrategia.
  • Fracasaron los intentos oficiales de desacreditar la marcha, así como los conatos de ataques de la Primera Línea. Probablemente volverán con más furia y violencia.
  • El inocente llamado del Ministro Prada, en Padilla (Cauca): “Necesitamos la movilización popular… para poder hacer lo que queremos hacer”, obtuvo inesperados y tremendos resultados: mientras sus ‘camaradas proletarios’ invaden tierras y saquean en las vías, la Colombia indignada contra Petro se toma las calles sin romper un vidrio.
  • Se evidencia el desprecio total de los marchantes hacia los partidos históricos que optaron por servir a Petro. El ingenioso y lamentablemente grosero, acrónimo de los partidos C.U.L.O. (Conservador, la U, Liberal y O del emblema del sol del Partido Verde), bien los define. Serán barridos…
  • Oh dolor, hay que reconocerlo, por ahora, hemos perdido a nuestro gran líder del pasado reciente. El gran colombiano, nuestro admirado Dr. Álvaro Uribe, inmerso en una inaudita ingenuidad ante el proyecto Petro, ha optado por contemporizar, por transar, por lanzarle un salvavidas a este lobo rojo que aúlla con feroz desafío. Pidamos al Altísimo que lo ilumine para que deshaga sus últimos pasos, para que, como el rey David se levante y se inmole por amor a sus principios de otrora, esto es por amor a Dios y a la Patria.
  • Se vislumbra en el horizonte tremenda campaña oficial, y de los partidos en componenda, para quebrantar la resistencia naciente: intentarán sobornarnos, dividirnos, infiltrarnos o desprestigiarnos. Si no lo logran desatarán el demonio de la cobarde persecución: primero será mediática, tributaria y legal, después será violenta y sin máscaras.
  • Pero, por sobre todo, emerge de las profundidades de la Colombia latente, auténtica, un gigantesco movimiento cívico que, sin ataduras, emprenderá el camino para retomar las riendas, en todos los ámbitos, de esta nave común que tanto amamos.
Un mensaje de esperanza

 

Ni los conatos de agresión durante las marchas, ni el lanzamiento de estiércol humano sobre los marchantes desde algunos edificios a la altura del boulevard del río Cali, ni la campana de vacío informativo descargada por el poder mediático sobre ellos, lograrán sofocar la indignación de la Colombia auténtica.

Cerramos la primera parte de este análisis con las oportunas palabras vertidas, en su obra magna (pág. 12), por el sabio y muy virtuoso profesor brasileño, Plinio Correa de Oliveira:

“Cuando los hombres resuelven cooperar con la gracia de Dios, entonces se operan las maravillas de la Historia: es la conversión del Imperio Romano, es la formación de la Edad Media, es la Reconquista de España a partir de Covadonga, son todos esos acontecimientos que se dan como fruto de las grandes resurrecciones de alma de que los pueblos son también susceptibles. Resurrecciones invencibles, porque no hay nada que derrote a un pueblo virtuoso y que verdaderamente ame a Dios.”
Por Juan Carlos Ariza Gómez
Presidente Alianza Reconstrucción Colombia

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones