Brasil, «¡confianza… yo vencí al mundo!»
Nuestra Señora Aparecida, patrona, nos salvará

   
El Cristo Corcovado, en Río de Janeiro, ilumina y protege al Brasil
Nota de la redacción:

A propósito del ‘triunfo’ electoral, ayer, del candidato presidencial Lula da Silva, en Brasil, no podemos dejar de publicar este bello y esclarecedor comunicado publicado por los continuadores de ‘Tradición Familia y Propiedad’ en su website oficial, Instituto PCO (Plinio Correa de Oliveira).

+            +            +

Los medios anuncian la victoria del candidato del Partido de los Trabajadores, PT, con un récord que a ninguno de nosotros nos gustaría tener.

No hubo victoria para el programa de izquierda

En un margen estrecho, mucho menor que el que anunciaron las fuerzas de izquierda y las empresas de investigación, ganó un Lula que escondió su pasado, negó su apoyo al aborto, el MST, escondió sus ideas de izquierda. Ganó la máscara.

¿Victoria del programa de izquierda? No, el candidato del PT, sus aliados en los medios, sus aliados en otros sectores han ocultado los puntos antifamilia, el aborto, el allanamiento de morada, la agenda de género, en fin, el programa socialista del PT.

Repetimos, ganó una máscara. Y ahora, ¿se van a quitar el maquillaje y seguir con el programa de la izquierda?

Con una minoría en el Senado, una minoría en la Cámara Federal, una minoría de los gobiernos estaduales —una minoría, reafirmamos, en la población brasileña que repudia el programa del PT—, el PT sólo tiene cierto apoyo que todos conocemos.

DataPovo no es compatible con el programa PT.

El Brasil conservador se reafirmó en estas elecciones

¿Esta derrota electoral representó una caída en el ánimo de los conservadores? No.

La movilización conservadora se hizo presente, conquistando a los indecisos, alentando el voto, defendiendo las Directrices Morales.

Los conservadores salen de estas elecciones organizados, convencidos de sus posiciones pro familia, pro libertad, pro derechos naturales.

Respetando las Leyes del País, dentro de la ley, los brasileños seguirán defendiendo las Directrices Morales.

El comunismo ha fracasado en la lucha de clases y la persuasión

Prof. Plinio Corrêa de Oliveira en sus artículos para la prensa, sus conferencias, sus libros siempre mostró que las fuerzas de izquierda (la Revolución) estaban perdiendo su dinamismo, su poder de persuasión, su capacidad de conducir a las masas al odio de clase.

Veamos cómo se aplican sus palabras a la táctica utilizada por el PT en estas elecciones de 2022: camuflar su proyecto.

“A la disminución del poder persuasivo directo del credo rojo sobre las multitudes, que denota el recurso a estos medios oblicuos, lentos y laboriosos, se une una correlativa disminución del poder de dirección revolucionaria del comunismo. «

Este fracaso se debe esencialmente a que “el movimiento comunista es y se considera una revolución nacida del
odio de clases. La violencia es el método más acorde con ella. Es el método directo y fulminante que esperaban los mentores del comunismo, con mínimo riesgo de fracaso, máximos resultados, en mínimo tiempo”.

[PDF gratuito https://www.pliniocorreadeoliveira.info/RCR01.pdf , página 53]

Por lo tanto, concluimos: la máscara usada por el PTismo en estas elecciones demuestra su fracaso para persuadir a las multitudes de su programa de izquierda. Punto final.

El perfil de Brasil emerge
  • Mostramos el potencial que tenemos en el Legislativo Federal, en los gobiernos estatales que cuentan con brasileños conservadores.
  • Recordamos el renacimiento popular conservador que se viene afirmando desde 2015, y ha mantenido muy en alto la bandera de la Patria, de los Valores Morales.
  • Resaltamos que la izquierda del PT —como una tumba encalada— ha negado su pasado abortista, pro-MST, ha silenciado su escandalosa corrupción y financiamiento a los países de izquierda.


Las vigorosas marchas y concentraciones populares a partir de 2015 que resultaron en la destitución de Dilma y la derrota del PT en 2018 continúan mostrando signos de creciente vitalidad.

Vamos al acto de confianza

Somos católicos, tenemos confianza en la Divina Providencia que nunca nos abandonará. He aquí nuevamente las palabras del Dr. Plinio en su libro Revolución y Contrarrevolución sobre la fuerza que sustenta la reacción conservadora:

“Tal vigor de alma no puede concebirse sin tomar en consideración la vida sobrenatural. El papel de la gracia consiste precisamente en iluminar la inteligencia, en fortalecer la voluntad y en templar la sensibilidad para que se vuelva hacia el bien. De modo que el alma se beneficia inmensamente de la vida sobrenatural, que la eleva por encima de las miserias de la naturaleza caída y del nivel mismo de la naturaleza humana. Es en esta fuerza del alma cristiana donde reside el dinamismo de la Contrarrevolución”.

“Uno podría preguntarse qué valor tiene este dinamismo. Respondemos que, en teoría, es incalculable, y ciertamente superior a la de la Revolución: “Omnia possum in eo qui me confortat”, "Todo puedo en aquel que me conforta" (Filipenses, 4, 13)
Cuando los hombres se deciden a cooperar con la gracia de Dios, son las maravillas de la historia que operan así: es la conversión del Imperio Romano, es la formación de la Edad Media, es la reconquista de España desde Covadonga, son todos estos acontecimientos que se producen como resultado de las grandes resurrecciones del alma a qué pueblos también son susceptibles. Resurrecciones invencibles, porque no hay nada que pueda vencer a un pueblo virtuoso que verdaderamente ama a Dios”.

+            +            +

Tengamos confianza en Cristo Redentor y en Nuestra Señora Aparecida, patrona del Brasil.

Tenemos todo a nuestro favor: los medios naturales, pero sobretodo, la protección de María Santísima a la que recientemente se consagró Brasil, Tierra de Santa Cruz.

¡Este seguirá siendo un gran país! 

Conservadores, ¡coraje, confianza!

Dentro de la ley rescataremos a nuestro Brasil de las garras de la izquierda del PT.

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones