Democracia y Libertades

Ante la arremetida de la criminalidad internacional por apropiarse de la riqueza que los pueblos del mundo han construido a través de la historia, producto del ingenio, el ahorro, y el conocimiento, ahora unos señoritos de la más nauseabunda enjundia pretenden apropiase mediante el despojo, de derechos, tradiciones, y legados productivos, para dilapidarlos sin más contemplación que su disfrute personal y de secta.

Vienen por la tela, por la que teje, y por el telar, como lo señalara un amigo refiriéndose al asunto que nos atañe. Atrás en el proceso Farc-Santos, blandiendo el asta de La Paz y con total perfidia, dignificaron a los criminales de FARC que ahora se declaran víctimas. Hoy con la cantinela del “cambio” insuflan mentiras, y diatribas, igual que difuminan crímenes amnistiados para borrar su pasado de terror, como el magnicidio de los magistrados de la corte, esa si de justicia.

Pretenden demonizar a todo aquel que se atreve a dar al traste con sus fatídicos propósitos, no cesan en el empeño de empalar sobre la hoguera al más grande demócrata que ocupó el palacio de Nariño: Álvaro Uribe. Pero la mayoría de colombianos no cederemos en el reconocimiento perpetuo al gran colombiano.

La reconstrucción del basamento económico y su fortalecimiento, así como la persistencia y el vigor necesario en el mejoramiento de las condiciones de vida de los colombianos, será condición imperturbable e impostergable por quien no esté dispuesto a renunciar a los principios y valores fundantes de nuestra sociedad.

No vamos a permitir que procesos que reinstitucionalizaron nuestro Estado de derecho y que globalmente es reconocido nuestro país como enclave de libertades y democracia, sean pisoteados por falsos profetas.

Federico Gutiérrez, ganador contundente de la coalición por Colombia, con propuestas claras y aterrizadas, no deja dudas de su concepción democrática y su inquebrantable decisión de “sobreaguar” sobre las procelosas tempestades sociales agitadas por el terrorismo internacional, conducirá acertadamente en unión de todas las organizaciones patrióticas el navío a puerto seguro.

9/04/2022 | Por José Claver Franco Gómez, La Linterna Azul

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta