Denuncia de sindicato de profesionales de EPM

26 de agosto de 2020

Nueva junta de EPM, riesgos de más retrasos en

Hidroituango y la posible entrada de una empresa china

Con la instalación de la nueva Junta Directiva de EPM, desde el Sindicato de Profesionales SINPRO reiteramos nuestra preocupación y seguimos alertando a todos los sectores de la sociedad ante el rumbo que se está dando a la empresa por parte del alcalde de Medellín y del gerente general de EPM, con lo que están poniendo en riesgo la sostenibilidad de la empresa, los tiempos para la continuación y culminación del proyecto Hidroituango y por ende, para la seguridad energética del país.

Lamentamos que previo a esta elección no se haya tenido en cuenta la propuesta de construcción colectiva de gobernanza de EPM realizada por los gremios, y la efectuada por SINPRO en el sentido de que las hojas de vida de los nuevos miembros de la Junta Directiva se expusieran públicamente para que los ciudadanos tuviéramos la oportunidad de verificar su idoneidad académica, técnica, profesional y humana, su solvencia moral y el cumplimiento de los requisitos que establecen la ley 142 de

1994 y el Convenio Marco de Relaciones Municipio -EPM.

Alarma, así mismo, que en esta nueva Junta, en la que no hay expertos en los sectores energético y de finanzas –claves para el proyecto Hidroituango-, sea en la que se escuden el alcalde de Medellín y el gerente de EPM para una decisión sobre la acción legal a los contratistas, cuya vigencia para la construcción termina el 31 de diciembre, por lo que existe el riesgo de mayores retrasos y que, argumentando una declaración de urgencia manifiesta se asignen directamente las obras a nuevos contratistas, como la CTG (China Three Gorges Corporation), que por instrucciones del alcalde ha estado solicitando información a funcionarios de EPM.

La desconfianza consecuente de la acción legal y el desinterés que podría producir en los actuales contratistas de la obra y con ello la decisión de no continuar, conllevaría a más demoras que se verían reflejadas en una etapa precontractual.  Por lo tanto pedimos que se den instrucciones inmediatas para adelantar todas las actividades orientadas a conseguir nuevos contratistas vía licitación internacional transparente, se retomen rápidamente las obras y con ello se disminuya el riesgo de mayores retrasos.

Estos procedimientos se tienen que adelantar porque de lo contrario en diciembre y ante la supuesta sorpresa que el contratista actual no seguirá las obras de recuperación del proyecto, se diga que se está nuevamente ante una situación de premura y, por ello, conseguir una nueva firma y se decida, con la nueva Junta Directiva de EPM, declarar urgencia manifiesta y asignar directamente la continuidad de las obras principales a una firma cualquiera, como la ya mencionada China Three Gorges Corporation.

Información para periodistas

C.S. Margarita Zuluaga Esquivel:  3216098113 [email protected] – @SinproColombia

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta