Definitivamente el facilismo sirve para cobijarse cuando las dificultades parecen dominar las cosas. El caso del asesinato de Álvaro Gómez Hurtado, que se ha tratado de olvidar cuando se pretendía no declararlo crimen de lesa humanidad y dilatar las cosas hasta llegar a la prescripción, como tantas veces ha ocurrido con nuestra justicia, es uno de los ejemplos que deben conmover al país. De hecho, eso ha ocurrido.

Ahora, que se adelantan las investigaciones con seriedad, aparece Piedad Córdoba, apoyada por las Farc, diciendo que el crimen fue cometido por esa organización protegida bajo la impunidad que funciona muy bien en la JEP. La misma Piedad Córdoba, que figura en casi todas las páginas obtenidas en los computadores de Raúl Reyes, que no se consideran como pieza clave en las investigaciones por unas supuestas y no comprobadas manipulaciones, ha descubierto el facilismo para endilgarle el horrendo crimen del líder Gómez Hurtado a esa organización criminal, que no paga cárcel por sus delitos de acuerdo con lo firmado por Juanpa –como le gusta que le digamos–.

El crimen de Gómez Hurtado se lo atribuirán a líderes guerrilleros como: Manuel Marulanda, muerto, Raúl Reyes, muerto, Jacobo Arenas, muerto, el mono Jojoy, muerto, Iván Ríos, muerto, y otros que no podrán responder desde sus tumbas. La JEP, por supuesto, no investigará más porque la líder de izquierda les ofrece toda la confianza y, quienes tendrían que responder, no lo podrán hacer por ausencia definitiva. Caso cerrado.

La JEP fue creada por unas conversaciones de entrega de la patria a las Farc. Fue creada como el payaso del circo, para que se rían de él y para él reírse de todo el mundo. El Congreso agachó la cabeza y aprobó ese engendro de manera irregular, con otro invento funesto como fue el Fast Track. La justicia ordinaria, la justicia constitucional, agachó la cabeza y aceptó el engendro que acaba con la constitucionalidad de Colombia. Ahora se aprovecha esa justicia irregular para dejar sin sanción y sin investigar ese horrendo crimen. Mentes perversas, mentes torcidas, mentes antipatria las que inventan tales procedimientos.

Es hora de reaccionar, es hora de hacer respetar la voluntad de un pueblo que votó en contra del engendro de los acuerdos de paz. Es hora de pensar en la patria y recuperar sus instituciones.

Juan Gómez Martínez, https://www.elcolombiano.com/, 09/10/2020.

***

Si quieres poner tu granito de arena para rescatar el robo del plebiscito, para erradicar el narcotráfico y la corrupción, para garantizar la seguridad a los colombianos y para reformar la podrida administración de Justicia, afíliate ya en www.alianzareconnstruccioncolombia.org

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones