Eslovaquia tacha al comunismo de organización criminal y lo prohíbe

El partido Comunista de Checoeslovaquia y el Partido Comunista de Eslovaquia, fueron declarados como organizaciones terroristas tras aprobarse en el parlamento de Eslovaquia una ley que responde a los 42 años en los que la dictadura comunista reprimió a la sociedad, despojando a la población de sus libertades civiles, entre otros crímenes.

Al menos un millón de polacos perdieron su vida a manos de la tiranía comunista.
Ya en 1993 la República Checa declaró al partido comunista como una organización criminal.

En 2009 Polonia fue noticia en Europa por prohibir los símbolos comunistas, hasta el punto de penalizar con prisión quien se atreviera a usar una camiseta con la imagen del Che-Guevara.

Los seis países que hoy en día han tomado el camino de eliminar sus pasados comunistas son Polonia, Ucrania, Lituania, Georgia, Letonia y Eslovaquia.

Más de diez años después, Eslovaquia se suma a la lista de los seis países europeos que han aprobado leyes similares para eliminar todo rastro de la perversa ideología que casi arrasó con las culturas de los lugares donde dominó.

La ley eslovaca prohíbe además de los símbolos comunistas y nazis, los monumentos y placas de cualquier individuo relacionado a estos gobiernos totalitarios. Tampoco puede haber calles, plazas, u otros lugares públicos que lleven sus nombres.

45Segundos | 14-11-2020

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones