EUROPA ODIA LA NAVIDAD CRISTIANA

Han puesto su punto de mira apóstata y anticristiano en la Navidad de Belén.

Los globalistas reaccionarios que controlan la ideología de los europeos, han puesto su punto de mira apóstata y anticristiano en la Navidad de Belén, la única que existe, lo demás es la vuelta a la solsticio pagano de invierno. Estos burócratas europeos han redactado un simulacro de documento que dicen invitar a no utilizar palabras y nombres que no garanticen “el derecho de toda  persona a ser tratada con igualdad”.

Bbajo esta oscura trampa saducea  se afirma que se deben evitar  palabras  como “señora” o” señorita”, pero no acaba  ahí la broma lingüística macabra y entre los nombres prohibidos por estos reaccionarios se incluyen también los de “Navidad” “Juan”  o “María”. Nadie duda que se deben evitar todas las palabras   que suponen una  discriminación injusta, pero que se pretenda proscribir las palabras que son fundamentales para comprender  la  realidad que han  configurada la Europa real y secular, basada en  la  las raíces del humanismo cristiano bíblico  durante siglos, incluso en los tiempos más oscuros, desde hace más de veinte siglos, es la forma más sectaria y reaccionaria de odio y mentira que se ha visto nunca en Europa desde los oscuros tiempos de la Revolución francesa,  prolongados en al nazismo hitleriano y el stalinismo ruso. Nadie niega que el derecho romano  o la filosofía griega  juntamente con el Evangelio cristiano son las bases de lo que ´se entiende  hoy por Europa.

Arrancar  de Europa los nombres y valores cristianos es someter a los europeos al nihilismo y al relativismo más infernal e invernal. Ir contra las raíces de Europa supone dejarnos en manos del odio y la mentira. El documento de los ideólogos de la UE pretende situar a Europa en un futuro  sin identidad y un mero apéndice de China y USA. Como muy escribe el gran conocedor de Europa, el papa Emérito, Benedicto XVI: Europa para hacer ella misma debe renunciar  al ateísmo como presupuesto del derecho  político y de formación del Estado, más  aún debe reconocer  a Dios como garantía de su fundamento ético.

Europa es un herencia que obliga a los cristianos, porque los enemigos de Europa vuelven  a ser los de siempre como suponen los leguleyos de la UE, el neomarxismo  con su utopía ya fracasada de la revolución  mundial como el sumo bien;   el fundamentalismo islámico, que es esencialmente anticristiano porque no acepta la encarnación de Dios en la historia y quiere imponer una  visión   monoteísta  basado en la ley islámica y los laicistas negativos  que  con odio,  sarcasmo e  ironía se mofan  de lo más sagrado con irreverencias  blasfemas y cómicas. Como dice el Scretario de Estado del Vaticano Cardenal Parolín: Los europeos debemos descubrir la capacidad de integrar  todas estas realidades que conforman la esencia de Europa sin ignorarlas, sin combatirlas, sin eliminarlas ni marginarlas.

Fidel García Martínez.Diario Ya, Madrid, España, 1 enero 2022.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Demasiado tarde…

A sólo 10 días de la primera vuelta electoral para elegir Presidente, no se percibe en la opinión de los colombianos una

Leer más »

Deja una respuesta