Guerrilla colombiana financia al candidato de Rafael Correa a la presidencia

Andrés Arauz, aspirante a la presidencia de Ecuador, es señalado de recibir 80.000 dólares de manos del ELN.

El remate de la campaña presidencial del candidato ecuatoriano Andrés Arauz se tiñe de dudas con el supuesto “préstamo” de 80.000 dólares que le entregó el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, para financiar su aspiración promovida por el expresidente Rafael Correa.

Documentos y comunicaciones pertenecientes al fallecido jefe del bloque de guerra occidental del ELN, Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias “Uriel” revelan este apoyo, según Semana. Al parecer, existen “pistas, detalles y datos” que presuntamente estarían vinculados a la campaña de Andrés Arauz —el conocido delfín de Correa—. Entre ellos figura el logo, así como la consigna de campaña del movimiento Unión por la Esperanza que promueve Arauz, indica CNN.

A su vez, Semana asegura que estas supuestas comunicaciones de “Uriel”, quien fue abatido en octubre de 2020, muestran interés en la campaña electoral ecuatoriana que cerrará este 7 de febrero pero Correa, quien reside en Bélgica desde 2017 niega la «infamia» en entrevista con el medio.

Un trato confirmado

Esta relación tiene cola. En un video, el jefe guerrillero Jorge Briceño de las FARC, conocido como el Mono Jojoy, aseguró que la organización terrorista contribuyó al financiamiento de la campaña presidencial de Correa en 2006.

El video muestra a Briceño frente a un ordenador portátil en medio de la selva, dirigiéndose a un grupo de alrededor de 250 combatientes. Allí reconoce que algunos “secretos” de su organización están al descubierto debido a las operaciones de las autoridades colombianas. Entre ellos menciona la «ayuda en dólares a la campaña de Correa y posteriores conversaciones con sus emisarios, incluidos algunos acuerdos, según documentos en poder de todos nosotros, los cuales resultan muy comprometedores en nuestros nexos con los amigos».

Pero Correa lo negó como ahora. «Personalmente, no conozco a nadie que pertenezca a las FARC» respondió el exmandatario a esta prueba divulgada en 2009. Para entonces, sostenía que era parte de una estrategia «para desestabilizar a los gobiernos progresistas» latinoamericanos y lo atribuía además a una “arremetida de la derecha y de todos sus instrumentos y todas sus armas, entre ellos, los medios de comunicación», reseñó El País. 

Gabriela Moreno, Panam Post, Miami, 01/02/2021

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones