Izquierda en Colombia prepara coctel para sembrar caos antes de las elecciones

Con movilizaciones, la izquierda perturbará las elecciones de Colombia. Mientras tanto, las FARC siguen mostrándose con mayor poderío y designan nuevos líderes que aumentan el riesgo en el país.

 

La izquierda en Colombia ya marcó una agenda para agitar a la ciudadanía en las semanas previas a las elecciones que renovarán al Congreso en marzo y al presidente de la República en mayo. Las maniobras para llevar a cabo este plan están en ejecución. En primer lugar, los miembros de la “primera línea” ya están instalados en cinco barriadas de Bogotá. A su vez, las calles nuevamente serán tomadas por manifestantes en los próximos meses y la guerrilla reconfigura a sus líderes en medio del panorama comicial para avivar el riesgo en torno al proceso electoral.

El Comité Nacional del Paro de Colombia despliega la convocatoria de sus bases para unificar su discurso contra el ‘uribismo’ y la continuidad en el cargo del presidente Iván Duque. «Que las sedes sindicales y nuestras casas sean sedes políticas de las coaliciones alternativas y factores de unidad sin vetos acompañados de recursos generosos para respaldar las candidaturas al Congreso y a las consultas presidenciales», afirmó la organización en un comunicado divulgado por Europa Press.

La agenda incluye tres protestas. El 3 de marzo será la primera con la excusa del Día Internacional de la Mujer —que se celebra el 8 de marzo— luego ejecutarán una movilización nacional el 28 de abril, para conmemorar el primer año del ‘estallido social’. Posteriormente, volverán a vociferar sus arengas el 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

Este tipo de acciones tiene sus detractores y con toda razón. Por ejemplo, Para la congresista Margarita Restrepo, quien funge como candidata a la Cámara de Representantes por Antioquia, “los que convocan a paro, los que aman el caos y la destrucción apoyan el Pacto” de Gustavo Petro.

De la misma forma, el presidente de Colombia, Iván Duque, aterrizando en Francia aprovechó la oportunidad para advertir sobre el caso que desatarían acciones de esta naturaleza. El mandatario aseguró que estas convocatorias no pueden ser una justificación para alterar la activación del país.

 

FARC con nueva cabeza

La organización terrorista colombiana también hace lo propio para contribuir a sembrar un clima de incertidumbre en la nación cafetalera. Desde ahora Leider Johany Noscue, alias “Mayimbú”, asumirá el mando del Comando Coordinador de Occidente (CCO) de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Nadie conocía su rostro pero sí sus andanzas con el frente de la guerrilla que lideran Iván Mordisco y Gentil Duarte.

Su voz será la que dirija las rutas del narcotráfico en el departamento de Cauca en medio de las disputas armadas entre la Segunda Marquetalia y el Ejército de Liberación Nacional. Un conflicto que se ha extendido en la frontera colombo-venezolana y ha traído consigo miles de desplazados.

Acompañado de cuatro hombres con fusiles de última generación apareció públicamente por primera vez para emitir un comunicado en solidaridad con el “pueblo araucano que ha sido víctima de acciones violentas desde las estructuras pertenecientes al ELN, agrupadas al frente de guerra oriental, Manuel Vázquez Castaño, que hasta el momento han dejado al menos 66 campesinos asesinados y cientos de desplazados en una guerra que solo favorece a los ricos de este país”.

 

Un prontuario largo

Él encarna el devenir de los niños que recluta la guerrilla. Sus andanzas en la selva comenzaron con el extinto Frente Sexto de las FARC, cuando tenía 12 años. En este momento se asumió como miliciano. Tres años después, a los 15 años, se vinculó como guerrillero raso, operando en el norte del Cauca y Sur del Valle del Cauca.

Desde entonces su prontuario creció. Su nombre se relaciona con ataques a tropas del Ejército, al hurto de vehículos y secuestro extorsivo.

Después de la captura de alias “Iván Mordisco”, en 2018 lideró las operaciones de los municipios de Suárez y Buenos Aires, teniendo a su cargo por lo menos 124 hombres en armas. Vive para combatir. Lo dijo en el video. Además no tiene otro destino desde su expulsión oficial de la Jurisdicción Especial para la Paz, (JEP) ante la confirmación de sus relaciones con el control de varias rutas del narcotráfico en el sector del Naya, municipio de Suárez, en Cauca.

“Mayimbú” es artífice de múltiples atentados contra líderes y defensores de derechos humanos, de los cuales se resalta la masacre ocurrida el 2 de septiembre de 2019 en Suárez, donde fue asesinada la candidata a la alcaldía Karina García, junto a otras cinco personas” asegura la Fundación Paz y Reconciliación (Pares).

Un comando con poder

Mayimbú es el heredero de la consolidación del comando que logró Jhonier Toro Arenas, alias “Jhonier”, que funciona como una confederación de estructuras de Grupos Armados Post Farc. Entre ellas está el Frente Carlos Patiño, la Columna Móvil Jaime Martínez, el Frente Rafael Aguilera, la Columna Móvil Dagoberto Ramos, entre otros. Estas células despliegan su aparato militar desde el norte hacia el sur del Cauca, llegando a otras regiones como el sur del departamento del Valle del Cauca, Norte de Nariño, Huila y Tolima.

Por eso, Francisco Daza, investigador de Pares, afirma que su llegada mantendrá “el poderío del comando occidente y las hostilidades en el Cauca contra el ELN”.

 

Una recomposición en elecciones

Esta reconfiguración de los liderazgos de las FARC y convocatorias a paro potencian el riesgo electoral en 23 de los 32 departamentos, así como en cinco subregiones para los comicios del próximo 13 de marzo, evento en el que se elegirá al nuevo Congreso.

En el caso de los 167 municipios que conforman las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz hay 43 municipios hay riesgo extremo, 44 en riesgo alto y 10 califican con riesgo medio, de acuerdo con lo que divulga la Misión de Observación Electoral (MOE) en su último informe. Su data significa que el 58,1 % de los municipios (97 de 167) presentan algún nivel de riesgo electoral.

Pero en general, el número de municipios en riesgo por factores de violencia es 319, nueve más que los reportados en la jornada de 2018. “Si bien desde las elecciones a Congreso de 2010 se venía presentando una disminución constante de los municipios en riesgo por violencia, en este proceso electoral se observa un incremento de estos”, afirmó la MOE en su informe. Esto lo atribuye a “la reconfiguración y disputa por el control territorial por parte de los Grupos Armados al margen de la Ley, fenómeno que precisamente se está dando en las mismas regiones en las que se esperaba que el impacto del Proceso de Paz contribuyera a la disminución y posterior desaparición de la violencia”.

Gabriela Moreno

Gabriela Moreno , Panam Post Miami, 11/02/2022

Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional.

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email