La cacería de opositores por parte del régimen de Maduro en Colombia y Chile

Una supuesta conspiración para derrocar el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela desató una violenta cacería que no respeta fronteras en contra de sus responsables. Noticias Caracol revela cómo se habrían desarrollado operaciones ilegales por parte de la inteligencia venezolana en Colombia y en Chile. Y lo habrían hecho acudiendo a grupos criminales tan peligrosos como el ELN y el Tren de Aragua. Dos exmilitares y un opositor señalados de ser conspiradores han sido hasta ahora los objetivos de esa persecución.

A una casa en un sector residencial de Cúcuta llegaron varios desertores de las Fuerzas Militares venezolanas el pasado 13 de diciembre de 2023. Sin armas, sin dinero y sin ningún respaldo se reunieron para planear cómo derrocar el régimen de Nicolás Maduro.

La idea tenía más de quijotesco que de realidad. Pero lo que no sabían era que el régimen conocía de sus intenciones. Por eso se desató una violenta cacería que no ha respetado fronteras y habría llevado a la inteligencia militar venezolana a violar la soberanía de Colombia y de Chile, Y a aliarse con organizaciones criminales como el ELN y el Tren de Aragua.
Hasta ahora, los objetivos de esa persecución han sido tres hombres señalados por el régimen de ser conspiradores: El capitán Ángelo Heredia, quien fue secuestrado cerca de Cúcuta por el ELN y entregado a la inteligencia militar venezolana; el teniente Ronald Ojeda, quien fue secuestrado y asesinado en Santiago de Chile por miembros del Tren de Aragua que estarían al servicio de la inteligencia venezolana, y el líder estudiantil opositor Pablo Parada, quien hace pocos días fue víctima de un ataque en Bogotá por una organización criminal que estaría al servicio del régimen.

Con documentos secretos y las voces de los propios protagonistas, Noticias Caracol reconstruyó sus historias.

Uno de los asistentes a la reunión de Cúcuta habló con este noticiero desde la clandestinidad y pidió omitir su identidad por razones de seguridad:

”Me comunica el capitán Heredia, me llama y me dice que tengo una labor. ¿Qué pasó? Esto y lo otro. Vamos a reunirnos. Yo me dirijo a Norte de Santander. Tengo una reunión donde me efectúan la planificación de una operación militar llamada “Venezuela Libre”, la cual se explicaba que iba a ser la toma del Estado Táchira, de la brigada del Ejército y del batallón vigésimo (SIC) primero de infantería de selva. Acontece que yo veo la planificación, veo todo, veo absolutamente todo, pero hay cosas que a mí no me gustan. ¿Cómo qué? Yo veo la planificación en una mesa estratégica militar. Y digo no, pero esto no está bien”.

Además de este exmilitar venezolano, a la cita llegaron el capitán Ángelo Heredia, el teniente Ronald Ojeda y otros desertores. Los dos oficiales, Heredia y Ojeda, con antecedentes golpistas, habían huido de Venezuela hace varios años después de fugarse de una cárcel militar. Siguieron en contacto, aunque tomaron caminos distintos antes de la conspiración de Cúcuta.

Empezamos con la historia del capitán Ángelo Heredia

En septiembre de 2022 Noticias Caracol habló con Heredia, quien después de permanecer dos años en Colombia, contó por qué él y otros exmilitares decidieron salir hacia Estados Unidos por el tapón del Darién. La travesía quedó documentada en varios videos.

“Una vez gana Petro a mí me informan que tenía que salir del país porque si existía un cambio de las autoridades de inteligencia y gubernamentales lo más seguro es que me fuesen a capturar o para extraditarme o para interrogarme”, explicó Heredia en su momento.

La siguiente noticia del capitán fue en diciembre de 2023, un año después de nuestra entrevista. Había regresado a Colombia para asistir a la reunión en Cúcuta con sus antiguos amigos de armas. Pero las cosas no salieron bien, según lo relató el militar que nos habló desde la clandestinidad. Cuenta que tras la reunión de diciembre pasado en Cúcuta, les advirtió a Heredia y a Ojeda de los riesgos de cruzar hacia Venezuela.

“Él y Ronald Ojeda se van hasta la frontera del Norte de Santander. Cuando llegan a la frontera yo les digo: ‘no lo hagan. Si ustedes van a querer pasar ahorita pasen vestidos con chancletas, vendan café, pónganse un sombrero, lleven sol, pónganse negros porque están blancos, se ven que tienen dinero. Pasen necesidad y ustedes van a pasar’. Y no, ellos se pusieron a meterse en la trocha”, relató el exmilitar.

Desatendieron la advertencia y fueron emboscados. En ese episodio, Heredia, según sus compañeros, fue secuestrado por integrantes del ELN que lo entregaron a hombres de la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Venezuela, DGCIM.

“Ojeda sale corriendo y queda… tomaron a Ángelo, le hicieron unos disparos y agarraron a Ángelo Heredia. Lo cogen los elenos y el Ejército. Él está en el lado de Colombia, de Colombia, y a él lo toman en la trocha de Colombia y lo pasan al lado de Venezuela y lo entregan a la guardia”, aseguró.

Lo más paradójico es que Heredia se embarcó en esta misión imposible sabiendo de los vínculos entre el ELN y las fuerzas armadas de su país. Así se lo había dicho a Noticias Caracol hace dos años.

“Para nadie es un secreto que el ELN descansa en nuestro país, convive en nuestro país y colabora con el narco régimen para custodiar la frontera. Ellos están patrullando toda la frontera y colaboran con el narcotráfico, con el secuestro”, dijo Heredia.

Una vez secuestran a Heredia, Ojeda logra escapar con algunas heridas leves.

Yo busqué a Ojeda cuando llegó a la casa de seguridad, porque tenían una casa de seguridad. Veo todo el piso lleno de sangre porque Ojeda estaba herido. Ojeda con el mismo estrés postraumático durmió tres días en un monte”, resaltó el exmilitar.

Todavía afectado por la emboscada, Ojeda atravesó media Colombia para huir por la frontera con Ecuador. “Ojeda toma un bus hasta Rumichaca, y después empieza a bajar a Ecuador, a Perú y luego hasta Chile. Todo el recorrido lo hace absolutamente por tierra”, indicó.

Desde su secuestro Heredia estuvo desaparecido más de un mes sin que nadie tuviera noticias suyas. Solo se volvió a tener noticias suyas el 22 de enero de este año. Ese día, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, dio esta rueda de prensa en la que vinculó a Heredia y a Ojeda como parte de una conspiración para derrocar a Maduro. También señaló a decenas de venezolanos, entre ellos, la líder opositora María Corina Machado y a integrantes de su equipo.
Voy a hablarles de la operación Brazalete Blanco. Hay una detención clave que es la del exmilitar terrorista Ángelo Heredia”, aseveró el fiscal y publicó un video con la supuesta confesión de Heredia.

“Emprendí mi salida de EE.UU. por toda Centroamérica hasta llegar a Cúcuta donde iba a empezar a reunir a todo el personal y hacer el trabajo de inteligencia para ingresar a Venezuela evadiendo las alcabalas fronterizas. Una vez se tuviera previsto cuál era la unidad más vulnerable tomar por asalto tomar las armas”, agrega Heredia en las imágenes.

Su familia y amigos afirman que esta confesión fue bajo presión y después de haber sido torturado: “Aunque él fue presentado por el fiscal Tarek William Saab, presentando signos de tortura, que se veía que hasta lo habían drogado”, aseguró Angy Heredia, la hermana del capitán Heredia.

Así también lo señaló Pablo Parada, un líder estudiantil opositor, quien estaba convocado para la reunión en Cúcuta pero no alcanzó a llegar y se refugió en Bogotá.

“La última conversación que tuve con Ángelo fue dos días antes de su captura. Él estaba esperando pues que yo llegara a Cúcuta a encontrarme con ellos para realizar las acciones que íbamos a realizar, que iban a ser tanto de protesta ciudadana como de apoyarlos a ellos. Nuestra protesta, nuestra lucha se ha basado siempre en el marco de la Constitución. Las personas que estaban junto a él tenemos conocimiento que Ángelo fue capturado en territorio colombiano. Yo creo que todo lo que dijo Ángelo lo dijo bajo presión. Bajo tortura”, manifestó Parada.

Este líder opositor, quien habló con Noticias Caracol, conoce cómo funciona la inteligencia militar con los opositores políticos. En el 2020 fue capturado y torturado durante varios días en Venezuela señalado de conspirar contra el régimen, cargos que no prosperaron.

“Cuando a mí me capturaron duré guindado por horas de las muñecas y unas esposas a un tubo alto donde solamente la punta de mis pies tocaba el suelo. Recibí corriente en los testículos, parte de las uñas de mis pies fueron arrancadas. Me guindaron de los pies y me metían la cabeza dentro de un tanque. Me acostaban en una camilla y me ponían un trapo y me echaban agua. Y bueno, pare de contar tantas cosas que no son muy gratas de recordar en estos momentos”, señaló Parada.

Parada está escondido, pero no a salvo. Hace pocos días seis hombres intentaron secuestrarlo cuando llegaba a su casa en el occidente de Bogotá.

“El domingo 10 de marzo, aproximadamente a las 10 de la noche a 10:30, donde me dirigía con unos compañeros a la casa donde me estaba quedando. Nos percatamos al ir cerca de la casa de que habían (SIC) unos hombres junto a dos carros negros. En total eran 6. La vecina al vernos, y al ver de que iba acercándome cada vez más a la casa, da una señal de aviso en la cual me grita corre Pablo en repetidas ocasiones, dos o tres veces. Los hombres que estaban al frente de donde yo estaba viviendo empiezan a perseguirnos. Gracias a Dios teníamos tiempo en el sector, al tener conocimiento de las calles yo logré llegar a un sitio donde hay una quebrada, por esa quebrada yo me lancé”, puntualizó.
Parada logró identificar que eran venezolanos y así lo denunció a la Fiscalía.

“Uno de los que nos iba correteando, voy a ser un poquito grosero, pero decía: “detente ‘mama guevo’, detente. Por supuesto es una palabra muy venezolana, por la cual acuso directamente al régimen de Nicolás Maduro”, dijo.

El gobierno venezolano niega la persecución con sarcasmo. Algo que quedó claro en esta intervención del líder chavista Diosdado Cabello, cuando se refirió al caso de los conspiradores de Cúcuta en su programa Con el Mazo Dando.

“No ves pues como están ahorita los que viven amenazándonos a nosotros. Ahora andan asustados porque creen que la cosa es verdad. Nosotros no secuestramos a nadie, que el secuestro de Chile, todos andan asustados, si le pasa algo a mi o a mi familia son culpables son los chavistas. Ah bueno, está bien pues, ¿no te gusta amenazar? No duerman que vamos por ustedes”, sentenció Cabello.

Al respecto, la misión de la ONU que investiga las violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela se pronunció el pasado 20 de marzo refiriéndose al secuestro de Heredia:

“El 14 diciembre de 2023 un militar fue aprehendido en la frontera con Colombia. La misión continúa investigando las circunstancias de esta detención”, señaló Marta Valiñas, presidenta de la Misión Internacional independiente de la ONU.

El pronunciamiento también fue categórico en afirmar que el régimen justifica la cacería contra opositores y militares basado en supuestas conspiraciones: “La misión constata que, como ya ha ocurrido en el pasado, las autoridades invocan conspiraciones reales o ficticias para amedrentar detener y procesar a personas opositoras a críticas del Gobierno”, cuestionó Valiñas.

Heredia está detenido. Parada huye por su vida. Y el tercer protagonista de esta trama, el teniente Ronald Ojeda, terminó secuestrado y asesinado en Santiago de Chile. Noticias Caracol consultó al Ministerio de Defensa colombiano y afirmaron que por ahora no se referirán al caso.

El crimen de Ojeda

El teniente del Ejército venezolano Ronald Ojeda fue secuestrado en su apartamento en Santiago de Chile a las 3 de la mañana del pasado 21 de febrero. Hombres disfrazados de policías chilenos lo raptaron en frente de su familia.

Nueve días después, su cuerpo apareció asfixiado y enterrado debajo de una construcción en un barrio de Santiago.

Por la huella digital que dejó el líder de los secuestradores en el ascensor se pudo dar con su identidad: Walter Rodríguez, un hombre ligado a secuestros y crímenes cometidos por el Tren de Aragua.

Rodríguez, uno de los principales sospechosos del asesinato, trabajó para el gobierno venezolano en el 2015 en el despacho del gobernador en Aragua, cuando ese cargo lo ejerció el que fuera uno de los hombres fuertes del chavismo Tarek El Aissami, según reveló canal 13 de Chile.

Producto de las investigaciones en Chile, el propio presidente Gabriel Boric no tardó en señalar la responsabilidad del Tren de Aragua en el crimen de Ojeda. Así lo señaló en una entrevista con ADN Radio de Chile:

“Se estableció el vínculo de una organización criminal como el Tren de Aragua que se le está golpeando en diferentes frentes, y en eso no vamos a dejar y vamos a ser implacables y todos los que sean parte del Tren de Aragua en Chile. los vamos a perseguir por cielo, mar y tierra. Y los vamos a encontrar y los vamos a meter presos y vamos a desarticular su organización», dijo.

Desde diferentes sectores no dudan en afirmar que detrás de este episodio criminal podrían estar militares venezolanos:

Si llegáramos a conocer que es intervención militar de la dictadura venezolana, Chile debe demandar en organismos internacionales esta situación y endurecer de una vez por todas las acciones contra ella”, dijo el diputado de la Comisión de Relaciones Exteriores de Chile Luis Malla.

José Miguel Castro, diputado de la comisión de Seguridad de Chile, afirmó categóricamente que “es imposible pensar que no fuese una intervención internacional». Y Juan Antonio Coloma, presidente del Senado de Chile, indicó: “Sería, en el caso de verificarse, la más grave agresión internacional, lejos de este siglo».

El propio gobierno chileno no ha descartado que el régimen de Nicolás Maduro esté detrás del crimen: “El gobierno se coloca en todas las hipótesis”, señaló Manuel Monsalve, subsecretario del Interior de Chile.

Desde el momento del secuestro, Diosdado Cabello, el hombre clave del régimen de Maduro, respondió con ironía y burla a los señalamientos de los chilenos:

“Que un comando de la DGCIM fue a Chile, saque la cuenta de cuántos kilómetros que hay de aquí a Santiago de Chile, secuestraron a un tipo allá y se lo trajeron de Chile para acá. Y pasaron por todos los países que tenían que pasar y nadie se enteró. Es que nosotros somos unos campeones si nosotros pudiéramos hacer eso quién nos para», recalcó.

Sin embargo, en otra de sus respuestas, lejos de despejar dudas terminó realizando una polémica justificación de lo que ocurrió en Chile:

«Cuando el presidente de Chile, para la época, Piñera, vino a la frontera con Venezuela a invadir a Venezuela, está autorizando cualquier cosa de nosotros a Chile. Venezuela no tiene nada que ver con ese secuestro, nada, arreglen ese problema allá en Chile, síganle dando protección a esos mafiosos«, sentenció Diosdado Cabello.

Más allá del tono sarcástico del gobierno de Venezuela, la realidad es que las alianzas entre la inteligencia militar del régimen con grupos criminales en otros países, entre ellos Colombia, está documentada en informes secretos.

La DGCIM en informes secretos

Documentos secretos en poder de Noticias Caracol revelan cómo la contrainteligencia militar venezolana lleva años actuando en Colombia en alianza con el ELN y grupos criminales venezolanos. La misión no es solo acceder a secretos de seguridad nacional sino la cacería de desertores y opositores.

El cerebro de estas operaciones es el teniente coronel Alexander Granko, conocido con los alias de ‘Mano Negra’ y ‘el hombre de las mil caras’.

Algunos Gobiernos de Europa y las más importantes organizaciones de Derechos Humanos mencionan a Granko y a la unidad que dirige como los mayores torturadores y violadores de Derechos Humanos del régimen de Nicolás Maduro.

La tortura fue perpetrada por oficiales de la DGCIM bajo el mando del mayor Granko Arteaga”, señala el informe publicado en septiembre de 2020.

Estados Unidos también lo tiene en la lista de funcionarios de Maduro sancionados.

Desde hace varios años Granko y sus hombres aparecen como viejos aliados del ELN en Colombia. Así ha quedado en evidencia en correos electrónicos en poder de Noticias Caracol.

«Llegaron dos generales de tres soles a ponerse (SIC) al frente del operativo del helicóptero, uno es de artillería y el otro es Rafael Hernández Dalas. El mayor que va a estar al frente de las operaciones ya tiene contacto directo con nosotros».

Quien escribe es alias Pablito, uno de los jefes del ELN en Venezuela, quien está dando instrucciones en 2017 a uno de sus subalternos. El general Hernández a quien se refiere es el comandante de la Guardia Presidencial y director de Contrainteligencia Militar, es decir, el jefe directo de Granko. Junto a esta comunicación hay decenas de correos en donde además hablan de operaciones conjuntas y negocios de narcotráfico.

“Con los amigos de alambrada acer (SIC) la campaña sobre este general y la cantidad de coca que nos está pidiendo, y ganar o estrechar la relación con los mandos subalternos».

Esta estrecha relación entre la contrainteligencia militar venezolana y el ELN fue evolucionando con los años y se mantiene hasta hoy. De hecho, ha servido para realizar operaciones conjuntas en territorio colombiano.

Uno de esos casos fue el secuestro en marzo de 2021 del teniente Franklin Caldera en Cúcuta. El oficial venezolano, buscado por el régimen y señalado de conspirar contra Maduro, fue secuestrado por el ELN y entregado al DGCIM, como lo reveló Noticias Caracol.

Una operación calcada a la que ocurrió en diciembre de 2023 con el capitán Ángelo Heredia, secuestrado cerca de Cúcuta por la guerrilla y entregado a la inteligencia militar venezolana.

Estos documentos de la propia inteligencia venezolana demuestran la cantidad de espías de Granko y de la DGCIM que han sido enviados y han operado desde Colombia en alianza con el ELN y organizaciones criminales.

Las operaciones de Granko por fuera de Venezuela lo han puesto en la mira de las agencias internacionales. Documentos secretos del Comando Sur de Estados Unidos lo señalan como el jefe de operaciones ilegales en Colombia y otros países de Suramérica:
“Las operaciones de inteligencia desarrolladas por Venezuela en territorio colombiano son direccionadas desde la sección cono sur de la dirección general de contrainteligencia militar (DGCIM), la cual está liderada por el coronel Alexander Granco, conocido con el alias Mano Negra.

Granko y la DGCIM no solo han enviado agentes a Colombia y se han aliado con el ELN. Según este documento, la contrainteligencia venezolana ha contratado peligrosas bandas criminales para labores de espionaje y especialmente cacería de desertores y opositores.

«Se ha determinado que su modus operandi consiste en el empleo de bandas criminales, como las bandas Yeiko y Melean. Estas tienen injerencia en las ciudades de Bogotá, Ibagué, Cúcuta y Barranquilla«.

El documento secreto, dirigido al almirante Graig Faller, hasta hace poco jefe del Comando Sur de Estados Unidos, señala además cómo actúan las estructuras criminales bajo órdenes de la DGCIM.

«Se logró determinar que un oficial de grado capitán de la DGCIM, conocido como ‘Ezequiel’, es el encargado de realizar los requerimientos de inteligencia a los integrantes de las estructuras delictivas antes mencionadas para que realicen vigilancia, seguimiento e intimidación a opositores políticos venezolanos radicados en Colombia”.

Otro informe reservado en poder de Noticias Caracol, esta vez de la Agencia Federal de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) dirigido a la fiscalía general, también advierte de esa relación entre la inteligencia venezolana y organizaciones criminales en Colombia:

«Nuestra agencia obtuvo información relacionada con una organización criminal extranjera en territorio colombiano que podría estar adelantando actividades relacionadas con el tráfico de drogas y recolectando información relevante de entidades del gobierno y bases de datos de las fuerzas militares, lo que supone un riesgo para la seguridad nacional».

La organización a la que se refieren es el Tren de Aragua, la misma responsable del secuestro y el asesinato del teniente Ronald Ojeda en Santiago de Chile.

La misión de la ONU que investiga las violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela expresó su preocupación por todo este tipo de acciones ilegales instigadas por el propio presidente Nicolás Maduro.

“El presidente pidió que se active la furia bolivariana. Tal y como indicó anteriormente la misión, la llamada furia bolivariana ya se tradujo en marzo de 2020 en una multitud de actos de hostigamiento y ataques contra personas de la oposición. Ahora parece repetirse el mismo patrón de represión violenta”, cuestionó Marta Valiñas, presidenta de la misión.

Granko es la punta de lanza para realizar todo tipo de acciones ilegales dentro y fuera de Venezuela.

Estos hechos dejan muchos interrogantes. ¿Sabe el Gobierno Nacional que desde Colombia se desarrolló este tipo de cacería de desertores y opositores del régimen de Maduro? ¿La información que recibió Maduro sobre los conspiradores fue entregada al régimen por agencias de inteligencia colombiana?

El pasado 22 de marzo Nicolás Maduro se refirió por primera vez a esas supuestas conspiraciones en su contra:

“Este año también querían asaltar un cuartel también en San Cristóbal. Los descubrimos, ¿gracias a quién?, a Dios, al pueblo de Colombia que nos apoya, que nos ayuda con sus datos. Gracias a esos colombianos y colombianas que nos apoyan en todas las ciudades: Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cúcuta, Santa Marta, Riohacha, mucha gente que nos quiere en Colombia, sobre todo mujeres. Y gracias a la inteligencia y la contrainteligencia de Venezuela. Gracias al Sebin, al Dgcim, a la Policía Nacional Bolivariana. Este año hemos descubierto, por lo menos, por ahora, dos conspiraciones”.

Después de escuchar a Nicolás Maduro queda una pregunta final: ¿El Gobierno tiene conocimiento del accionar de los agentes de inteligencia del régimen en territorio colombiano en complicidad con grupos criminales?

Noticias Caracol consultó al ministro de Defensa, Iván Velásquez; al comandante de las Fuerzas Militares, general Heider Giraldo, y al director de la Dirección Nacional de Inteligencia, Carlos Ramón González, pero no se refirieron al tema.

 

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email