Lula y presidente del TSE quieren convertir la censura en ley

En el encuentro que sostuvo este jueves Luiz Inácio Lula da Silva con magistrados del Tribunal Superior Electoral (TSE), el juez Alexandre de Moraes, quien dirige este organismo, aprovechó para pedirle al presidente electo de Brasil un proyecto de ley para regular las redes sociales. De esta manera, el polémico funcionario que durante la campaña favoreció al candidato izquierdista con las restricciones impuestas a los medios y las plataformas digitales y posterior a la elección dio la orden de criminalizar a todo el que cuestionara el resultado electoral, ahora avanza en su arremetida contra la libertad de expresión para convertir la censura en ley.

El magistrado alega que «el régimen democrático y el Estado de derecho están bajo amenaza», según publicó la prensa brasileña. Es por ello que propone la regulación que –según el procedimiento– corresponde al tribunal y a la sociedad civil presentar un anteproyecto, el cual debe contar con el aval del Ejecutivo, tomando en cuenta que el gobierno del Partido de los Trabajadores se posesiona el próximo 1 de enero.

La propuesta surge como respuesta a lo que el magistrado considera «noticas falsas». Pero vale recordar que durante la campaña apeló al discurso de las llamadas «fake news» para prohibir que se calificara a Lula da Silva en los medios y las redes sociales como «ladrón», «corrupto» o «exconvicto», cuando pagaba dos condenas por corrupción y le fueron anuladas por el Supremo Tribunal Federal (STF), dominado por magistrados de ideología izquierdista incluyendo a de Moraes, únicamente por tecnicismos procesales relacionados con la territorialidad del caso y recusaciones al juez que lo sentenció, pero no porque se haya determinado su inocencia.

Convertir la censura en ley

Como parte del supuesto combate a la desinformación, en un periodo de 36 horas se eliminaron un total de 1,8 millones de cuentas en Telegram, plataforma utilizada principalmente por el presidente Jair Bolsonaro y sus seguidores.

Para ir un paso más allá, Alexandre de Moraes puso como ejemplo a Google para justificar la regulación que pretende imponer en las redes sociales. «No es posible que estas plataformas sean consideradas empresas de tecnología y no empresas de medios. Google gana 12 veces más que todo el sistema de Globo y no es castigado en absoluto, como si allí no pasara nada».

La regulación a la libertad de información en un gobierno de Lula da Silva se veía venir. Al menos en nueve ocasiones ha mencionado desde noviembre de 2019 su intención de regular los medios tradicionales e Internet. Ahora Alexandre de Moraes le presenta la solicitud en bandeja de plata.

El diputado más votado fue silenciado

Con la censura impuesta por Alexandre de Moraes se han visto afectados incluso congresistas, como el caso del diputado Nikolas Ferreira, el más votado en la historia de Minas Gerais con 1,5 millones de votos. Pero pese a su popularidad, el máximo tribunal ordenó silenciar sus cuentas en territorio brasileño por haber pedido que se investigaran presuntas irregularidades en las elecciones.

Para probar el nivel de censura, Ferreira publicó una receta para hacer flan en su cuenta de Instagram, donde tiene 6,1 millones de seguidores y, tal como suponía, recibió un bloqueo absurdo. La cuenta del diputado en Twitter sufrió una restricción similar. En esta plataforma tiene 1,9 millones de seguidores, pero por orden del juez de Moraes no puede ser vista en Brasil.

Lo que se ha implementado de manera individual por órdenes de un magistrado pretende convertirse en ley para darle marco jurídico a la censura mediante este proyecto que sin haber asumido el poder ya le fue solicitado a Lula.

Por Mamela Fiallo Flor
Panampost | 12-11-2022

+               +               +

Noticias relacionadas

 

 

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones