Medellín con la revocatoria de su alcalde

A pesar de toda la parafernalia desplegada por la Alcaldía para minimizar la avalancha del descontento que cunde en la capital de la Montaña contra su gestión, es lo cierto que todos los sectores, desde los más populares hasta la dirigencia empresarial, se han puesto de acuerdo para desfenestrar a este maléfico burgomaestre, indigno de ocupar tan delicado cargo.

Ahora es el Q´HUBO,(1) popular medio de prensa, el que desnuda la realidad que se vive en la ciudad, enumerando las causas que han dado origen a este imparable movimiento para revocar el mandato de “Pinturita”. En su edición del pasado domingo que se agotó en pocas horas,  publica un extenso reportaje titulado “Los peros contra Daniel Quintero”. Siguen las redes informando sobre la campaña por la revocatoria y cada día se suman más voluntarios que desean convertirse en líderes para lograrla. En el website cuya dirección es : http://alianzareconstruccioncolombia.org/revocatoria-alcalde-de-medellin/, diariamente se registran más y más voluntarios en forma espontánea y entusiasta.

Así seguirá la campaña hasta el mes de enero, y cuando el comité coordinador de la campaña reclame los formularios en la Registraduría, nos volcaremos a recoger las firmas para la solicitud oficial de votación sobre la revocatoria del mandato de este alcalde que nunca debió ser elegido.

(1) www.qhubo.com/epaper/medellin/viewer.html?publication=Medellin&date=18_10_2020#page/6

La Redacción, 21/10/2020

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta