Orden interno y soberanía, en grave peligro

Solo el binomio pueblo-Fuerzas armadas puede salvarnos; el pueblo representado por sus nuevos y honestos gobernantes, con el apoyo constitucional de  militares y policía.  Bajo las amenazas del innombrable,   soberanía,  democracia y  libertad  están en peligro. Que no lo ignoren  nuestras gentes en uso legítimo de las armas.

Las fuerzas armadas de la Republica de Colombia, están constitucionalmente bajo la tutela del jefe de estado, quien es su comandante supremo. Nuestro Ejército Nacional, la Armada, la Fuerza aérea y la Policía,  a pesar de la posición pusilánime de los dos  últimos gobernantes, saben que su doctrina se  fundamenta en la constitución nacional. Deben preservar orden interno y soberanía, amenazados ambos por el narco-comunismo  dictatorial, importado y disfrazado de neo socialismo.

El pueblo soberano también lo sabe, aunque  parece temeroso de confrontarlo desde su incredulidad perniciosa.  Hoy tambalea el orden público y la soberanía, con las tramoyas del registrador nacional, que le obsequio tres curules en el senado a la izquierda y puede repetir la dosis en las presidenciales. Así Duque avale la  actitud  de Vega,  diciendo que nuestro sistema electoral es confiable, la desconfianza creada por lo ocurrido el trece de Marzo es inmensa.  El cinismo del registrador es inconmensurable.  ¿Para quién trabaja Vega?  ¿A quién beneficiaron con su escrutinio? ¿De dónde sacó tan pésimos jurados? ¿Los entrenaron mal por descuido? O lo hicieron a propósito.

Y de ñapa, la opinión de  los medios prepago y las redes sociales  se vuelca  de manera favorable hacia las propuestas descabelladas del Pacto Histórico, que puso como candidata a la vicepresidencia una persona que es  una víctima más del engaño constante de la dialéctica de la izquierda. Victima obligada ayer en el Cauca  a tomar las armas en las filas del ELN, pero que hoy después de una corta carrera política,  sin sonrojo justifica la muerte de unos niños cerca de un CAI en Bogotá, con un argumento agresivo y violento; dice Francia que los CAI son un objetivo militar valido, por lo cual no debieran estar cerca de un colegio, o dentro de un vecindario habitado por simples ciudadanos.

Menos mal  ya contamos con el liderazgo de Federico Gutiérrez  y Rodrigo Lara. Con sus iniciativas y voluntad,  desenmascaremos al CNE y a al registrador, comprados por el tal pacto histórico. Y con sus iniciativas  prácticas, con una  manera de  sentir, pensar y actuar con coherencia, demostradas  como alcaldes de Medellín y Neiva, el voto por ellos fluye con lógico raciocinio. Fico habla de reconciliación, el otro de venganza, Lara da ejemplo de civismo y honradez, pues  como médico participaba en acciones cívico militares en favor de la población rural del Huila, mientras la jovenzuela beligerante empuñaba las armas para subyugar regiones bajo el imperio de su propia justicia revolucionaria, sin discriminaciones, a  veces contra el pueblo.

Solo el binomio pueblo Fuerzas armadas puede salvarnos; el pueblo representado por sus nuevos y honestos gobernantes, con el apoyo constitucional de  militares y policía.  Bajo las amenazas del innombrable,   soberanía,  democracia y  libertad  están en peligro. Que no lo ignoren  nuestras gentes en uso legítimo de las armas.

Por Oscar Alberto Díaz G., El Diario, Pereira, https://www.eldiario.com.co/opinion/orden-interno-y-soberania-en-grave-peligro/, 2 de abril de 2022

Nota.- Los subrayados al texto son nuestros.

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones