“Perspectivas de izquierda y derecha para las elecciones de 2022”

La Fundación Excelencia, Liderazgo y Transformación realizó el primer conversatorio titulado “Perspectivas de izquierda y derecha para las elecciones de 2022”

En desarrollo del seminario geopolítica y conflictividad, el 15 de febrero de 2021, la Fundación Excelencia, Liderazgo y Transformación realizó el primer conversatorio titulado “Perspectivas de izquierda y derecha para las elecciones de 2022”, en el cual se analizaron los siguientes aspectos:

A 13 meses de las elecciones para el congreso de la república y a 15 meses de la elección para el presidente de la república, el ambiente preelectoral no solo es de confusión sino de incertidumbre, porque como se ha vuelto costumbre desde la época anterior al Frente Nacional, previo a cada jornada electoral se suman de manera intensa diversos factores.

Para el periodo 2022-2026 la sumatoria incluye elementos geopolíticos mundiales y regionales, la situación de crónica conflictividad interna matizada con violencia política, el desbalance de elementos constitutivos de las campañas electorales, los puntos clave que al parecer caracterizarán el entorno electoral del año 2022, y desde luego las áreas específicas en las que se debe trabajar para reorientar el rumbo del país.

I. Entorno geopolítico

En el entorno geopolítico mundial, regional y local influyen entre otros los siguientes aspectos:

1. Efectos económicos Covid 19

Sin duda los efectos de la pandemia no solo afectarán los discursos de los candidatos y la participación de votantes, sino que al afectar los flujos económicos y la capacidad financiera de millones de ciudadanos, incidirá en la asistencia a las urnas y la inclinación política por la que se vote.

De remate, el enorme boquete fiscal que ha causado la pandemia, afectará los bolsillos de los contribuyentes y el flujo de caja de los empresarios que generan empleo.

2. Línea política de Biden

Las trascendentales decisiones de Joe Biden durante las primeras semanas de su gobierno, casi todas enfocadas en deshacer todo el proyecto político de su antecesor, infieren habría ventajas escénicas para la izquierda colombiana esencialmente proterrorista y defensora de la impunidad contra los criminales del Eln y las Farc.

Esto, debido a que la política de la administración demócrata hacia Colombia, podría ser laxa e imprecisa frente a la lucha contra el narcoterrorismo, el flujo de migrantes venezolanos, las eventuales conversaciones con el Eln, las relaciones con los gobiernos de izquierda, el plan Colombia, la lucha contra las drogas, las exigencias en temas de derechos humanos, etc.

3. Retorno de gobiernos de izquierda en el continente

El retorno de gobiernos de izquierda Argentina, Bolivia y como dijo el “compañero Ernesto Samper” en el Foro de Puebla “vamos a recuperar el gobierno de Ecuador”, es en conjunto un asunto preocupante, porque la izquierda continental promueve las marchas juveniles y apoya todas las acciones legales e ilegales, tendientes a desestabilizar los gobiernos no comunistas del hemisferio, en desarrollo de los planes estratégicos de la dictadura cubana.

El caso de México es más preocupante porque nunca ha sido clara, ni concreta la posición del gobernante marxista Andrés López Obrador, quien con sus actuaciones ambivalentes en la lucha contra el narcotráfico y su cercanía ideológica con los comunistas armados y desarmados del continente, convierte a México en un paraíso, para que amplios sectores de la izquierda aliados con los carteles de las drogas, conspiren contra Colombia, y con mayor razón, durante las elecciones.

4. Irán-Rusia China

La presencia del triángulo Irán-Rusia China en Venezuela legitimando el narcogobierno de Nicolás Maduro, es una amenaza cuádruple para Colombia y para la transparencia electoral, porque Venezuela es cómplice y aliado de las Farc, que pueden sabotear las elecciones en màs de 250 municipios colombianos; Irán puede multiplicar la presencia de terroristas de Hizbolá que inclusive se podrían distribuir por todo el territorio colombiano con la complicidad del régimen venezolano.

Rusia seguirá vendiendo armas y aprovechándose del petróleo y el oro de Venezuela, podrá continuar haciendo espionaje en Colombia e inclusive sabotear las elecciones con intervenciones electrónicas ilegales.  Y China, seguirá absorbiendo el control comercial y la capacidad económica de Venezuela.

Así, Colombia queda en la mira geoestratégica de Rusia y China, y si gana la izquierda colombiana carente de sentido patriótico, las dos potencias podrían tener patente de corso para apropiarse por medios geopolíticos, de fuerza y de baratijas comerciales chinas, de sectores estratégicos del país.

No es especulación sino un escenario con impredecibles consecuencias para la seguridad nacional, la prospección de los dos mares, y de la Amazonía.

5. Fortalecimiento del narcotráfico

El indudable crecimiento y fortalecimiento del negocio del narcotráfico, demostrado con estadísticas a partir del segundo gobierno de Juan Manuel Santos en 2014, sumado a la alianza con las guerrillas comunista de las Farc y el Eln que también son carteles de narcos, es un componente geopolítico que incidirá en muchas regiones del país, en los resultados de las elecciones para parlamentarios y residenciales.

6. Segundo fallo de la Haya

El impredecible segundo fallo de la Corte Internacional de La Haya, en torno a la espuria demanda del narco régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, mediante el cual el sátrapa de Managua pretende que mediante otro oscuro fallo de fronteras marítimas, que favorezca los intereses geoestratégicos de China en el Caribe, al extender la plataforma continental de Nicaragua hasta cerca a la bahía de Cartagena en Colombia.

El primer fallo proferido en 2012, que pretende robar 75.000 km² de mar territorial colombiano, fue siniestro y trapacero gracias a la deshonestidad del eterno embajador nicaragüense en La Haya, con la circunstancia agravante que mediante un acto cuestionable, Juan Manuel Santos atendió la segunda demanda con los mismos “ineptos internacionalistas” que perdieron la primera demanda, y como reflejo de su gran visión estratégica, reforzó el equipo de “expertos perdedores” con un abogado experto en derecho disciplinario colombiano.

II. Situación interna

1. Recesión económica y pandemia

La creciente recesión económica derivada de la pandemia, incidirá con tendencia negativa en la decisión de muchos votantes, que desesperados por la difícil situación, podrían ser presa de populistas manipuladores.

2. Limitación por virtualidad para campañas

La limitación para hacer las campañas electorales en forma presencial aumentará la virtualidad, aspecto en el que las juventudes serán decisorias, con la circunstancia agravante que la izquierda está mejor estructurada y tiene múltiples organizaciones clandestinas y abiertas, dedicadas a desfigurar la historia, legitimar a los terroristas, y construir imaginarios de salvadores del país a los candidatos de izquierda.

3. Fake news en las redes

La multiplicidad de fake news en las redes, genera divisiones y fortalece más a quienes están empoderados de los segmentos poblacionales juveniles, en los que escasean el raciocinio y la sindéresis. Y si la izquierda tiene mayor presencia en las redes y con mensajes emocionales, la balanza de la tendencia electoral, podría favorecer a los comunistas armados y desarmados con todos sus cómplices.

4. Diálogos con el Eln y “protesta social”

Si en la etapa final de su gobierno Iván Duque decide reiniciar diálogos con el Eln, tal acción sería un salto al vacío, pues mientras su partido estaría pesando en eventual pero improbable prolongación de  su periodo gubernamental a seis años o la continuidad de un heredero suyo en el cargo, sin lugar a dudas los comunistas armados y desarmados al lado de sus cómplices continuarán con la “protesta social”, que tan buenos frutos ha dado a sus planes estratégicos de desestabilización y caos político.

5. Todos contra Duque

La salida del closet de Benedetti y Roy Barreras en el Todos contra Duque, promoviendo la ilegal e inexistente revocatoria del presidente de la república, demuestra que para la ancestral corruptela politiquera colombiana, nunca importa el destino del país, ni la prospección geopolítica colombiana. Importan sus intereses personales y punto.

Pero además, tampoco es claro cual es el proyecto político-estratégico del eventual sucesor de Duque en su partido, pues no hay ninguno de ellos a quien “le quepa el país en la cabeza”, pero tampoco hay un programa de gobierno atado a la visión geopolítica, a la altura de las soluciones necesarias frente a lo esbozado en los riesgos geopolíticos que corre el país.

6. ¿Unidad? de la izquierda

Aunque la izquierda armada y desarmada no está unida, pues nunca lo ha estado a pesar de comulgar con los mismos preceptos ideológicos y procedimentales, lo cierto es que sus jefes, están estructurando y orquestando un bloque de complot contra Colombia, con el soñado deseo de fortalecer la continentalidad de la lucha que les enseñó Fidel Castro, y de paso llevar al país a un escenario paradisiaco de la política similar al de Venezuela.

Entre los comunistas armados y desarmados inmersos en causar todo tipo de daños a Colombia, hay visiones diferentes, no de objetivos. Y la autodenominada derecha ha hecho muy poco para contrarrestar la nociva presencia propagandística y de difusión ideológica del marxismo cultural.

7. Falta de foco de la derecha

Es evidente que falta foco en la derecha, porque no hay programas a largo plazo ni defensa de las ideas liberales entre las juventudes. Los comunistas armados y desarmados asumieron la iniciativa estratégica en este campo, mientras que los autodenominados partidos de derecha, están alejados de esta realidad, afincados en tradicionales métodos politiqueros de corrupción, amiguismo y componendas.

8. Desinformación y baja cultura política

En términos generales, es enorme la desinformación y la baja cultura política de los colombianos, por lo tanto, se prevé la reiteración de conductas fraudulentas como compra de votos, componendas y engaños de siempre a los electores.

III. Análisis de las Fortalezas en campañas electorales

9. Inmigración venezolana

 El presidente duque se anticipó a los hechos y concedió el Estatus Temporal a los inmigrantes venezolanos que se encuentran en situación irreglamentaria en territorio colombiano. No obstante, los múltiples problemas sociales, laborales, financieros y de seguridad ciudadana o seguridad nacional que surjan de este segmento poblacional, incidirá en las campañas electorales.

A manera de ejemplo, se evalúan algunos aspectos medulares de los periodos electorales, basados en las evidencias de las elecciones de 2018, y la evolución de los acontecimientos relacionados con la protesta social, el Todos contra Duque y el bajo nivel de formación política de los colombianos.

Izquierda Derecha
Propaganda > <
Trabajo masas > <
Formación cuadros > <
Cargos públicos < >
Organización
Programático ± ±

IV. Asuntos claves de las elecciones de 2022

  1. El Congreso de la República será multipartidista, y la mayoría estará en manos de quien concentre el poder de su arsenal propagandístico no de programas, sobre los puntos analizados en el numeral anterior.
    La tendencia indica que por ahora la izquierda tiene algunas ventajas que gravitan sobre la propaganda, la presencia en las redes, la formación de cuadros y la organización en la que hay un empate de sumatoria cero.
  2. Aumentarán los movimientos políticos antibipartidismo, sin capacidad de influir en la lucha entre la izquierda y los partidos de derecha.
  3. Las juventudes están alienadas especialmente por la izquierda que con base en la propaganda, colmada de mensajes de odio, incitación a la violencia disfrazada de presencia social, y la inestabilidad e incertidumbre que generan la pandemia, la crisis económica, la insuficiencia de fuentes de empleo, la desinformación y la actitud contestataria consustancial a su edad.
  4. La “Derecha” que por ahora es mayoría en el poder ocupando la mayor parte de la burocracia oficial, continúa apegada a las prebendas y el populismo que por siempre ha estado atado a múltiples actos de corrupción, que por extensión, ha causado muchos daños y atrasos al desarrollo integral del país.
  5. La izquierda muy inclinada a legitimar el narcoterrorismo comunista contra Colombia, está plagada de corrupción, populismo y violencia, irá en bloque no unida, porque jamás podrán estar unidos, pero si causar muchos daños y atrasos al desarrollo integral del país

El país seguirá sin evolucionar que se necesita un proyecto de Estado no un presidente mesiánico, para seguir en lo mismo. De remate habrá muchos candidatos. Todos sin programas serios y proyectados en el tiempo, cargados de discursos populistas y más demagogia.

V. Áreas para trabajar en defensa de la democracia

  1. Sea cual fuere el resultado de la elección presidencial es necesario llegar con una bancada importante en el congreso, con el fin de controlar que las decisiones del órgano ejecutivo se ajusten a lo que conviene a la proyección geopolítica del país, y no a los intereses de la izquierda armada y desarmada o a sus reconocidos cómplices
  2. Los concejos de juventud son un escenario de actividad política sobre el cual es necesario enfilar esfuerzos, para ir formando futuros dirigentes políticos, estructurados en la visión de lo que necesita Colombia, no sometidos a la manipulación comunista de la violencia y el atraso, ni a los engaños de la corruptela con la que quienes dicen ser de derecha manipulan a sus votantes, mientras sacan prebendas a granel.
  3. La bancada que llegue al congreso, debe llevar proyectos de Estado visualizados a largo plazo. Caudillismos y liderazgos de grupos pequeños solo conducen a prolongar la corrupción, la politiquería y el oportunismo.
  4. Ante la desinstitucionalización de los partidos tradicionales, la creciente erosión del partido de gobierno, la falta de foco de la derecha, las ventajas electorales que ha adquirido la izquierda, la ausencia de proyectos programáticos y la inexistente visión de objetivos de Estado, es imprescindible que el primer paso para avanzar en la solución de los complejos problemas descritos, es la construcción de un partido propio, que articule la reserva moral del país, es decir la sumatoria de las reservas de las cuatro Fuerzas Armadas con millones de ciudadanos ajenos a la politiquería tradicional, que por su naturaleza quieren opciones diferentes.

Por Luis Alberto Villamarín Pulido, , 16/02/2021,

http://www.luisvillamarin.com/conferencias/1951-Perspectivas%20de%20izquierda%20y%20derecha%20para%20las%20elecciones%20de%202022

Acompáñanos a derrotar la izquierda castro-chavista, rescatar el plebiscito que nos fue robado,
erradicar el narcotráfico y reformar a fondo la Justicia,
afiliándote ya a
www.alianzareconstruccioncolombia.org

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Demasiado tarde…

A sólo 10 días de la primera vuelta electoral para elegir Presidente, no se percibe en la opinión de los colombianos una

Leer más »

Deja una respuesta