¿Se esfumará la tranquilidad en las calles durante el cuatrienio Petro?

Sin pelos en la lengua, el equipo del supuesto presidente Petro ha prometido serias reformas que impactarán severamente la tranquilidad en las calles de nuestra Colombia.  Decimos ‘supuesto’, por aquello de las inconclusas y muy delicadas investigaciones por fraude electoral en que esta incurso y por el extraño desinterés de los grandes medios al respecto. Veamos panorámicamente, como quien viaja en helicóptero, las reformas que se proponen implantar:

1. Despenalizarán muchos delitos menores para mermar el hacinamiento carcelario. Nestor Osuna, Minjusticia actual, muy orondamente ejemplifica así la risible, delirante y utópica propuesta de la nueva ‘justicia restaurativa’ que remplazará a la vieja ‘justicia vindicativa’: “… una persona que le roban el celular se siente restablecida si le devuelven su celular; el agresor tendría que darle un celular nuevo e indemnizarlo con seis meses de factura del celular

Con el mismo argumento e intención, mermar el hacinamiento carcelario, pretenden excarcelar miles de detenidos y presos imputados por delitos menores.

2. Desde su programa de gobierno, Petro propuso convertir a Colombia en la promotora de la legalización consensuada, a escala universal, de las drogas alucinógenas dizque con la intención de acabar la violencia y el narcotráfico. Para él, esos dineros legalizados podrán irrigar la economía de los campesinos y catapultar el desarrollo económico de la nación. ¿No recuerda esto la escalfriante y poderosa narco-democracia soñada por Pablo Escobar?

En la actual legislatura, al menos dos congresistas del ‘Pacto Histórico’, Gustavo Bolivar y Juan Carlos Losada, dan los primeros pasos en este sentido presentado sendos proyecto de ley para legalizar la marihuana recreativa o despenalizar su porte.

3. En coherencia con lo anterior, Petro ordena detener la ‘fallida guerra contra as drogas’. Dentro de su nuevo enfoque, ordena suspender la erradicación forzada de los cultivos ilícitos y advierte que se propone liberar a obreros rasos del negocio narco: cultivadores, mulas…

4. Petro propone negociaciones de paz o de ‘acogimiento’ con el ELN, disidencias guerrilleras, clan del Golfo, narcos y hampa organizada. Para los primeros se espera que replique algo en la línea de los extraordinarios premios otorgados por el acuerdo Farc-Santos. Para los segundos se ingeniarían formas varias de ‘acogimiento’ judicial. A esto lo bautiza como su ‘propuesta de paz total‘.

5. Finalmente, Petro se propone implantar en Colombia el desarme total:Pienso que hay que eliminar incluso hasta los permisos especiales de porte de armas. Solo que tan genial idea se impondrá exclusivamente sobre las víctimas, sobre las personas de bien, dado que los criminales de todo pelambre compran fácilmente, sin requisitos ni burocracia, cualquier tipo de arma en el gigantesco mercado negro engendrado por narcoguerrillas y el hampa organizada.

De tal forma que las personas amenazadas o bajo riesgo, por su trabajo, ingresos, o zona en que viven, quedarán absolutamente inermes para defenderse. Pintarán así, en nuestra Colombia, el cuadro perfecto para provocar la subienda de todas las formas de crimen.

6. A lo anterior hay que sumarle la fractura en la línea de mando de la Fuerza Pública y de la Policía generada por la severa purga del mando efectuada por el supuesto presidente Petro. La incertidumbre impera en sus filas. Muchos buscan la forma de acomodarse al nuevo régimen sin traicionar sus conciencia, ni la Constitución. Esto se traduce, por ejemplo, en la inaudita y criminal indecisión de la Policía local en cara a la ola de invasiones que se está desatando por todo el país.

Así las cosas, una vez visualizado este panorama, una vez palpado el radical ímpetu de los anhelos petro-comunistas, termino con dos simples preguntas:

Por este camino… ¿sobrevendrá la ‘paz total’ o la ‘ruina total’?
¿La deriva violenta del sicariato selectivo en las zonas cocaleras y de las invasiones de tierras se desbordará también sobre nuestras ciudades y casas?

En cualquier caso, amigo lector, nunca, nunca desfallezcas!

Ante Dios Todopoderoso, ante Nuestro Padre y Señor, cualquier gigante es menos que nada!

Lucha, lucha con denuedo. Y confía… ¡La justicia y la calma siempre volverán!

Juan Carlos Ariza Gómez
Presidente Alianza Reconstrucción Colombia

+            +            +

Apreciado lector, permítanme insertar, para la prueba, este increible botón:

Indignante: criminales robaron un colegio en plena clase dos veces el mismo día

Eliana Mejía Ospino | Especial para El Tiempo
Delincuentes encapuchados ingresan armados e intimidan a estudiantes y docentes. FOTO: Cortesía El Pilón

Momentos críticos de inseguridad viven las instituciones educativas del municipio de Bosconia, (Cesar), tras los reiterados casos de robo, por parte de varios delincuentes quienes han ingresado a los salones a robar en plena jornada educativa.

El más reciente caso, ocurrió el pasado viernes, en la institución educativa San Juan Bosco, cuando en la jornada de la mañana delincuentes ingresaron armados a un salón de clases e intimidaron a la docente y estudiantes quitándoles sus pertenencias.

Luego en la jornada de la tarde, ingresaron nuevamente con las mismas intenciones, pero algunos estudiantes trataron de impedirlo, al punto que un joven de 14 años resultó herido en su rostro y en su mano derecha, tras ser agredido por uno de estos bandidos con un destornillador al oponerse que le quitaran el celular.

EL joven quien se encuentra atemorizado aún, fue llevado a un centro de salud, en donde le curaron las heridas y fue dado de alta horas más tarde.

“Esto se da por el tema del microtráfico que se está manejando alrededor de los colegios, entran personas encapuchadas con armas de fuego y armas blancas intimidando a los niños y a los maestros, hay muchas maestras que han sido manoseadas por ellos”, sostiene Daniel De La Rosa, presidente de veeduría Lupa Ciudadana.

La situación es tan alarmante que el veedor asegura que muchos niños venden drogas alrededor y dentro de la institución.

Alrededor de dos mil estudiantes estudian en el San Juan Bosco, desde preescolar hasta bachillerato, en las dos jornadas una de mañana y otra de tarde.

Denuncia además que la institución ha quedado sin computadores y sin tableros electrónicos, porque se los han ido robado poco a poco. Mientras que los docentes y alumnos vienen siendo despojados de dinero, celulares y pertenencias.

Protestaron para exigir seguridad

Esta situación obligó a la comunidad educativa a protestar este lunes, en las instalaciones de la alcaldía para exigirle al mandatario Edulfo Villar Estrada, más seguridad, quien en una mesa de trabajo con ellos se comprometió a realizar un estudio de seguridad alrededor de los colegios e inspeccionar con la Policía cada hora.

Este jueves, los estudiantes vivieron momentos de angustia tras los enfrentamientos con arma de fuego que se registraron tras persecución de la Policía a unos bandidos.

De La Rosa relata, que este flagelo de inseguridad también se vive en los colegios San Martín y María Auxiliadora y en los planteles educativos de las veredas de Loma Linda y Puerto Lajas, este último quedó sin computadores.

El tema de seguridad en el municipio se extiende hasta la zona comercial, aseguran que hay 54 cámaras de seguridad que dejaron de funcionar y piden que les realicen manteamiento para tener un poco de tranquilidad.

Inquilinos dentro del colegio

A esta problemática se suma, las denuncias realizadas por el consejero de juventudes de este municipio Wilker Puente, que dentro de la institución se encuentra una vivienda en la que habita una familia, quienes en ocasiones realizan parrandas vallenatas mientras los estudiantes se encuentran en jornada escolar.

Además, de que uno de los inquilinos se torna agresivo y ya ha tenido varios altercados con los padres de familia.

Se conoció que el rector de la institución Crisóstomo Ortiz, confirmó que comenzaron a cumplirse los compromisos con el alcalde de la implementación del servicio de celaduría y de aseo, mientras que la familia será desalojada.

Por su parte, el alcalde Edulfo Villar Estrada, asegura que es conocedor de la problemática de la falta de cerramiento de la institución, inseguridad y de drogas, los cuales vienen de hace muchos años, el problema ahora es la falta de recursos.

“Este año se priorizó el colegio Carlos Restrepo porque se encuentra en una situación difícil y los problemas son mucho mayores y les hice el cerramiento, con ellos (San Juan Bosco) había acordado hacerlo el próximo año”, puntualizó.

También, le pidió al rector liderar entre la comunidad educativa la marcha del ladrillo, con el fin de recolectar unos tres mil ladrillos y concientizarlos a que pueden hacer parte de la solución.

+            +            +

Temas relacionados acaecidos trás ascensión de Petro al poder
Los niños que todavía son reclutados por las bandas armadas
El Amazonas, la coca y los incendios de los “interculturales”
Extorsión y hurto a personas, los delitos de alto impacto que más crecen este año  
Clan del Golfo secuestró a siete campesinos en Antioquia
‘Tren de Aragua’ y hurto callejero  
¿Está alborotada la inseguridad en el parque de Belén, Medellín?
Audios | Delincuentes se burlan de cómo le dan escopolamina a sus víctimas
Ladrones roban hasta refrigerios de Amor y Amistad en centro infantil de Cali
Video: Empleado de una tienda evitó robo a una mujer con un bebé en brazos 
Crece el sicariato en Colombia. ¿Qué hacer?

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones