Símbolos del chavismo estuvieron presentes en la toma de posesión de Petro

Durante el discurso de investidura, que duró cerca de cuatro horas, Petro mostró claras similitudes con el libreto que Hugo Chávez manejaba en sus alocuciones. Entre ellas destacaron la utilización de símbolos étnicos, la referencia de Simón Bolívar y varias propuestas de gobierno.

“Aquí está como en el recorrido de mi existencia, el pueblo. Las manos humildes del obrero, aquí están las campesinas y las que barren las calles. Aquí están los corazones del trabajo, las ilusiones de quien sufre, aquí están las mujeres trabajadoras que me han abrazado cuando decaigo, cuando me siento débil, el amor al pueblo, a la gente que sufre excluida, es el que me tiene aquí para unir y construir una nación”.

El párrafo anterior pudiera ser una cita de cualquier discurso del difunto Hugo Chávez, pero estas palabras las pronunció Gustavo Petro durante su toma de posesión para el período presidencial 2022-2026, el pasado domingo, 7 de agosto.

La llegada de Petro al poder resulta un hecho histórico en Colombia, pues es la primera vez que la izquierda alcanza la presidencia en 200 años.

No fue el único pasaje donde el presidente Petro hizo recordar a Chávez, a Maduro y otros líderes de la izquierda latinoamericana. Los elementos del libreto no dejaban de aparecer y sobre todo los venezolanos no dejaban de pensar en 1998. La lista incluye al menos cinco elementos que detallamos a continuación:

La espada de Bolívar

La primera puntada bolivariana que dio Petro en su discurso como presidente, fue la orden a la Casa Militar de que la espada de Simón Bolívar estuviera presente en la ceremonia, como símbolo de su lucha guerrillera con el movimiento M-19.

“Esta espada… quiero que nunca más esté enterrada, que solo se envaine cuando haya justicia en este país. Es la espada del pueblo. Por eso la queríamos aquí. En este momento y en este lugar. Quizá para todos los presidentes, cuando se posesionen se vuelvan un objeto que los acompañe siempre”, dijo Petro.

Fueron incontables las veces que Hugo Chávez desenvainó la espada de Bolívar como símbolo de poder y devoción por el libertador. Con solo hacer una búsqueda en internet, se puede observar que el arma ha estado en manos de Rafael Correa, Cristina Fernández, Néstor Kirchner, Evo Morales, Muammar Gaddafi, Vladimir Putin, Fidel Castro y hasta el esgrimista Rubén Limardo.

La espada de Bolívar tenía un alto valor simbólico para la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), de la que Gustavo Petro fue militante en su juventud.  El robo de la espada fue el primer acto del M-19, Cuando el 17 de enero de 1974, la robaron de la Quinta de Bolívar, una casa museo en el centro de Bogotá donde estaba en exhibición.

La pieza fue devuelta por el M-19 al Gobierno colombiano con ocasión de su desmovilización tras firmar un acuerdo de paz en 1990, durante el Gobierno del entonces presidente Virgilio Barco, y desde ese momento permanece en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Un libreto que se repite

Gustavo Petro durante su investidura hizo énfasis en la «segunda oportunidad» que ahora tiene Colombia con la llegada de la izquierda al país y algo similar resaltaba Chávez en casi todos sus discursos cuando aseguraba que el socialismo era el camino y que la derecha «nunca más» volvería a gobernar en Venezuela.

«Quiero decirles que hoy empieza nuestra segunda oportunidad, nos la hemos ganado. Su esfuerzo valió y valdrá la pena, es la hora del cambio», fue otra costura bolivariana que mostró Petro en su toma de posesión.

Gustavo Petro fijó su lucha en en la inclusión social, equidad de derechos entre hombres y mujeres, la paz y la protección de los recursos naturales. Prometió cuidar de la vejez, la niñez, de la discapacidad y de los marginados. También afirmó que iba a luchar contra la violencia, la corrupción y la inseguridad.

«Es un despropósito y una amoralidad, no naturalicemos la desigualdad y la pobreza (…) Somos unas de las naciones más desiguales socialmente de todo el planeta y esa es una aberración que no podemos continuar si queremos ser una nación y vivir en paz», afirmó Petro.

El mandatario colombiano indicó que la reforma tributaria es la primera y más urgente de las cosas que desea hacer, la misma, podría ser presentada ante el Congreso ya esta misma semana.

Aumentar el recaudo de impuestos que provendrá de las personas más adineradas de Colombia, simplificar el sistema tributario y luchar contra la evasión, son los principales cambios que se anticipan.

Las propuestas de gobierno de Petro, se asemejan a las implementadas por Hugo Chávez desde el inicio de su mandato y que luego su sucesor, Nicolás Maduro «ha tratado» de continuar. 

Al igual que Chávez mostraba una gran admiración por Ernesto Ché Guevara, político y guerrillero cubano, Gustavo Petro también muestra cierta afinidad por Carlos Pizarro, quien fue su compañero en la guerrilla y cayó asesinado en 1990 cuando era candidato presidencial.

Tanto es, que el nuevo mandatario fue investido por la hija de Pizarro, la senadora María José Pizarro, quien con una evidente alegría y lágrimas en los ojos,  le puso la banda presidencial al sucesor de Iván Duque. 

En reiteradas ocasiones, el recién electo presidente también ha mostrado su admiración por Fidel Castro. En una entrevista realizada por Univisión,  Petro afirmó que Fidel ayudó en gran medida al M-19 y que en Cuba se entrenaron las tropas guerrilleras.

Tras conocerse los resultados de las elecciones en Colombia en la primera vuelta, Petro se dirigió a la nación y en su discurso aseguró que no atentará contra la empresa privada y exhortó a los empresarios a “escoger” entre las dos opciones existentes.

“Yo le digo aquí al empresariado temeroso con el que dialogué muchas veces (…) yo les diría bueno ha llegado el momento de escoger, yo lo que le propongo al empresariado, es justicia social y estabilidad económica”.

La cita resulta familiar para los venezolanos y también para los cubanos. En el año 98 Chávez juró que no iba a nacionalizar ninguna empresa privada y también invitaba al capital extranjero a invertir en el país.

“No hay intención de nacionalizar absolutamente nada, incluso hemos dicho, nosotros estamos dispuestos a darle facilidades, aún más de las que hay, a los capitales privados internacionales para que vengan aquí a invertir (…) Tenemos un proyecto bastante ambicioso que necesitará de la empresa privada”, dijo Chávez en el año 1998.

Inclusión de las mujeres 

Una buena señal es que las mujeres adquirieron un rol protagónico en los compromisos que tiene Petro en los próximos cuatro años de gobierno.

«Gobernaré con y para las mujeres de Colombia», subrayó el nuevo presidente que se comprometió -de nuevo- a crear un Ministerio de Igualdad que encabezará la vicepresidenta Francia Márquez. «Queremos igualdad real y seguridad para que las colombianas puedan caminar tranquilas y no temer por sus vidas», dijo.

Roy Barreras, nuevo presidente del Congreso de Colombia, pronunció un discurso alineado con las tesis del nuevo Gobierno y subrayó que se trata de “un quiebre histórico encarnado en un hombre y una mujer”, en referencia a la carismática vicepresidenta Francia Márquez, ambientalista de 40 años.

De igual forma hizo Chávez cuando en el año 2000, impulsó a la visibilización y protagonismo de las mujeres y puso a varias de ellas en altos cargos que antes, solo eran operados por hombres.

Unión cívico militar

«Los helicópteros y los aviones, las fragatas, no sirven para bombardear o disparar, también sirven para crear la primera infraestructura de la salud preventiva del pueblo colombiano», dijo Petro en referencia a la unión cívico militar.

En junio de 2022, cuando aún estaba en campaña, en entrevista para El País.es, Gustavo Petro en aras de suavizar sus relaciones con los militares y policías, reconoció el “valioso aporte” de la mayoría de los uniformados a “la construcción de una Colombia más humana” y delineó una propuesta de transformación de la fuerza pública en la que les promete, entre otras, mejores oportunidades para acceder a vivienda, salud y educación.

Sobre esto, es importante mencionar que Hugo Chávez creó el Plan Bolívar 2000, programa que incluyó la inclusión de más de 40 mil soldados al servicio de actividades sociales. 

Simbolismos indígenas 

La idea de la pluralidad y la inclusión de los pueblos indígenas quedó bien representada en la toma de posesión de Petro. Entre los invitados estaban presentes representantes indígenas y trajes típicos de algunas regiones para darle identidad a millones de colombianos excluidos históricamente.

El ministro del Interior, Alfonso Prada, recibió la bendición de Edgar Alex Tisoy Tisoy, exgobernador del Cabildo Mayor Inga Santiago.

«Bendecimos a nuestro presidente, a nuestra vicepresidenta, a los congresistas, que nuestros ancestros los bendigan y los protejan. Con toda la sabiduría espiritual saldremos adelante», dijo Tisoy.

Desde el inicio de su mandato, Hugo Chávez visibilizó a los pueblos indígenas de Venezuela, creando misiones sociales al servicio de estos grupos étnicos que hacen vida en varios estados del país. En Venezuela cada 12 de octubre se conmemoraba el día de la raza, pero desde el año 2002, el entonces presidente declaró a la fecha como el día de la resistencia indígena.

RunrunEs | 9-08-2022

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones