Uribe pide toque de queda, ejército a las calles y deportación de extranjeros

Uribe pide toque de queda, ejército a las calles y deportación de extranjeros

Desde su prisión domiciliaria, el expresidente se pronunció frente a las protestas en todo el país y con este trino pide tomar fuertes medidas por parte de las autoridades

El ex presidente Álvaro Uribe, desde su prisión domiciliaria, utilizó su cuenta de Twitter para pedir medidas más fuertes por parte de las autoridades para enfrentar las oleadas de protestas que se viven en diferentes ciudades del país a causa del asesinato del abogado de 44 años Javier Ordoñez en la madrugada del 9 de septiembre.

En el mensaje pide claramente tanquetas militares en las calles, toque de queda a nivel nacional, deportación de extranjeros, entre otras cosas.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta