Es una constante que se repite siglo trás siglo: las riendas de la historia las suelen manejar minorías radicales y disciplinadas que entregan sus vidas, en la mayoría de los casos, a oscuros ideales.

Durante décadas, muy silenciosa y pacientemente, el social-comunismo estuvo permeando y/o enmermelando todo el sistema internacional de justicia. Ellos todavía no son mayoría en estos tribunales. Pero… sí son una minoría grande que, de hecho, los subyuga. ¿Cómo? Gracias a su sincronización y disciplina, a su radicalidad y al manejo extorsivo de los rabos de paja de los demás magistrados.

Algo similar han hecho con los poderes claves en diversas naciones. Han inflitrado y corrompido a los medios, a la educación, al clero católico (teología de la liberación), al ejecutivo, al legislativo… Hay que dejarlo claro, allí tampoco son mayoría.

El comunismo fracasó en lo fundamental: conquistar el corazón de los pueblos

Las izquierdas no son mayoría electoral, nunca lo han sido y ¡nunca lo serán! El torpe sistema socialista que pregonan y el catastrófico resultado de sus gobiernos (Cuba, Nicaragua, Venezuela, etc) han logrado provocar una creciente e invencible repugnancia en el corazón de la mayoría de los seres humanos. ¡La izquierda está lejos, muy lejos, de conquistar el corazón de los pueblos! En esto estriba su irremediable y fundamental fracaso . ¡Por favor no pierdan esto de vista!

Asi las cosas, a la internacional socialista le tocó tragarse un grandísimo sapo, le tocó resignarse a ejecutar una muy peligrosa operación: invadir la casa de noche, y por la puerta de atrás.

Fiel al espíritu de Maquiavelo y de Lenín, la ‘Revolución’ viene trabajando, con palpable desespero, en aquello de ‘si no logras triunfar con la verdad, hazlo con la mentira. Si fracasas conquistando el corazón del enemigo, intriga. Intriga sin descanso para dividir, intoxicar, confundir, engañar. Intriga… hasta lograr un quirúrgico transbordo de las mentes de los cobardes y desprevenidos burgueses’

Si los pueblos manipulados toman conciencia del experimento al que estan siendo sometidos, a la ‘Revolución’ le saldrá el tiro por la culata. Sobrevendrán olas de creciente indignación que podrán dar al traste con decenios de paciente infiltración marxista. Sobrevendrán reacciones capaces de reconstruir, en mayor o menor profundidad, el tejido moral, social y jurídico de nuestras perturbadas naciones.

Tras la pandemia de hambre, el comunismo pretende provocar un salpullido universal de bogotazos con la esperanza de causar «el fin del capitaloceno», el fin de la era capitalista

Y aquí estamos. Trás la pandemia mundial de desempleos y hambre provocada por esas cuarentenas irracionales, y extremistas, implantadas a partir del terrorismo informativo sobre Covid-19, los mentores de la izquierda mundial intentan dar un paso más amplio que el alcance de sus piernas. Han desplegado una verdadera maniobra de guerra: el cerco de los infiltrados! Qué peligrosa y deseperada movida!

De forma repetina, fulminante y sincronizada vienen ‘estallando’ salpullidos de ‘bogotazos’ por todo el orbe. Primero en EUA (black live matter), luego en Francia (chalecos amarillos) y hoy en nuestra Colombia..

El demonio de odio petro-chavista ha sido liberado en contra de nuestra conservadora Patria. Marchas de vándalos comandados por un puñadito de agitadores profesionales (guerrilleros desmovilizados + venezolanos chavistas + pandilleros mercenarios) humillan a una Policía, maniatada para reaccionar, mientras que, con absoluta impunidad, incendian y destruyen todo a su paso: bancos, centros comerciales, sistemas de transporte

Timiza, Bogotá, nos ofrece la fórmula para una reacción salvadora

📍 En medio de los disturbios de la noche anterior en la localidad de #Kennedy, la comunidad se reunió frente al CAI de Timiza en una cadena de oración para pedir frenar la violencia y proteger la vida. pic.twitter.com/BbPiqju6AM

— Secretaría de Seguridad BOG (@SeguridadBOG) September 10, 2020

En Timiza, localidad Kennedy, sur de Bogotá, colombianos expontáneos y decididos resolvieron proteger a su CAI (Centro de Atención Inmediata de la Policia), evitando su destrucción y desviando a los ‘valientes’ terroristas encapuchados. ¡Qué interesante reacción!

La bondadosa y aguerrida población de Timiza ha mostrado a Colombia entera el camino a seguir: rodear a las autoridades a través de frentes de seguridad comunales para autodefender nuestras vidas, nuestros hijos, nuestros bienes públicos… nuestra Patria.

Mucho me temo que la demagógica prohibición de usar armas, a la policía de Bogotá, proferida por la alcaldesa Claudia Lopez, y la -hasta ahora- timorata reacción del presidente Duque provocarán un volcán de autodefensas barriales, comerciales, industriales, rurales… Las consecuencias serían impredecibles!

La pasiva reacción de las autoridades provocaría un nuevo bogotazo

Ahora bien, es obvio que, si se perpetua esa pasiva reacción de las autoridades ante la hordas terroristas, por tibieza o por simpatía, presenciaremos un nuevo bogotazo.

A las autoridades, ejecutivas y judiciales, no les queda otro camino que APLICAR LA LEY CON FULMINANTE DECISIÓN, como lo hiciera el presidente Carlos Lleras en 1970: declarar el Estado de Conmoción Interior, capturar, judicializar y castigar severamente a los policías y terroristas que resulten claramente responsables.

Juan Carlos Ariza Gómez, Alianza Reconstrucción Colombia, 12/09/2020

Descarga aquí los artes para impresión de pendones