500 mil rodolfistas mueven sus redes para convertir clicks en votos

La campaña de la Liga también articula a 140.000 voluntarios de WhatsApp con la misión de que los reenviados se conviertan en tarjetones a favor del ingeniero.

Al comienzo de la campaña Rodolfo Hernández se describía en Twitter como “el rey del TikTok”. Integrantes de su equipo han detallado que el centro de su estrategia seguirá siendo lo digital. FOTO EFE.

A las 7 de la noche del domingo se citaron vía zoom los seguidores de Rodolfo Hernández para definir la estrategia de la última semana de campaña para la segunda vuelta en la que el ingeniero de 77 años disputará la Presidencia contra el senador Gustavo Petro.

Hernández, el candidato digital que por estos días tiene una agenda mayoritariamente privada porque asegura estar amenazado, corre la recta final de esta contienda con los zapatos de los clicks, los reenviados y los memes que espera lo lleven a la Presidencia.

Esa era una convocatoria para, literalmente, miles de personas, pero asistieron 300.

El líder de la Liga de Gobernantes Anticorrupción cuenta con un ejército de 140.000 seguidores, quienes están conectados en grupos de WhatsApp. Hay otros 1.720 que se sumaron a una lista de difusión de Telegram con un solo objetivo: recibir la información de la campaña para luego replicarla a sus contactos.

Desde el espectro digital coordinan caravanas rodolfistas, se articulan para darle “me gusta” a publicaciones de Twitter y Facebook y hasta gestionan cadenas de oración en las que declararon una “guerra espiritual para salvar a Colombia”.

Las cuentas de la tropa cibernética de Rodolfo Hernández van más allá de esas 140.000 personas que invitan sus contactos a unirse a un formato multinivel que mezcla el marketing digital con la política. El aspirante también tiene medio millón rodolfistas inscritos en su página web de la plataforma Wappid.

“Si una sola persona de rodolfistas punto com comparte su red, ya tenemos otro medio millón de votos”, apuntaron en la video llamada de Zoom.

Las cuentas del pelotón con “RH+” –una sigla que se volvió su emblema de campaña– son más que un montón de números de teléfono articulados por un medio digital, pues ellos son la base de Hernández para terminar de sumar votos para el 19 de junio.

La prueba estuvo en el encuentro por Zoom del domingo en la que se trazaron dos tareas para antes del 19 de junio: difundir la filosofía del ingeniero, desmentir los mensajes de las bodegas petristas y crear contenidos nuevos.

El objetivo es que esos integrantes de los chats de WhatsApp se conviertan en tarjetones con la equis en la fotografía del candidato.

La campaña está apelando a los indecisos y a convencer a quienes planean votar en blanco de tomar una postura porque, como lo ha detallado la misma Marelen Castillo, la fórmula del ingeniero: “El voto en blanco no es la solución para Colombia”.

El candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción apenas aterrizó de regreso en Colombia el sábado, tuvo un refuerzo en su esquema de seguridad por parte del Ministerio del Interior como respuesta a las intimidaciones y está enfocado en hacer Facebook Live.

El creador de todo ese sistema de clicks por votos es Andrés Cabrera, el coordinador nacional de voluntarios. Conoció al candidato en 2005 cuando hizo un trabajo de la universidad en la constructura HG –la compañía de la familia Hernández que administra su esposa Socorro Oliveros– y en abril de 2021 se unió a un grupo de Facebook de seguidores del ahora candidato. Ese es el núcleo del despliegue actual.

Lo que comenzó como un voluntariado terminó como un trabajo. Cabrera cuenta que desde entonces ha intercambiado mensajes directos con cerca de 14.000 personas y asegura que es imposible saber con exactitud cuántos chats de WhatsApp hay.

Un ejemplo es que, a pesar de que en las cuentas de la campaña hay unos 700 grupos, este diario tuvo acceso al chat de Bogotá número 1.638. La ola digital rodolfista es difícil de dimensionar.

El boom de las conversaciones digitales era una papeleta que había guardado el equipo para la segunda vuelta. “La estrategia es la misma que venimos usando en la primera para que la gente siga compartiendo contenido. Los usuarios son activos digitales de voluntarios”, afirma Cabrera.

Las fichas ya están sobre el tablero y solo la votación del 19 de junio mostrará si ese arsenal de seguidores virtuales se convierte en un ejército de votos válidos en las urnas.

14/06/2022 | EL COLOMBIANO, La Linterna Azul.

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones