“Alejandro Gaviria es el gran responsable de que Colombia esté nadando en coca”: senador Carlos Felipe Mejía

El senador también dijo que en 2022 Santos pretende gobernar nuevamente a Colombia en cuerpo ajeno. Así mismo, denunció que los jóvenes de la primera línea “son Petros en potencia”.
Alejandro Gaviria y el senador Carlos Felipe Mejía. – Foto: SEMANA.

SEMANA: ¿Cómo ve la candidatura de Alejandro Gaviria?

Carlos Mejía (C. M.): Si el país quiere que Colombia recorra el camino del socialismo que han recorrido otros países, pueden votar por un señor como ese, o tantos otros que hay ahí amigos de Santos, llegando hasta Petro. Hay que hacer reflexiones sobre el señor Alejandro Gaviria: primero sale a decir que no es el candidato de Santos, cuando, por supuesto, es hechura de Santos: trabajó con él, es el responsable de las 250.000 hectáreas de coca que hay hoy. Fue él, como ministro de Salud, quien prohibió las fumigaciones con glifosato. Él es el gran responsable de que este país esté nadando en coca. Entonces, imagínese lo que nos esperará con ese señor: no serán 250.000 hectáreas, sino un narcoestado donde se privilegiarán los cultivos de coca. Él es el gran autor de eso con las Farc y Juan Manuel Santos…

SEMANA: ¿Realmente usted cree que Colombia puede convertirse en un narcoestado?

C. M.: Pues si siendo ministro de Salud logró que de 43.000 hectáreas pasáramos a 250.000, no sé qué podrá hacer como presidente. Haga los cálculos: solo Quindío tiene 180.000 hectáreas, entonces no sé cuántos departamentos de Quindío se convertirían en cultivos de coca con ese señor de presidente.

SEMANA: ¿A usted y a la derecha qué les preocupa más: Petro o Alejandro Gaviria?

C. M.: Más que las personas, es la ideología que terminan representando no solo ellos dos, sino muchos otros que se unirían. Yo lo que creo es que ni siquiera son ellos dos, son todos los amigos de Santos. Mire el listado de precandidatos presidenciales, uno diría que son demócratas, pero no… son santistas y usted sabe qué es lo que representa Santos.

SEMANA: ¿A quiénes se refiere?

C. M.: Ahí hay dos exministros de Hacienda de Juan Manuel Santos, ellos terminarían con un modelo muy parecido al del expresidente.

SEMANA: Alejandro Gaviria dice que él no tiene jefe político…

C. M.: Sí, él es un buen discípulo de Juan Manuel Santos. Obviamente, siempre tendrá a la opinión pública con mentiras y esa es la primera: decir que no tiene nada que ver con el expresidente. Por supuesto que es hechura de Santos, se parece mucho a él, son muy amigos.

SEMANA: En ese orden de ideas, ¿Juan Manuel Santos pretende volver a gobernar al país en cuerpo ajeno en 2022, según usted?

C. M.: No le quepa la menor duda de toda la estrategia que hay. Es esa operación avispa, esa multiplicidad de candidatos y precandidatos amigos de Santos. Es una estrategia del expresidente para volver a gobernar a Colombia y aplicar el mismo modelo que utilizó durante sus ocho años. Eso sería una tragedia para Colombia. El pueblo ya lo vivió, él es un presidente que engaña y que utiliza el poder para torcer resultados en las urnas, como ocurrió con el plebiscito y las elecciones presidenciales. Todo el mundo lo sabe, lo dijo el ‘Ñoño’ Elías, su gerente de campaña, y él completamente impune y con ganas de seguir gobernando al país con sus aliados.

SEMANA: ¿No le preocupa a usted que el bajonazo de popularidad de Duque le quite puntos a la derecha de cara a 2022?

C. M.: El presidente Iván Duque, y en eso tenemos que ayudar mucho nosotros en las regiones, tiene que contarle al país cómo le ha cumplido a Colombia sus promesas de campaña. En eso ha faltado comunicación. Por ponerle un ejemplo: Caldas. Nunca en la historia hemos tenido tantas inversiones como en estos tres años del presidente Duque: el aeropuerto del café, que se hace realidad después de promesas incumplidas desde hace 40 años, infraestructura, obras en todas partes. En la medida en que eso se haga, la imagen del presidente va a subir…

SEMANA: Cambiemos de tema, ¿por qué dice que los jóvenes de la primera línea son Petros en potencia?

C. M.: Este país debe hacer una reflexión muy grande sobre lo que ha venido ocurriendo con estos señores que terminan siendo perdonados en sus delitos y les dan elegibilidad política. Es un pésimo mensaje y eso se ha potencializado con los mal llamados Acuerdos de Paz de La Habana. Digo yo que la primera línea son unos Petros en potencia porque qué dirá un muchacho colombiano: ‘Yo me rebelo, monto un grupo al margen de la ley, me alzo en armas, mi grupo va e incendia el Palacio de Justicia, asesina e incinera a colombianos, incluidos magistrados. Al final me van a perdonar todo y me dan las garantías y después puedo ser congresista, alcalde, senador y hasta presidente”. Yo sí creo que muchos de esos muchachos de la primera línea pueden ser Petros en potencia que sueñan con seguir la carrera de Gustavo Petro, que es una vergüenza…

SEMANA: Pero, ¿qué hacer con la primera línea?, se convirtió en el gran dolor de cabeza en algunas ciudades…

C. M.: El problema de la primera línea es que hay unos alcaldes que defienden la ideología del socialismo y son los de las principales ciudades del país. Ellos le apuestan a esa estrategia de desestabilización que produjo tan buenos resultados en Chile. ¿Dígame por qué un alcalde serio permite 25 manifestaciones en un solo día? Pues no, ellos autorizan 20 marchas el mismo día porque saben que la fuerza pública no puede controlar eso. Ellos se prestan para que se promueva ese escenario de caos, de bloqueos, protestas y vandalismo que termina generando dificultades para el país y los ciudadanos.

SEMANA: Recuerdo que usted fue de los más insistentes en decretar la conmoción interior…

C. M.: Cuando empezaron los bloqueos le pedí al presidente Iván Duque que decretara la conmoción interior para que removiera a esos alcaldes que no estaban tomando las medidas necesarias para preservar el orden y la seguridad de las ciudades. Ellos son parte de la estrategia, eso quedó claramente demostrado, sobre todo en Cali.

SEMANA: ¿Cómo así que los alcaldes son parte de la estrategia? Es una denuncia fuerte.

C. M.: Es que las cosas hay que decirlas como son. Si ellos quisieran que no pasaran esas cosas no permitirían una sola marcha por una sola vía. ¿Por qué permiten 20? Porque así generan el caos. Alcaldes de izquierda que promueven el socialismo y privilegian este tipo de manifestaciones, pues eso lo vimos en Cali, en Bogotá y en Medellín, aunque en esa ciudad no se alcanzó a salir el tema de las manos. Últimamente da la impresión de que los alcaldes están reaccionando porque, a raíz de los daños causados por los bloqueos, terminaron pagando una cuota de popularidad que les cuesta y les pesa (…) Por eso, en ese momento había que aplicar la conmoción interior, la Constitución le da esa herramienta al presidente: remueva temporalmente a un alcalde que no se esté prestando para que haya orden en su ciudad. Si hubiera sido yo el presidente, decreto la conmoción interior y remuevo, por lo menos, al alcalde de Cali.

SEMANA: ¿Le parece bien eso?

C. M.: Eso está en la Constitución, el Estado de conmoción interior se puede usar, no es inconstitucional.

Semana, 1/09/2021

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Pensar en grande

Claramente, alguien va a tener que pagar estos altos costos logísticos y sin duda alguna seremos los consumidores. Se nos viene una

Leer más »

Contrarrestando

En una emboscada asesinan vilmente a unos soldados de la patria que hacían regular ronda rural; casi al tiempo mientras dos policías

Leer más »

El Ateo Chileno

Así denominan en las redes sociales a Alejandro Gaviria, el enésimo candidato a la presidencia para el próximo cuatrienio, a raíz de

Leer más »

Deja una respuesta