Autoridades destruyen gigantesco complejo del ELN que producía mensualmente 5 toneladas de coca

Gracias a acciones desarrolladas en conjunto entre la Fiscalía General y el Ejército Nacional se logró hace pocos minutos la destrucción de un gigantesco complejo cocalero del ELN.

Gracias a acciones desarrolladas en conjunto entre la Fiscalía General y el Ejército Nacional se logró hace pocos minutos la destrucción de un gigantesco complejo cocalero del ELN.

El complejo cocalero estaba ubicado en Cumbitara en el departamento de Nariño. Allí, operaciones del Ejército y la Fiscalía, con información de la DEA lograron su ubicación.

De acuerdo al Ejército el complejo producía al mes 5 toneladas de coca.

El Nodo, 01/11/2020

Acompáñanos a derrotar la izquierda castro-chavista, rescatar el robo del plebiscito, erradicar el narcotráfico y reformar a fondo la Justicia, afiliándote ya a www.alianzareconstruccioncolombia.org

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta