Ciudadanos recuerdan los crímenes de Benkos Bioho, jefe terrorista del Bloque Efraín Guzmán de FARC posesionado como “Congresista de Colombia”

Biohó estuvo a la cabeza de los procesos de degradación narcotraficante y terrorista del pacífico colombiano en cabeza de las FARC. A finales de los 90, pasó del Frente 19 en la Sierra Nevada para al frente 34 en el Chocó.

Con ocasión de la ausencia en el congreso del narcotraficante de alias “Iván Marquez” favorecido por  los acuerdos de la Habana, se ha posesionado esta semana en el congreso el peligroso terrorista de FARC Israel Zuñiga, reconocido con el alias Benkos Bioho, antiguo jefe narcotraficante del Bloque Efraín Guzmán.

Biohó es una de los terroristas más sanguinarios del bloque de las FARC, cercano a las operaciones y el grupo dirigido por el cabecilla de alias “Timochenko”.

Entre sus prontuario se incluye el fusilamiento de hasta 11 militantes de las FARC, en una operación criminal cometida en la zona del Chocó y Antioquia.

Biojó es uno de los cabecillas terroristas más influyentes en el área de operación narcotraficante de las FARC, adhiriéndose activamente al comando de las zonas rurales desde la década de los 90. Por su importancia, al momento de haberse incluido en el listado del grupo narcotraficante en el Congreso de la República, fue ubicado en la 6ta posición de lista, a pesar de que las FARC no se sometieron a los términos establecidos en el derecho electoral colombiano.

Biohó también estuvo a la cabeza de los procesos de degradación narcotraficante y terrorista del pacífico colombiano en cabeza de las FARC. En concreto,  a finales de los 90, pasó del Frente 19 en la Sierra Nevada para al frente 34 en el Chocó.

Algunas de sus declaraciones más radicales en contra de cualquier proceso de desmovilización con el Estado se remontan al año 2016, donde afirmaba:

“La postura de las Farc sobre todo aquello que se haga fuera del marco de la mesa es la misma: No es vinculante para con nosotros. Si se revisa la Agenda General de negociaciones establece que los mecanismos serán concertados de manera bilateral. Lo que se adopte desde el Congreso no nos vincula ni nos obliga. Debe acordarse conjuntamente en la mesa”

A lo que agregaba a la fecha:

“Lo que se aprobó en el Congreso de la República ; Reforma a la Ley de Orden Público,  son cárceles a cielo abierto. No son para un tránsito sino para concentración, según lo plantearon ellos. Lo que nosotros estamos planteando son zonas de tránsito donde hemos convivido históricamente con las comunidades, son zonas para implementar e impulsar el desarrollo. Esas zonas se utilizarían para que la guerrilla o excombatientes puedan hacer el tránsito de la acción armada a la acción política”

El Nodo, 30/09/2020

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta