Como informó Hispanidad, en Cuba, el pasado 11 de julio tuvo lugar una multitudinaria protesta contra la dictadura comunista por parte del pueblo, cansado de más de 50 años de falta de libertades, represión y hambre.

En la agencia Zenit, el padre Alberto Reyes denunciaba: “En este momento hay dos fuerzas muy grandes en tensión. Por una parte, creo que mi pueblo se ha cansado definitivamente de la farsa social de un país feliz y orgulloso de su sistema político. Creo que es un momento en el que la gente siente profundamente que es necesario un cambio radical, un cambio de sistema y no sólo cambios puntuales”. “Por otro lado”, continuaba Reyes, “están el miedo y el instinto de conservación. La represión del gobierno ha sido y está siendo brutal y muy agresiva. Están literalmente sembrando el terror. Y eso tiene también mucha fuerza. Siendo realistas, cualquiera de las dos fuerzas podría imponerse, pero pase lo que pase, yo sí creo que vamos definitivamente hacia un cambio social y político. Podrá demorar más o menos, pero el gusto por la libertad ha entrado ya en nuestras venas”.

Pues bien: parece que se impone esta segunda fuerza, la de la represión, y que la tiranía comunista cubana se resiste a morir, pues el día de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, la dictadura detuvo a periodistas y opositores, entre ellos Guillermo Fariñas.

Fariñas es conocido por las numerosas huelgas de hambre que ha mantenido en protesta contra el régimen cubano

Entre las detenciones de este 8 de septiembre se cuentan las de los activistas María Elena Mir, coordinadora nacional de la Red Líderes y Lideresas de Cuba (Rellic); además de las retenciones del periodista Héctor Valdés Cocho y del fotógrafo Dariem Columbié, informa 14ymedio.

El primer acto represivo se denunció alrededor de las nueve de la mañana con la detención de Fariñas, Premio Sájarov del Parlamento Europeo 2010. El activista se encontraba en su casa, ubicada en la ciudad de Santa Clara, hasta donde llegaron agentes de la Seguridad y “se lo llevaron”, denunció su madre, Alicia Hernández.

Fariñas es conocido por las numerosas huelgas de hambre que ha mantenido en protesta contra el régimen cubano. La última de ellas, la número 25, tuvo lugar en 2016 y se prolongó por 54 días para pedir el cese de la represión contra los disidentes, recuerda 14ymedio.

Así que la dictadura comunista se resiste a morir…

HISPANIDAD, 09/09/2021