Cumplido el plan estratégico de Farc para la toma del poder

 

 

 

 

 

 

 

Iván Duque y Joe Biden, ambos soristas y pro acuerdos de FARC

 

Lo que mañana van a presentar Iván Cepeda y Sanguino, con el apoyo del gobierno de Iván Duque, no es nada más ni nada menos que el cumplimiento definitivo del Plan Estratégico de las FARC para la toma del poder

Antes de la firma del acuerdo, Inteligencia militar le informó al entonces presidente Juan Manuel Santos, que los narcoterroristas de las FARC tenían listo ya un proyecto de reforma a las Fuerzas Militares

Eso no era secreto. Lo publicamos en Periodismo Sin Fronteras y advertimos que estas conversaciones con los bandidos marxistas, iniciadas en el gobierno de Álvaro Uribe,  formaban parte de la columna vertebral del plan del Foro de Sao Paulo para Colombia.

Aun a sabiendas de eso, tanto Santos como su ministro Juan Carlos Pinzón, Humberto de la Calle, el general Mora, el general Naranjo, Rafael Pardo, Luis Carlos Villegas, Frank Pearl, Sergio Jaramillo, y demás delegados del gobierno, dijeron que ese punto de la reforma del Ejército por parte de las FARC era un tema que los militares leales a la Constitución jamás iban a permitir. Juan Carlos Pinzón se dedicó a visitar las guarniciones militares para jurarles que eso jamás se haría, Santos anunció a los cuatro vientos que ese tema no se tocaría, y Álvaro Uribe y el Centro Democrático dijeron que esa era una línea roja que jamás iban a permitir que se cruzara.


Sergio Jaramillo, Humberto de la Calle y el General Mora Rangel 

Pero Uribe y el CD mintieron de nuevo. No solo tenían conocimiento de que las FARC ya tenían listo el proyecto de reforma de las Fuerzas Armadas, sino que, además, callaron y siguieron adelantando y estableciendo los acuerdos Santos-FARC en este gobierno de Iván Duque.

Inteligencia militar informó tanto a Santos como a Uribe de la existencia del proyecto. Yo lo conocí antes de la firma. Todos lo sabían. Era un secreto a voces: secreto que incluía el texto escrito de esa reforma comunista para dar el puntillazo final a nuestro amado Ejército Nacional de Colombia.

Quedó claro en la firma del esperpento, de la cual se hizo cómplice el General Mora Rangel, representante y “garante” de los intereses de las Fuerzas Militares, que ese tema se dejaría para después de la firma de los acuerdos de paz, y que el siguiente gobierno (que sería el de Duque) se encargaría de implementar ese punto.

Uribe y su bancada del CD reunidos con Petro, Cepeda y las FARC. Terminan de negociar el botín

La información de la existencia de ese proyecto de reforma, la proporcionaron infiltrados de Inteligencia Militar en las FARC y en La Habana. Y esa fue una de las razones por las cuales el General Mejía desató una persecución sin cuartel hacia Inteligencia y Contrainteligencia del Ejército.

Lo que dijeron los infiltrados es que quienes diseñaron los principales puntos de esa reforma fueron Iván Cepeda y Piedad Córdoba, guiados de la mano de Raúl Castro. Lo que las FARC y sus cuadros en el Congreso buscan es:

1- Reforma del Sistema de Inteligencia y contrainteligencia de las Fuerzas Militares. Las FARC ordenan desclasificar las Operaciones de inteligencia y contrainteligencia para, según ellos, “conocer la verdad histórica del conflicto”. “Conocer la verdad”, lo sabemos, es limpiar los crímenes del comunismo en Colombia y elevar a la categoría de mártires y héroes a los terroristas de las FARC y demás grupos comunistas narcotraficantes.  Actualmente, la JEP no ha logrado tener acceso a esos archivos para poder manipularlos y desaparecer lo que no les conviene, y por ello necesitan esa reforma constitucional que les permita lograrlo.


Iván Duque y el narcoterrorista Rodrigo Londoño «Timochenko»

2Reforma al sistema de ascensos. Esto se empezó ya con el lema “Un Ejército multimisión”, un proyecto que se echó a andar en 2011, financiado por Open Society de George Soros y que hace pocos meses, en el gobierno de Iván Duque, se concretó mediante un documento publicado en diciembre pasado.  La misión del General Mejía, como también lo advertimos en Periodismo Sin Fronteras, fue empezar la reforma del Ejército cambiando la ideología del mismo. (Ver artículo acá: General Mejía, cómplice del enemigo).

De igual manera, la tarea que se empezó en 2011, y que se continúa en este gobierno, es sacar de las filas a todos los oficiales que podrían oponerse a esta reforma. Entre ellos, al General Parra. Parte de eso es la tal “operación bastón”, como una estrategia de desprestigio contra esos oficiales anticomunistas. (Ver artículo de Operación Bastón)

Por eso se sostuvo a Mejía en los primeros meses del gobierno de Iván Duque. Era necesario que dejara establecida esa campaña de desprestigio.

Todo este proceso contra el Ejército Nacional y a favor de establecer el Plan Estratégico de las FARC para la Toma definitiva del Poder, ha estado financiado por George Soros

3-Reducir los salarios de los pensionados, oficiales y suboficiales, con el argumento de que “los militares tienen que meterse la mano al dril para apoyar la paz de Colombia.”

4-Venta de los activos estratégicos de los pensionados. Clubes militares, Hotel Tequendama, sedes campestres de militares y sus familias para la recreación. “Esos bienes inmuebles deberán convertirse en ´territorios de paz’, y eso significa que podrán pasar a manos de los bandidos de las FARC mal llamados “desmovilizados”.

5-Venta de grandes extensiones de terrenos y edificaciones de las Fuerzas Militares donde actualmente funcionan las Brigadas, batallones, etc.


Álvaro Uribe posa radiante para la foto con una de las peores asesinas de la historia, perteneciente al grupo terrorista de las FARC, Y llama a «un país fraterno» despreciando el dolor y los derechos de las víctimas 

6-Reforma del sistema de salud de los militares. Las FARC consideran que ese sistema está lleno de muchos “privilegios” que los militares no merecen y, además, es oneroso para la paz. Se contempla acá la venta del Hospital Militar, los dispensarios médicos. Las FARC quieren acabar con el sistema de salud de los militares y que éstos sean absorbidos por el sistema normal de la uribista Ley 100.

Lo que mañana van a presentar Iván Cepeda y Sanguino, con el apoyo del gobierno de Iván Duque, no es nada más ni nada menos que el cumplimiento definitivo del Plan Estratégico de las FARC para la toma del poder.


Convocatoria de Cepeda y Sanguino para dar a conocer el proyecto que las FARC tienen escrito desde hace muchos años para acabar con las FFMM 

Es el plan 2010-2014 que se está cumpliendo al píe de la letra. Es el plan del Foro de de Sao Paulo y la toma del poder planeada por el comunismo internacional desde la Fundación Buen Gobierno. (Lea acá sobre la Fundación Buen Gobierno)

Es el plan del cual han hecho parte los presidentes Pastrana, Uribe, Santos y Duque.  Pensábamos desde estas páginas, hace 10 años, que Uribe no formaba parte de esto. Pero ya tenemos la confirmación de que ha sido, junto a Santos, el gran estratega para la destrucción total de las Fuerzas Militares.


Piedad Cordoba y Uribe, viejos aliados y amigos 

No por nada Uribe jamás ha dejado de ser izquierdista admirador y seguidor de Gerardo Molina, Francisco Mosquera, Fidel Castro, Chávez y Lula. No por nada fue él quien se encargó de quitar el fuero militar a los soldados, inventándose eso de “falsos positivos” para desprestigiar a los mejores combatientes contra los terroristas comunistas.

Los gobernantes colombianos han sido cómplices del terrorismo cubano

No por nada fue Uribe quien nombró a Santos y ahora a Duque para que establecieran el gobierno de transición que sufrimos.

Y no es casualidad que este cilindro bomba se lance mañana.

El 17 de julio de 2020, el Partido Comunista Colombiano celebra 89 años de vida asesinando colombianos.

Ricardo Puentes Melo,@ricardopuentesm,[email protected], 16/07/2020

 

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones