Doña Helena Baraya de Ospina ha partido.

Después de una fructífera existencia, plena de realizaciones y servicios a esta Patria que tanto amó, ha fallecido en Bogotá  doña Helena Baraya de Ospina a la edad de 90 años.

Nos deja un precioso legado a quienes tuvimos la fortuna de contar con su amistad y conocer de primera mano su aguda inteligencia, su acendrado patriotismo y su impresionante vitalidad.

Representa una gran pérdida para los colombianos en esta procelosa coyuntura en la que nos debatimos, pues se ha silenciado una de las voces que con más coraje ha defendido nuestra identidad nacional y el acervo ideológico y cultural que heredamos de nuestros mayores.

Contribuyó con amor y dedicación a Medellín y, en general  a la tierra antioqueña como Gerente de Turantioquia, cofundadora del Jardín Botánico, directora del Departamento de Fomento de Turismo y de la Oficina de Convenciones de Medellín.

Parte de sus desvelos fue la promoción de la orquideología y la difusión a nivel internacional de la orquídea como la joya de nuestra flora.

No alcanzan las palabras para materializar el profundo pesar de que nos deja su ausencia de este mundo. Solo atinamos a expresar nuestra sentida condolencia a su distinguida familia, así como a sus compañeros de labor en el Foro Atenas, en La Linterna Azul y en la Fundación Mariano Ospina Pérez. Que el Señor Todopoderoso la tenga en su Gloria.

Luis Alfonso García Carmona

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Demasiado tarde…

A sólo 10 días de la primera vuelta electoral para elegir Presidente, no se percibe en la opinión de los colombianos una

Leer más »

Deja una respuesta