El cambio no siempre es la panacea

Las elecciones en Colombia se avizoran como históricas. Pues una fuerza de izquierda, liderada por Gustavo Petro, aparece como favorita. ¿Ya cayó en cuenta de la principal consigna? Por si no lo hizo, se la comparto: «El cambio por la vida».

En Colombia se quiere aplicar el mismo libreto del Foro de Sao Paulo que se aplicó en Bolivia, Perú y Venezuela. (Twitter).

El 4 de noviembre de 2006, alrededor de 70 millones de estadounidenses votaron por Barack Obama para presidente de los Estados Unidos. La principal consigna de su campaña fue: «Cambio». Los norteamericanos se dejaron seducir por ese eslogan, pero jamás pensaron que ese cambio era, en realidad, el avance del comunismo en las instituciones republicanas.

Un año antes, el 19 de noviembre de 2005, casi 4 millones de bolivianos acudían a las urnas. De las ocho fuerzas que se presentaron a la contienda electoral, el Movimiento Al Socialismo (MÁS), con Evo Morales y Álvaro García Linera como candidatos, obtenía el 53,72 % de los votos ¿Cómo lograron tan abrumadora victoria?

Primero, destrozando el país desde finales de los años 90, y conspirando contra los gobiernos de Hugo Banzer, Jorge Quiroga y Gonzalo Sánchez de Lozada. Segundo, el Foro de Sao Paulo puso a funcionar toda una maquinaria propagandística ―que incluía a muchos periodistas y medios de comunicación― para posicionar a Morales como el representante del «cambio».

En Bolivia el cambio significó la destrucción de la República, el debilitamiento de la institucionalidad democrática, y la suplantación de la política por el crimen organizado. Todo eso con dramáticas consecuencias para la propia ciudadanía. Por ejemplo, en el Índice de Seguridad y Policía, Bolivia ocupa el puesto 114 entre 127 países de la región, eso nos deja como uno de los lugares más peligrosos del mundo. Ni hablar de la economía, que hoy mismo se encuentra al borde del default.

El 19 de diciembre de 2021, Gabriel Boric fue elegido presidente de Chile ¿Cuál fue su principal slogan de campaña? «Súmate a cambiar Chile».

Obviamente, el cambio consiste en acabar con las instituciones republicanas ―las que considera herencia de Pinochet―, destruir el sistema de pensiones y modificar la constitución. Es decir, el mismo libreto del Foro de Sao Paulo que se aplicó en Bolivia, Perú y Venezuela.

Las elecciones en Colombia se avizoran como históricas. Pues una fuerza de izquierda, liderada por Gustavo Petro, aparece como favorita. ¿Ya cayó en cuenta de la principal consigna? Por si no lo hizo, se la comparto: «El cambio por la vida».

De darse una victoria de Petro, sería la primera vez que un candidato perteneciente al Foro de Sao Paulo gane elecciones en Colombia.

Análogamente a Bolivia, Perú o Chile, el cambio ofrecido por Petro es la expropiación de los ahorros individuales de largo plazo de la ciudadanía, la prohibición de nuevas exploraciones petroleras, o en su caso la estatización al estilo de Bolivia y Venezuela, y la pretensión de quedarse en el poder eternamente (previa modificación de la Constitución).

Daniel Raisbeck, analista de políticas públicas para América Latina del Cato Institute, en una entrevista con El American dijo lo siguiente:

Un triunfo de Petro significaría el fracaso de la piedra angular de la política exterior de Estados Unidos hacia América Latina. Además, La potencial presidencia de Gustavo Petro significaría el fin de la alianza con Estados Unidos y el ingreso de Colombia al eje de La Habana, Caracas y Managua.

Por su parte, Joseph Humire, experto en seguridad global, plantea que China, Rusia e Irán promueven una «Gran Colombia» ―obviamente, dirigida por ellos― para terminar con la hegemonía geopolítica de los Estados Unidos en Sudamérica.

Como vemos, las elecciones en Colombia son vitales para la sobrevivencia de las pocas libertades que todavía quedan en la región.

Queridos colombianos cuidado que el cambio signifique caer en la peor de las tiranías.

Hugo Marcelo Balderrama

Hugo Marcelo Balderrama , Panam Pst Miami, 28/05/2022

Economista boliviano con maestría en administración de empresas y PhD en economía.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta