El lindero ético del petrismo

Foto: El sicario moral

Ha transcurrido cerca de una semana desde que estalló el escándalo de los ‘Petrovideos’, una versión moderna de los ‘narcocassettes’ que sirvieron de sustento probatorio del llamado Proceso 8000 a mediados de la década de los 90 del siglo pasado.

Cada día se conocen nuevas revelaciones, cada una más delicada que la otra. La de Petro no es una campaña política sino un concierto para delinquir. 

Se ha evidenciado que el hombre fuerte de las comunicaciones del candidato socialcomunista, Sebastián Guanumen es el cerebro de la guerra sucia, de los matoneos, de la difusión de noticias falsas y hasta de la utilización de Sofía Petro como herramienta de comunicación política.

Uno de los objetivos de Guanumen fue el columnista de este portal Jaime Arizabaleta reconocido por el alto impacto que tienen sus artículos dominicales y por las tendencias demoledoras que promueve en contra de Gustavo Petro.

No se puede hacer una clasificación respecto de la gravedad de lo que aparece en esos videos, pues todos son delicadísimos. Ocultamiento de hechos delictivos, planeación de alianzas con la mafia, destrucción moral de rivales como ‘Fico’ Gutiérrez, el ingeniero Hernández, Alejandro Gaviria y Sergio Fajardo.

Pero de todo lo que hasta ahora se ha conocido, sin duda lo más escalofriante es la aseveración del asesor Guanumen en el sentido de que la campaña sucia en redes sociales obliga a que los petristas “corran un poco la línea ética”.

Guanumen llegó a esa conclusión luego de que un sicario moral del petrismo llamado Gabriel Ramón Pérez Castellar preguntara si “tenemos algún margen ético”, a lo que el desaforado Guanumen aseguró que: “esta es una campaña de defensa y ataque (…), el objetivo de este grupo no es hacer cosas para la campaña oficial, sino trabajar para trabajar toda la línea lateral de defensa y ataque y esos significa que tenemos que defendernos y atacar (sic), y eso significa que seguramente la línea ética pues se va a correr un poco”. 

Cuando Petro emitió el supuesto ‘manifiesto por una campaña limpia’, en el que se lee (numeral 2) que “haremos una campaña sin descalificar ni agredir a nuestros adversarios”, Guanumen ya estaba comandando a la estructura de sicarios digitales que utilizan las redes sociales para lapidar moralmente al que se les cruce por delante.

Cientos de miles de personas han sufrido las consecuencias de las acciones delincuenciales planeadas y dirigidas por Guanumen quien responde directamente al candidato neocomunista. A esta hora ese criminal sigue sin ponerle la cara a la justicia. Seguramente saldrá de Colombia con la aquiescencia de Petro quien, hay que recordar, también fue el promotor de la fuga del país del delincuente Juan Carlos Montes, autor del video de las bolsas.

@IrreverentesCol,  junio 15 de 2022

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Deja una respuesta

×
×

Carrito