El Nuevo Mapa Político

No deja de ser paradójico que un cuasi octogenario como es el caso de Rodolfo Hernández haya sido el encargado de introducir una nueva forma de hacer política en Colombia.

Mientras sus principales rivales, Petro y Gutiérrez, se dedicaron a hacer proselitismo a la vieja usanza -con manifestaciones multitudinarias, tarimas y demás-, el exalcalde Bucaramanga se concentró fundamentalmente en las redes sociales que utilizan los jóvenes: Instagram y Tik-Tok.

Cuando los medios tradicionales hicieron debates cuya eficacia es muy reducida, Hernández se quedaba en su casa hablando con miles de personas a través de Lives a través de Facebook.

Para muchos, su estrategia comunicacional iba a ser limitada. El resultado de la primera vuelta prueba lo contrario.

Hernández ganó en 13 de los 32 departamentos del país. Regiones apartadas de Colombia, como el Caquetá o Norte de Santander, históricamente uribistas votaron mayoritariamente por él. En el primero, obtuvo el 46.13% y en el segundo el 54.11%.

De acuerdo con los resultados de la primera vuelta, Hernández arranca con ventaja en Arauca, Boyacá, Caldas, Caquetá, Casanare, Chocó, Cundinamarca, Guaviare, Huila, Meta, Norte de Santander, Santander, Tolima y Vichada.

Para recortar la ventaja que le lleva Petro, tiene que concentrarse en dos grandes centros electorales que son definitivos: Bogotá y Antioquia, pues en el occidente y el Caribe colombiano, la ventaja de Petro es prácticamente irreversible.

En cuanto a la capital de la República, Petro quedó en el primer lugar con el 47%, Rodolfo en el segundo con el 22% y Gutiérrez de tercero con el 19%.

Hernández tiene el desafío de, por lo menos, empatar a Petro en el principal centro electoral del país.

Antioquia, donde la ventaja de Fico es ostensible, será la joya de la corona. Allí el Uribismo es muy fuerte. Hernández deberá obtener una ventaja de por lo menos 3 a 1, que en votos reales se traduce a una diferencia de 1.5 millones de votos más que Petro.

El exalcalde de Bucaramanga tiene a su favor el hecho de haberse convertido en el fenómeno político nacional.

Las proyecciones daban a un Petro mucho más fuerte. De hecho, la extrema izquierda le apostaba a ganar en la primera vuelta o, en el peor de los casos, estar por encima del 45%.

Al final de la jornada, Petro quedó a 10 puntos de la mitad más uno de los votos. Una diferencia enorme.

Y muy pocos creían que Rodolfo fuera a pasar a la segunda vuelta. En algunos sectores era visto como un loquito parlanchín e intemperante y en otros como una opción sin discurso político alguno.

Hoy, el viento sopla a su favor y eso le hará menos difícil remontar la diferencia de 2.5 millones de votos que le sacó Petro en las votaciones del 29 de mayo.

Resultados en regiones que llaman la atención. Hay que empezar por el caso de Medellín, ciudad en la que el suspendido alcalde Daniel Quintero había puesto el tesoro público y los servidores a la causa de Petro. La realidad de las urnas debe leerse como un “plebiscito” en contra de ‘Pinturita’. A pesar del compromiso de la administración con el llamado ‘Pacto Histórico’, ‘Fico’ barrió: 603 mil votos. Petro solamente sacó 275 mil. Derrota para él, pero sobre todo para el cuestionado Quintero.

Otro dato interesante tiene que ver con el Vichada. En algún momento de la campaña, un periodista le preguntó a Hernández por ese departamento. Él respondió que no sabía “qué es eso”. Se le explicó que se trataba de un departamento al suroriente de Colombia.

La respuesta sorprendió, pues resultaba cuando menos insólito que un aspirante a la presidencia de la República no supiera los nombres de los 32 departamentos del país.

En la primera vuelta, Hernández ganó en el Vichada, con el 39.5% de los votos. Cosas de la política.

Al que definitivamente no le funcionó nada fue a Sergio Fajardo. Puso de candidato a la vicepresidencia a un exgobernador del Chocó. Se esperaba que en ese departamento le fuera muy bien. Pues no. Quedó en el cuarto lugar -2.7%- con solamente 3700 votos.

Uno de los integrantes de la coalición fajardista era el exgobernador de Boyacá Carlos Amaya. Vuelve y juega: fajardo quedó en cuarto puesto con el 3.73% -23 mil votos-.

Una de las grandes incógnitas tiene que ver con el papel de los poderosos y también mañosos miembros del polémico clan Char. En apariencia estaban apoyando a Fico Gutiérrez.

Los Char son imbatibles en Atlántico y otros departamentos de la costa Caribe.

Petro barrió en el Atlántico, sacando más de doble de votos que Fico: 479 mil, contra 233 mil. En Barranquilla, donde Alex Char es el dueño de la política, el resultado fue 51.9% contra 27.9% a favor de Petro. ¿Los Char se casaron con el petrismo por debajo de cuerda?

31/05/2022 | Los Irreverentes | @IrreverentesCol, La Linterna Azul.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Deja una respuesta