Elecciones Municipales Brasil: se desplomó la izquierda de Lula y se consolida el «Centrao», partidos de centro-derecha, en todas las ciudades del país

Este domingo, el Partido de los Trabajadores obtuvo la mayor derrota de su historia, tras no obtener ninguna de las principales ciudades de Brasil, mientras el «Centrao» avasalló con sus triunfos en todo el país. El partido de Bolsonaro no participó de estas elecciones.

Este domingo, los votantes de 57 ciudades brasileñas volvieron a las urnas para la segunda vuelta de elecciones municipales en Brasil.


Como ocurrió en primera vuelta, el popular presidente Jair Bolsonaro no presentó ningún candidato propio, ya que actualmente está en proceso de conformar su propio partido. Sin embargo, dio apoyo a distintos candidatos a lo largo del proceso electoral, aunque en términos generales instó a los brasileños a votar por candidatos y partidos que estén del centro a la derecha.


De las 57 ciudades en disputa, 18 eran capitales regionales: Aracaju (Sergipe), Belém (Pará), la ciudad fronteriza de Boa Vista (Roraima), Cuiabá (Mato Grosso), Fortaleza (Ceará), Goiânia (Goiás), João Pessoa (Paraíba), Maceió (Alagaoas), Manaus (Amazonas), Porto Alegre (Río Grande do Sul), Porto Velho (Rondonia), Recife (Pernambuco), Rio Branco (Acre), Rio de Janeiro (Río de Janiero), São Luís (Maranhao), São Paulo (São Paulo), Teresina (Piauí) y Vitória (Espírito Santo).
El saldo de la elección fue más negativo para la izquierda que positivo para Bolsonaro. En casi todas estas ciudades, tomaron gran protagonismo los partidos de centro, que hasta hace algunos años formaban parte de la izquierda socialdemócrata. Estos partidos vienen siendo de gran importancia para aprobar leyes trascendentales de Bolsonaro a nivel legislativo. Incluso, varios de ellos han dado un trascendental giro a la centro-derecha durante la gestión de Jair Bolsonaro, luego de haber apoyado ideas de izquierda en el pasado.
A este grupo de partidos se le conoce como el «Centrao«, el gran triunfador de estas elecciones, a pesar de que por ahora no existe una alianza que englobe a todas estas fuerzas y muchos de sus líderes tienen diferencias irremediables entre sí.

Partidos pertenecientes al «Centrao», movimiento de partidos centristas en Brasil.

Como se había pronosticado, la izquierda obtuvo un amplio rechazo del electorado, logrando el triunfo en apenas 5 de las 26 capitales de Brasil.

Tal es el caso del Partido Democrático Laborista (PDT), que obtuvo el triunfo en 2 ciudades, misma cantidad para el Partido Socialista Brasileño (PBS), mientras que el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) obtuvo un único triunfo en Belem.

El Partido de los Trabajadores (PT) de Lula Da Silva hizo la peor elección de su historia y continúa demostrando un declive significativo producto del rechazo general de los brasileños al socialismo corrupto de los gobiernos nacionales petístas. El partido no logró ganar en ninguna de las capitales del país, siendo ésta la primera vez que ocurre este suceso. 
Semanas antes del proceso electoral, el líder socialista Lula da Silva afirmó que «el Partido de los Trabajadores saldría muy fortalecido» en esta contienda. Sin embargo, los resultados demuestran que el electorado no ha olvidado quién es el ex presidente y su pasado criminal.

San Pablo

En la ciudad de San Pablo, el actual alcalde Bruno Covas, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) logró la reelección luego de imponerse a Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y uno de los líderes más importantes en ascenso dentro de la extrema izquierda. Covas obtuvo el 59,34% de los votos, mientras que Boulos obtuvo el 40,62%.

Covas y el PSDB son claros ejemplos de la derechización de la política brasileña, ya que en los últimos años han dado un notorio giro de la centro-izquierda a la centro-derecha. Este partido, del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, quiere posicionar al centro-derechista Joao Doria para vencer a Bolsonaro en 2022, en una elección atípica en Brasil que podría ver a los dos principales candidatos pertenecer al arco político de la derecha.

El perdedor Boulos fue activamente respaldado por Lula da Silva en esta segunda vuelta, apoyo que no fue suficiente para obtener la victoria y debilitó aún más al ex líder del socialismo.

 

Bruno Covas (centro-der.), el nuevo alcalde de la ciudad de San Pablo.

 

Río de Janeiro

Los resultados electorales de primera vuelta en la ciudad de Río de Janeiro habían sido muy positivos. Tanto el bolsonarista Marcelo Crivella, del derechista partido Republicanos (REP), como el centrista Eduardo Paes, del partido Demócratas (DEM), habían salido primeros y habían dejado afuera de la elección a la izquierda.

En el ballotage, Crivella, pastor de la Iglesia Universal, obtuvo el 36% de los votos, contra un 64% de Paes. Paes había sido alcalde de la ciudad entre los años 2009 y 2017, y es el principal aliado del Presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, quien ha tenido una relación de amor-odio con Jair Bolsonaro.

El partido Demócratas busca también una alianza con el PSDB en 2022 para enfrentar a Bolsonaro, aunque es escéptico de Doria y podría pedir un candidato más de centro.

 

Eduardo Paes (centro/centro-der.), el nuevo alcalde de Río de Janeiro.

 

 

 

Porto Alegre

En la ciudad costera, la candidata del Partido Comunista, Manuel D’Ávila fue derrotada por el candidato centro-derechista Sebastião Melo, que obtuvo el 55% de los votos, contra un 45% de Manuela.

Si bien Melo tampoco es aliado de Bolsonaro, mantiene una agenda parecida a la del Presidente y propuso una reducción de impuestos y de la burocracia en la ciudad. Además, el nuevo alcalde de Porto promoverá la creación de alianzas público-privadas, tanto en educación como en salud e infraestructura, lo que mejorará la calidad de los servicios.

Fortaleza

En la ciudad de Fortaleza, el candidato Wagner Sousa, conocido popularmente como «Capitán Wagner«, de la coalición denominada «Una Fortaleza de Todos», conformada por partidos de centro a centro-derecha, perdió frente al candidato centro-izquierdista José Sarto Nogueira, del Partido Democrático Laborista (PDT), que obtuvo el 52% de los votos.
El Capitán Wagner, quien obtuvo el 48% de los votos, mantiene una estrecha relación con Bolsonaro, pero el apoyo del popular Presidente no fue suficiente para vencer a Nogueira. A pesar de la derrota, Wagner obtuvo un aumento significativo de votos en comparación a 2018, pasando de 588.451 votos a 624.892 en este último proceso, marcando un importante crecimiento de la derecha en esta ciudad progresista.

Imagen de la newsletter

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones