¿Es ésto lo que el país quiere?

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Decepción, indignación, impotencia, frustración, son algunos de los sentimientos que al día de hoy invaden a la población colombiana.

Presenciar cómo grupos de bárbaros encapuchados acaban con el patrimonio de nuestras ciudades, destruyen edificios públicos y privados, queman los vehículos de transporte público, atacan a los agentes del orden, saquean los establecimientos de comercio y aterrorizan a las gentes de bien, no da para menos.

¿Quiénes son los culpables de esta orgía anárquica y violenta? En primer lugar, el candidato del Foro de Sao Paulo y del Grupo de Puebla a la Presidencia de la República, el guerrillero y secuestrador Gustavo Petro, junto con sus secuaces de la izquierda radical, Fecode, el sindicalismo marxista y una horda de terroristas, vagos y sicarios.

¿Son estos personajes los que la sociedad colombiana elegirá para que nos gobiernen en las próximas décadas? ¿Vamos a permitir semejante desastre o comenzaremos hoy mismo a prepararnos para decirle NO  a estos apátridas, incendiarios y vándalos de la más baja estofa?

Dejamos constancia que nosotros, en ALIANZA RECONSTRUCCIÓN COLOMBIA, no hemos estado de acuerdo con el proyecto de reforma tributaria y por eso hemos propuesto soluciones a la crisis sin aumentar impuestos ni incrementar la deuda pública. Pero otra cosa es utilizar la inconformidad como herramienta de extorsión contra el gobierno o apelar al caos y la violencia.

Condenamos enérgicamente que se ponga en peligro la vida de miles de colombianos mediante estas aglomeraciones que van a originar un genocidio sanitario a causa del incremento y la aceleración del contagio con coronavirus. ¿Cómo puede aspirar a la Presidencia un sujeto que tan poca estima tiene por la vida de sus compatriotas?

La falta de autoridad, la permisividad y tolerancia con los violentos por parte del Gobierno, el abandono de la potestad presidencial en las manos de unos alcaldes que comparten la doctrina marxista-leninista con los promotores del paro, la soberbia que ha impedido reconocer que la tal reforma tributaria sólo iba a servir como detonante para la asonada y el caos, son otras tantas causas concomitantes para la tragedia que ahora sufren las ciudades. Tragedia que ha podido evitarse.

Hemos solicitado respetuosamente al Señor Presidente que dé un viraje de 180 grados a su gestión y declare la conmoción interior para que empiece a gobernar para el país entero, no sólo para las Farc, el Eln y sus aliados de la extrema izquierda. Si no es ésa su intención, el mejor servicio que le puede prestar a la Nación es entregar su honroso cargo, antes de que sea demasiado tarde para la democracia colombiana.

Los colombianos, Señor Presidente, no queremos un país en manos de los extremistas del castro-chavismo, con unas autoridades incapaces de contenerlos y juzgarlos. Queremos una Patria donde podamos trabajar, estudiar o vivir con tranquilidad, ser gobernados por autoridades imparciales y eficaces, recuperar la Democracia que nos robaron en el plebiscito, que la Justicia sea ajena a la corrupción y a la persecución política,  y que no seamos reconocidos como el principal narco-estado del mundo.  A luchar por ello estamos dispuestos: «Reconstrucción o catástrofe».

Por Luis Alfonso García Carmona
Presidente de Alianza Reconstrucción Colombia, 29/04/2021

Compartir

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. JAIME CORREA OCHOA

    Respetuosamente le comento que no comparto sus apreciaciones relacionadas con el Presidente Duque.

  2. Ediz Orrego Correa

    Reconstrucción pero no a base de conversaciones ,hay que imponer el orden así sea con el ejército.Falta mano dura

Deja una respuesta