¡¡Fuera alcalduchos !!

Por esas cosas del juego de la política, las tres ciudades más importantes de Colombia están en manos de unos personajes con una talla y una calidad gerencial marcadamente inferior a la dimensión del cargo y las decisiones que allí se enfrentan.

Una manera muy decente de decirles que el puesto les quedo grande.

Bogotá, la capital del país, Medellín, la ciudad más desarrollada y equipada de Colombia y Cali, la capital del rico valle del Cauca, han caído en manos del desorden, la improvisación, el tremendismo, la politiquería, la corrupción y naturalmente la división social, que es el arma más fuerte de esos culebreros.

En un año de mandato ya se ha hecho evidente esta lamentable situación para estas tres ciudades.

Muchos de quienes votaron por ellos, están hoy arrepentidos y dispuestos a enmendar.

Nunca antes como ahora, había tomado tanta fuerza la revocatoria de esos Alcaldes.

En las tres ciudades hay ya grupos muy representativos y organizados, dispuestos a enfréntar ya mismo esas revocatorias.

Algo que se veía tan lejano e inviable, empieza a tomar mucha fuerza.

El caso de Medellín es el más crítico.

Por un error político del expresidente Uribe, Daniel Quintero, joven y carismático candidato, derrotó al opaco Alfredo Ramos por una fuerte ventaja.

Y ahí empezó el calvario para Medellín.

Nadie había hecho tanto daño a Medellín en tan poco tiempo como Quintero.

La suma de equivocadas, atropelladas y abusivas decisiones de Quintero en EPM y ante Hidroituango, no solo motivaron la renuncia de una muy competente Junta Directiva de EPM, sino que tiene en muy graves aprietos a Hidroituango que lo podrían llevar a la quiebra.

Y están también seriamente afectadas las finanzas de EPM.

Después del escándalo liderado por Quintero, le han sido negados todos los créditos a EPM, en Panamá, México y aquí en Colombia.

Después de Quintero EPM, dejó de ser la Empresa orgullo de los antioqueños para convertirse en una empresa en profunda crisis.

“Medellín ya no les pertenece”, fue la frase de Quintero que llenó la copa.

Hay unos poderosos y organizados grupos al frente de la revocatoria.

Deben llevar 91.000 firmas y van a recoger 250.000 para ir al referendo.

La Registraduría ha frenado el trámite de revocatoria por razones de la pandemia.

Esa absurda decisión ha sido entutelada y deberá ser resuelta muy rápido.

Si esa revocatoria inicia su trámite, no tengo duda alguna que Daniel Quinteto será revocado por una muy abultada votación.

Los Paisas le darán una lección al país de que los pueblos y las ciudades hasta pueden caer en manos de esos alcalduchos.

Pero tienen la opción real de revocarlos.

Fuera Quintero.

¡Fuera alcalducho!

Álvaro Ramírez G.   , [email protected], Periódico Debate, 17/02/2021


Si quieres ser protagonista en la causa de la revocatoria del mandato de Daniel Quintero, puedes inscribirte ahora mismo como activista en el website : http://alianzareconstruccioncolombia.org/revocatoria-alcalde-de-medellin/

Si ya estás inscrito, ayúdanos a comprometer a otros voluntarios para que lo hagan.Mil gracias.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta