No nos eludamos, la izquierda internacional viene por todo y por las malas

En medio de la crítica coyuntura electoral que vive nuestra Colombia, preguntamos, ¿qué hace la concentración de soldados venezolanos, con armas rusas, chinas e iraníes, apostados en nuestra frontera?

Esta gigantesca concentración militar venezolana (10.000 hombres, aviación, tanques, radares rusos y chinos y drones artillados iraníes) en nuestra frontera resulta inexplicable.

Recordemos, a su vez, la advertencia de una posible era de violencia, tipo Isis, que nos hizo Petro en una video-entrevista del 17/11/2017 (minuto 17:35) efectuada por la Revista Semana:

… Si la sociedad definitivamente quiere es esto (incumplir los ‘Acuerdos de la Habana’ y las reformas socialistas que conducirían a una era de paz), meter a sus hijos en una nueva era de violencia, por todo ese sectarismo que tienen en la cabeza, que a un guerrillero no se le puede permitir… etc. Bueno, pues van hacia una nueva era de violencia. Pero no es como la del siglo XX, es como las del siglo XXI. ¿Ve usted ISIS? ¡Eso es! …bajo otras formas.        

Traemos a colación, también, la reciente advertencia, 10/04/2022, que hizo Carlos Alonso Lucio, compañero de armas de Petro en el M19: “Petro no va por la elección sino por la insurrección. Por eso nunca aceptará su derrota

Brota entonces otra pregunta: ¿será que Maduro quiere oficiar como garante alternativo del triunfo del Petro-comunismo en Colombia?

¿Será que Maduro, emulando al demente y genocida Vladimir Putin, sería capaz de desatar algún tipo de interferencia militar, de violencia tipo Isis, contra Colombia con miras a ‘garantizarle el poder presidencial’ al comunismo?

Se imponen entonces, otras nuevas pregunta: ¿por qué el gobierno Duque se ha conformado con una simple nota de protesta al respecto de esta desafiante concentración militar venezolana en nuestras narices?

¿Por qué Duque no ha requerido la intervención de la OEA, de la ONU, de Roma y del mundo civilizado para desatar un estruendo publicitario internacional que obligue a Maduro a desmantelar tan peligrosa concentración militar y para que se comprometa a no interferir en las elecciones colombianas?

Las mismas preguntas aplican para irritante conexión Rusia-Venezuela-Irán-China con la ola vandálo-terrorista de los años pasados y con las denuncias norteamericanas sobre el ataque digital masivo contra estratégicos programas electorales y de seguridad de nuestra Nación.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta