Ha muerto un valiente en un país de cobardes

Para desconsuelo de las víctimas de las FARC y de sus amigos, nos enteramos de la muerte en la clínica Shaio de Bogotá, de Herbin Hoyos Medina, luego de haber luchado contra el Covid 19, por un mes largo y complejo.

El 19 de enero cuando rondaba la noticia sobre su estado de salud en la clínica, le escribimos a nuestro amigo Herbin, para saber sobre su situación, y nos respondió: “Hola hermanito… Estoy en la Shaio. Me han atendido muy bien pero esta clínica no tiene camas disponibles. Yo todavía no necesito UCI. Tengo una neumonía que me compromete tres partes de los pulmones, estoy con oxígeno pero todavía no estoy de UCI”.

Herbin había nacido hace 53 años, en la vereda el Diamante, jurisdicción del municipio Saladoblanco, municipio colombiano localizado al suroeste del departamento del Huila. Tuvo una niñez muy humilde, donde se rebuscaba el sustento en la plaza de mercado con una carretilla cargando mercados.

Estudió periodismo con énfasis en conflictos de guerra en la Universidad Complutense de Madrid. Su carrera empezó en Caracol Radio donde se destacó por su programa  Voces del Secuestro, luego fue director de los programas Colombia Universal y Amanecer en América.

Herbin vivió en carne propia el secuestro, pues terroristas de las FARC se lo llevaron de una emisora en 1994. Luego de 17 días logró recuperar su libertad gracias al glorioso Ejército Nacional. Fue corresponsal de guerra, cubriendo lo que pasaba en las guerras civiles de Líbano, Chechenia, Yugoslavia, Angola, Sierra Leona, Ruanda, Libia, Siria e Irak, donde tantas veces estuvo al borde de la muerte.

Herbin posterior a su secuestro creó las Voces del Secuestro, un programa radial y social que sirvió para salvar vidas de miles de colombianos; pues Herbin descubrió que, contrario a lo que muchos decían, en los campamentos de los terroristas se escuchaba la radio en la que trabajaba y desde allí empezó a invitar a los familiares de los secuestrados para que cada madrugada enviaran mensajes de apoyo a los suyos, que metidos en un corral de alambre de púas y con cadenas al cuello, clamaban por su libertad a las FARC.

Su programa estuvo al aire por un lapso de 24 años, hasta que según él mismo dijo, Juan Manuel Santos y su gobierno presionó para que lo acabaran.

Murió un valiente en un país de cobardes. Harán fiesta los terroristas que lo quisieron matar, creyendo que su legado desaparecerá; pero se equivocan, porque seguiremos desde esta tribuna al lado de otra víctima de las FARC como lo es usted Dr Fernando Londoño, siendo la voz de los secuestrados.

Vaya nuestro abrazo de solidaridad y fortaleza para su familia, que no solo perdió a un hijo, un hermano, un padre, sino que perdió a un héroe. Paz en su tumba.

Por D´Mar Córdoba Salamanca, La Hora de la Verdad, Radio Red RCN, Bogotá, 24 de febrero de 2021, Colombian News.


Acompáñanos a derrotar la izquierda castro-chavista, rescatar el plebiscito que nos fue robado,
erradicar el narcotráfico y reformar a fondo la Justicia,
afiliándote ya a
www.alianzareconstruccioncolombia.org

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta