La China colombiana la tenemos en Antioquia

Leyendo un buen y académico artículo del señor Luis Alfonso García Carmona sobre que Colombia podría ser la China Americana y pensando en la reflexión que hacía en estos días el periodista Juan Carlos Sepúlveda sobre que Colombia era el corazón de América, Antioquia el corazón de Colombia y Santa Fe de Antioquia el corazón del departamento, todo perfectamente visible desde las ubicaciones geográficas; me permito decir que occidente y Urabá, La Mejor Esquina de América, pueden constituirse plenamente en la China de Colombia. Podríamos convertirnos en la región de mayor crecimiento agrícola, comercial e industrial de América Latina en el entendido que en el proceso de globalización no compiten los países sino las regiones. Esta teoría la he reiterado en varios de mis escritos al señalar que podemos ser el Hong Kong de Latinoamérica.

 Tenemos factores fundados en ventajas comparativas que contribuyen eficazmente a disminuir los costos finales de los productos ubicados en los mercados del exterior, convirtiendo a estos en tan competitivos como los de la potencia asiática.  Sin tener en cuenta los costos laborales, la gran cantidad de festivos, las contribuciones parafiscales, la flexibilidad laboral; que son factores que, por su precariedad en la potencia oriental, contribuyen enormemente a que sus costos de producción sean altamente competitivos.

En el transporte, como señala el artículo en mención, podríamos establecer que, para el comercio con el mercado americano, la China debe salvar una enorme distancia, 5.818 millas náuticas entre su principal puerto, Shanghái, y el más importante de EEUU sobre el pacífico, Los Ángeles. La duración del viaje es de 11 días y el costo de un contenedor de 20 pies es de 1.290 euros en tiempos normales. Colombia cuenta con tres puertos sobre la costa Caribe y pronto con los de Urabá, frente al puerto de Miami y cerca también de los de Houston y Charleston. Entre Turbo y Miami hay aproximadamente 1200 millas náuticas, el viaje dura escasamente 6 días y el costo por contenedor de 20 pies es de aproximadamente 600 euros, o sea el 46% del que cuesta de China a USA.  Ahora bien, la distancia entre Turbo y Los Angeles es de 2773 millas náuticas , osea 52.3% menos que del principal puerto chino lo que ocasiona menos número de días y menos costos.

 Para aprovechar esa ventaja comparativa y convertirla en la mayor ventaja competitiva, debemos estimular siembras de bienes y productos con destino a los mercados de exportación, ubicar zonas industriales en La Mejor Esquina de América para, con estos desarrollos viales, ahorrar en transporte terrestre , fortalecer la infraestructura de servicios públicos , especialmente la energía y el agua potable , y acordar con los municipios de la zona planes de estímulo tributario a  los inversionistas  nacionales y extranjeros a cambio de asentarse y generar altas tasas de empleo formal.

El siguiente cuadro comparativo de las distancias de los centros de producción del país a los puertos ubicados en el Caribe, nos permite reiterar lo competitivo de las regiones de occidente y Urabá para los mercados de los EEUU y de Europa. Y nos permite reiterar la urgente necesidad, para el crecimiento económico y la dinámica económica de Colombia y la región, de fomentar y estimular que inversionistas de toda naturaleza establezcan todo tipo de empresas en el territorio.

GRAFICA – DISTANCIAS DE LOS CENTROS DE PRODUCCION A LOS PUERTOS SOBRE EL CARIBE

Por supuesto que todo lo anterior es necesario, pero no suficiente si no tenemos un recurso humano alta y pertinentemente calificado. Las experiencias de Singapur, Japón y otros países que han logrado un ” milagro económico” en pocas décadas parte de una revolución en la educación que pasa por modificar el pensum para preparar a los alumnos en idiomas, matemáticas, informática, ciencias, tecnología en comunicaciones y cambiar la memorización por la investigación. El gasto en educación debe orientarse a las carreras relacionadas con el desarrollo económico y hacia la preparación de técnicos y expertos en áreas específicas. Importar de los países líderes en educación la más moderna tecnología para la capacitación del recurso humano profesoral y finalmente inculcar a los alumnos valores, principios y normas de conducta que los convierta en buenos ciudadanos.

Esta reflexión fue inspirada en un artículo, del autor señalado al principio, que compartió la Fundación Colombia Autonómica que propicia lo deseable que fuera para esta Colombia enredada un régimen autonómico que posibilitara realizar con celeridad tantos cambios urgentes para el beneficio de las regiones y sus gentes. Como el propuesto en este escrito.

Félix Alfázar González Mira, El Correo, 30/09/2020

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Esta entrada tiene un comentario

  1. Juan Carlos Ariza Gomez

    Don Felix, respaldo calurosamente su propuesta! Buena esa!!

    Apunta Ud. hacia la vía más racional y prometedora:

    1) PARA CONVERTIR NUESTRA AMADA COLOMBIA EN UNA POTENCIA AGROINDUSTRIAL Y TECNOLÓGICA. ¿Por qué no implementar un ‘Plan Marshall’ destinado a multiplicar los éxitos de las zonas bananera, cafetera, palmicultora?
    Oleee… ¿no seremos capaces de consolidar zonas para cultivo e industrialización de tantas y tan deliciosas frutas que Dios nos regaló, como mango, piña, papaya, maracuyá, pitaya, chontaduro, pitaya, fresa, mora, guayaba, lulo, guanábana, etc., etc…?

    2) Para salir de la grave crisis económica en que nos ha sumido la magnificada pandemia china

    3) Para recuperar el galopante desempleo provocado por las disparatadas cuarentenas radicales impuestas por los alcaldes de izquierda en el mundo entero.

    4) Para conjurar el fantasma del nuevo bogotazo, que a partir del desempleo y las hambrunas nos vienen cocinando Petro y Fecode, gracias a la parálisis del sistema autoinmune del Estado provocada por la kafkiana ‘desmovilización’ de las Fuerzas de Seguridad, impuesta por los fatídicos ‘Acuerdos de la Habana’, y por el mandato inmovilizador de los alcaldes de Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena…

    5) Para consagrar por fin -al aire libre es muy fácil- un reingeniería industrial y laboral fundamentada en el respeto a las distancias sanitarias requeridas para conjurar el siniestro fantasma de esa maldita pandemia china.

    6) Para estimular un acelerado desarrollo sostenible, amigable con el medio ambiente

Deja una respuesta