La justicia española admite una demanda contra Gustavo Petro por secuestro

La investigación busca saber si el líder de la izquierda colombiana secuestró a un periodista y actor Fernando González Pacheco. La Fiscalía lo ha recurrido porque cree que la competencia no es española

La Audiencia Nacional ha admitido a trámite la denuncia contra el candidato de la izquierda a las elecciones colombianas, Gustavo Francisco Petro, por, presuntamente, haber secuestrado al periodista y actor Fernando González Pacheco. La denuncia indica que Petro como integrante del grupo guerrillero “narco-paramilitar M-19″ cometió una serie de crímenes de lesa humanidad.

El juez Joaquín Gadea necesita tres cosas para avanzar en la investigación: verificar que el famoso presentador colombiano tenía nacionalidad española, saber si ya en Colombia hubo alguna causa -e incluso indulto– contra el político de izquierdas y que la familia de la supuesta víctima quiera participar en el caso. Si alguna de estas tres cosas falla, el magistrado no tendrá más remedio que archivar. La Fiscalía ya lo ha recurrido a la Sala de lo Penal, según confirman fuentes jurídicas, porque considera que las competencias de las pesquisas no son españolas.

El auto con fecha del pasado 19 de mayo, al que ha tenido acceso este periódico, el juez Joaquín Gadea abre diligencias y remite una petición de información al país latino-americano para que confirmen que Gustavo Petro no goza de estatuto de amnistiado, ni indultado y “especialmente que no haya sido investigado, absuelto o condenado por los hechos objetos de este procedimiento”. Si esto fuera así, España no podría volver a inmiscuirse en un asunto que ya ha sido analizado por juzgados extranjeros.

La denuncia fue presentada el pasado 18 de marzo por un ciudadano (F.R.C) que adjuntó una serie de documentos. Relata que Petro fue miembro del “M-19″, quienes entre los 70 y los 80 “emplearon de manera sistemática e indiscriminada el secuestro de personas, así como la tortura y el asesinato intencional con el objetivo de destruir a quienes consideraban su ‘enemigo’, a saber y entre otros, a sus oponente políticos, a los miembros y fuerzas públicas”. El denunciante señala que el candidato de la izquierda participó en este grupo militar entre 1977 y 1990 y que cometieron todo un listado de atrocidades en la guerrilla: asesinatos selectivos, poblaciones, ataques con explosivos, desapariciones forzosas, masacres, etc.

La Fiscalía ha recurrido a la instancia superior porque cree que los tribunales españoles no tienen nada que perseguir aquí, pero el magistrado -que está de refuerzo en el Juzgado de Instrucción número 6- sí ve competencia de la Audiencia Nacional si se demuestra que el periodista tenía la nacionalidad española. “Aunque el denunciado, Gustavo Francisco Petro, ni es nacional de España, ni reside en España, existe conexión con la jurisdicción española”, expone. “Fernando González Pacheco, a quien en fuentes abiertas le atribuyen como lugar de nacimiento España, por lo que es lógico pensar que ostentaría nacionalidad española de origen”, señala.

Si bien, de todos los hechos que se denuncian Gadea reduce la investigación al secuestro. “Puesto en conocimiento del instructor un hecho aparentemente delictivo, con aparente conexión con la jurisdicción española, debe ponerse en marcha el procedimiento”. Ahora bien, el juez reconoce que solo puede avanzar si o bien el Ministerio Fiscal se querella, o lo hace el propio afectado. Y aquí entran las barreras de esta investigación porque la Fiscalía lejos de sumarse a las pesquisas ha recurrido el procedimiento y el presentador falleció en 2014 en Bogotá. La única vía de mantener vivas estas diligencias es que los familiares de Fernando González Pacheco quieran participar “Debe acordarse una inicial diligencia de investigación, en orden a ofrecer a los herederos de las víctimas del secuestro la posibilidad de ejercer acciones penales”, ofrece el magistrado.

El pasado abril la jueza colombiana Cristina Lombana viajó hasta la Audiencia Nacional para escuchar al exjefe de la Inteligencia venezolana Hugo Carvajal hablar sobre supuestos lazos financieros entre Venezuela, Petro y la guerrilla. El conocido como El Pollo había aventurado que conocía información confidencial a este respecto, pero el día de la declaración optó por guardar silencio, como informó Europa Press, debido a que está inmerso en un proceso de extradición con Estados Unidos.

El líder de la izquierda Gustavo Petro venció este domingo la primera vuelta de las presidenciales con el 40% de los votos, seguido del candidato populista Rodolfo Hernández con el 28%. Esto supone un cambio en la forma de voto del país que ha aupado en las últimas dos décadas siempre a candidatos de la derecha. En tres semanas, las urnas volverán a abrirse.

Por Irene Dorta, @irene_dorta, La Razón, Madrid,https://www.larazon.es/espana/20220530/7qknrimsezdepc6pogru732ftu.html, 30 de mayo de 2022, Colombian News, Periódico Debate

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar”: víctima a exjefes de las Farc

“En sus corazones y en sus mentes jamás ha estado la verdadera intención de reparar a las víctimas (…) Ustedes no pueden pasar de agache, ustedes deben, tienen la obligación con el país y con el mundo entero de reparar a las víctimas porque sus crímenes no son menores de los que sucedieron en el holocausto nazi”, expresó.

Leer más »

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta