Las 8 mentiras de Iván Cepeda frente al fallo de las tropas extranjeras

Para nadie es un secreto que los partidos políticos de izquierda se oponen naturalmente a la cooperación internacional con los Estados Unidos, país frontal en la lucha contra el narcotráfico, y por eso, no sorprende su reacción por la llegada de 53 militares de la brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB), que, como se ha cansado de explicar el MinDefensa Carlos Holmes, vienen a prestar asistencia técnica y no operacional a nuestro Ejército.

Ya en el pasado los mismos perdieron dos batallas judiciales: la primera en contra del presidente César Gaviria Trujillo en el año 1993 cuando desembarcaron 150 soldados del Ejército en el sonado caso Juanchaco, y la segunda en contra de Alvaro Uribe Vélez en el año 2004 cuando pretendieron cuestionar el Plan Colombia que asignaba 500 militares estadounidenses para prestar asistencia técnica -no bélica-, en el país.

Como en el pasado no les funcionaron las denuncias, los debates de control político, las acciones populares, los antiamericanos, los del «Yankee go home», se reinventaron en este 2020 con una acción de tutela que falló a su favor en primera instancia una Sala del Tribunal Administrativo de Cundinamarca con ponencia de la magistrada Lucy Ceballos misma que frenó la destitución e inhabilidad por 15 años que la Procuraduría le había impuesto a Gustavo Petro.
Pese a la consternación por la decisión y su grave impacto en la lucha contra el narcotráfico, Iván Cepeda Castro que lidera la banda de senadores accionantes junto con Israel Zúñiga, Pablo Catatumbo, Victoria Sandino y otros, está proclamando que recuperó la soberanía del país, y que nos liberó de la sumisión frente a la política Estadounidense. Estudiamos las decisiones judiciales y concluimos que casi nada es verdad, y explicamos las mentiras:

1. Lo que se debate es si el Presidente de la República podía autorizar o no la llegada de los militares al país con fines de cooperación, o si debía pedir permiso al Senado de la República para “autorizar el tránsito de tropas extranjeras” . Como el sentido común lo indica, ese tránsito se refiere a pasar por el territorio nacional de tropas extranjera que se disponen a atacar o agredir a un tercer Estado. Así se ha entendido desde hace 200 años y por eso nunca, ningún Presidente, ha pedido permiso al Senado para que autorice la llegada de cualquier militar extranjero con fines de cooperación, lo cual sería ridículo.

2. En el fallo de tutela se negaron algunas pretensiones con las que se quería dejar al Presidente sin facultad de manejar las relaciones internacionales y dejar sin efecto la decisión de permitir la llegada de los soldados. El Tribunal lo que hizo fue suspender los efectos jurídicos de la autorización, pero no la dejó sin efectos.

3. En el fallo no se hace ninguna alusión al antiimperialismo yankee a que se refiere Cepeda. Se habla de control político como derecho fundamental de los senadores de izquierda -lo que no deja de ser exótico- y del debido proceso que se les violó por el hecho de que el Gobierno se abrogara la DEFINICIÓN del concepto de “tránsito de tropas extranjeras”.

No es cierto que se hubiera ordenado al Senado discutir el tema. Se dice en la sentencia y se dice en el auto del 13 de julio. El Senado ni siquiera es demandado en la tutela.

No es cierto que se hubiera ordenado al Presidente a pedir el permiso. Se le ordenó radicar la información sobre la brigada en el Senado.

“Pedimos que convoque de manera inmediata a una sesión del Senado para examinar ese informe, y para que el Senado se pronuncie sobre esa presencia hostil en Colombia. Espero que cumplamos con el deber de salvaguardar la soberanía de la nación”, dijo Cepeda en un video publicado en su cuenta de Twitter.

4. Es falso que el tribunal hubiera dado una orden al Senado para convoque a sus miembros a sesionar y discutir el “Informe”, se hace el que no sabe que el Congreso se encuentra en receso constitucional hasta el 20 de julio.

5. NO es cierto que la sentencia del Tribunal emita una orden al Senado para debatir sobre la llegada al país de la Brigada norteamericana, por el contrario en el reciente fallo del Tribunal lo que sí se puede leer con claridad y sin asomo de duda es lo siguiente:

5. Sobre el auto que niega el incidente de nulidad de Valencia, Mejía y Gaviria:

NO se trataba de una nueva tutela, como indica el medio de comunicación y replica el Senador Cepeda para distraer la atención, fue una intervención en la misma acción de Cepeda en la que se alegaba que los demás senadores no fueron notificados de la tutela. El tribunal dice que no es su culpa, que informó al Senado y el resto era trámite interno que no le corresponde.

6. Tendencioso que pida como senador que se discuta el tema en el senado y que luego diga descalifique a otros senadores por “obstruir, obstaculizar”. Doble moral.

NO es cierta la afirmación del Senador Cepeda, NO existe una orden de ese tipo para la Corporación, por el contrario lo que sí dice la reciente decisión del Tribunal Administrativo es lo siguiente:

8. Dice que la decisión del Tribunal, está en “firme”. No parece abogado, no lo está porque se presentaron recursos de apelación que fueron admitidos y enviados a la segunda instancia que es el Consejo de Estado.

Como se puede apreciar el senador Iván Cepeda está manipulando a la opinión publica en relación con el apoyo de los Estados Unidos a Colombia en la lucha contra el narcotráfico tema que lo ronda muy de cerca mucho más desde que quedó en evidencia su complicidad con los narcotraficantes Iván Márquez y Jesús Santrich.

El Expediente, 16/07/2020

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

Aplicar un antídoto

Estaba cantado que el otrora glorioso Partido Liberal se entregaría. César Gaviria, cual casquivana bloqueando competencia, corrió a adelantarse, pues con sus senadores y los Verdes, indígenas y farianos…

Leer más »

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta