Nueva matanza de las FARC: asesinaron a dos jóvenes en Tibú (Norte de Santander)

Una recompensa de 100 millones de pesos ofreció la Policía de Norte de Santander por información que conduzca a identificar y capturar a los autores del asesinato de un niño de 12 años y un joven de 18, ambos de nacionalidad venezolana, luego de haber sido “retenidos” por habitantes del municipio de Tibú (Norte de Santander), por supuestamente estar “robando” en un establecimiento comercial.

En principio, las autoridades responsabilizan a la disidencia del frente 33 de las Farc, como presuntos responsables del ajusticiamiento de los muchachos. El Fiscal General de la Nación anunció la designación de un grupo especializado de fiscales, investigadores, criminalísticos y forenses para que adelanten la investigación para esclarecer os hechos y dar con los responsables.

El hecho es que tras ser retenidos llegaron unos sujetos no identificados y se los llevaron y horas más tarde fueron localizados muertos, amarrados y amordazados con un letrero en el que se les escribió “ladrones”. Según testigos, luego de ser sorprendidos robando, se llamó repetidamente a la Policía para que se hiciera cargo de ello, pero nunca llegó. En un video difundido en las redes, testigos, se ve al niño y al joven dentro del establecimiento comercial. Se observan asustados, pero en perfecto estado.

El Comandante de la Policía en Norte de Santander, Coronel Carlos Martínez, aseguró que los dos jóvenes “fueron retenidos y golpeados por los comerciantes y la comunidad, posteriormente llegaron sujetos armados y en motocicleta y los asesinaron en las afueras del municipio, haciendo justicia por mano propia”. La Defensoría del Pueblo rechazó el asesinato de las dos personas en Tibú (Norte de Santander), entre ellos un menor de edad, quienes fueron vistos con vida por última vez a través de un video que circuló en redes sociales, señalados de participar en un presunto hurto. El oficial anunció una recompensa de hasta 100 millones de pesos a quien suministre información que permita la identificación y captura de los autores del doble crimen. “Exigimos celeridad en las investigaciones de este hecho. Así mismo, hacemos un llamado a la comunidad a denunciar cualquier acción contraria a la Ley ante las autoridades competentes, para que sean estas las que con celeridad judicialicen a los responsables”, precisó el organismo a través de su cuenta en Twitter.

La ONU condenó a medias el hecho en un twit: “Condenamos el asesinato de un niño de 12 años ayer, en Tibú, Norte de Santander. Expresamos condolencias a su familia. Instamos a las autoridades a investigar estos hechos. Hacemos un llamado al respeto a la vida y protección de los niños de Colombia”.

11/10/2021 | Por Ariel Cabrera | Radio Santafé, Bogotá

https://www.radiosantafe.com/2021/10/11/conmocion-en-la-frontera-con-venezuela-por-el-asesinato-de-nino-y-un-joven-en-tibu/, La Linterna Azul, 12/10/2021


Perteneciente al Frente 33 también estuvo detrás del atentado contra Iván Duque en julio de este año. Ni una hoja del Catatumbo se mueve sin que él lo ordene.

Nadie, fuera del Catatumbo en Norte de Santander, sabía quién era John Mechas hasta el pasado 25 de julio cuando el helicóptero del presidente Iván Duque recibió varios disparos mientras intentaba aterrizar en Cúcuta. Dos días después las autoridades tenían el nombre de Javier Alonso Veloza, miembro del frente 33 de las Farc, nacido hace 39 años en El Tarra, uno de los lugares en donde los paramilitares, a finales del siglo XX, impusieron un régimen de terror que terminó con la vida de más de 1.200 personas en unos cuantos años.

John Mechas fue durante mucho tiempo el segundo de Iván Mordisco, otro de los que se negaron a dejar las armas y a someterse a los acuerdos de La Habana y actual mandamás de las disidencias de las Farc. En Tibú, en el corazón de la región, no se mueve una hoja sin que Mechas se entere antes. Sus ojos son los mototaxistas que se mueven en el pueblo y en las veredas aledañas.

El pasado 8 de octubre dos jóvenes de 12 y 18 años fueron sorprendidos presuntamente robando una tienda de ropa. Los jóvenes fueron atrapados por tres hombres que los amarraron con cinta. Uno de los captores incluso le pidió a la gente que en ese momento presenciaba el hecho que tomara videos y fotos para que la subieran a redes y que “a esas ratas les sirviera de escarmiento”. La idea, al principio, era entregarlos a la policía pero unas horas después aparecieron hombres armados y se los llevaron. Al otro día, muy temprano, los encontraron amarrados al lado de la carretera, cada uno tenía un tiro de gracia.

Tibú, el lugar en donde los paramilitares al mando del Bloque Fronteras, liderado por el Comandante Camilo y Salvatore Mancuso, fue el escenario de masacres en los años 2000. El petróleo, explotado por industrias norteamericanas desde mediados del siglo XX y sus enormes recursos naturales, además de la cercanía con Venezuela, han hecho de Tibú uno de los lugares más importante en la geoestrategia de la guerra. Las Farc, desde los ochenta, manejaban en ese lugar, y en puertos como La Gabarra, bañado por el propio río Catatumbo, vendían trimestralmente, a comienzos de los años noventa, 25 millones de dólares que jamás fueron invertidos en los pueblos de la zona, masacrados por el olvido y las carreteras completamente destrozadas y abiertas como las venas de un suicida.

Después de que los dos jóvenes aparecieran muertos al borde de la carretera que conduce a El Tarra, en el sector conocido como Barrio Largo, comenzaron las acusaciones. Para todos es claro que el Frente 33 de las disidencias, al mando de John Mechas, es el autor del crimen. Y es que desde hace ya varios meses las disidencias dieron su sentencia: en Tibú están prohibidos los ladrones y todo aquel que robe pagará con su vida su delito. Aunque las disidencias no se han atribuido el crimen todos saben que John Mechas es el Señor Matanza de la zona, él decide quién merece vivir, a quién se perdona, a quién se extorsiona y a quién se lincha. Su accionar está desperdigado en los siguientes municipios: Tibú, El Tarra, San Calixto, Hacarí, Sardinata, Teorama, Convención y también Cúcuta. Cuentan con 130 hombres.

La capital de Norte de Santander también fue víctima a mediados de este año de un terrible bombazo perpetrado en la Brigada 30 del ejército. En lo que va del año los hombres de John Mechas han realizado 56 hostigamientos repartidos en atentados, bombazos y asesinatos. Lo de los dos jóvenes de Tibú es tan sólo otra pincelada en su cuadro del horror.

11/10/2021 | Las 2 orillas, Bogotá

https://www.las2orillas.co/john-mechas-el-temible-disidente-de-las-farc-que-mato-a-los-dos-jovencitos-en-tibu/?utm_source=newsletter&utm_medium=email

La Linterna Azul, 12/10/2021

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja una respuesta