Para el tintero de Quintero

Días antes de que Daniel Quintero se posesionara de alcalde de Medellín, le pregunté a alguien que fue compañero suyo en el ministerio de las TIC cómo lo proyectaba al frente de los destinos de esta ciudad. La respuesta fue lacónica y profética: “Quintero es un tipo impredecible”.

Este “hijo del [barrio] Tricentenario”, como se presenta, nació un 26 de julio, fecha histórica para los comunistas cubanos, pues un día igual, en 1953, domingo de carnaval, un grupo de guerrilleros, al mando de Fidel Castro, atacó al Cuartel Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba, como parte del plan que tenían para derrocar al dictador Fulgencio Batista y alinear a su país con la Unión Soviética.

No sé si haber nacido en esa fecha o en el Tricentenario le transmitió a Quintero, por razones y vías misteriosas, alguna predisposición a lo impredecible. Lo que sí sé, como se verá a continuación, es que de este funcionario se vienen afirmando muchas cosas, de las que ofrezco 21 muestras (respecto de las cuales tengo los nombres de quienes las pronunciaron y las fechas):

• Que es el responsable de la crisis de gobernanza que está poniendo en riesgo la sostenibilidad institucional de Medellín y Antioquia.
• Que la única “institucionalidad” que ha creado es una red familiar o parentela de contratación a dedo que está poniendo sus garras sobre el presupuesto municipal.
• Que, en sus manos, el futuro de la ciudad es cada vez más sombrío.
• Que su gestión sólo contribuye a la confusión.
• Que desinforma a la ciudadanía, una prueba de lo cual es que, diez días después de sostener que el gerente de Empresas Públicas de Medellín, EPM, Álvaro Rendón López, venía “haciendo una magnífica labor” y negaba que fuera a renunciar, le pidió la renuncia.
• Que con el paso del tiempo quiere imponer su soberana voluntad en EPM, convencido de ser omnipotente.
• Que maneja a EPM al vaivén de agendas que la ciudadanía desconoce.

• Que como candidato se vendió como independiente, habiendo pasado por diversos partidos, pero que sustenta la misma visión doctrinal de Gustavo Petro.
• Que empezó a exhibir su ideología, preparada desde Bogotá, con el apoyo de algunos teóricos universitarios de Medellín, para mantener al petrismo en la Alcaldía.
• Que ha logrado que en TeleMedellín domine la visión petrista en sus programas de opinión y noticias, dando el protagonismo a personajes de izquierda: Iván Cepeda, Antonio Sanguino, Ángela María Robledo y otros.
• Que desde un principio él y su esposa fueron muy claros al admitir que estaban trayendo militantes de Bogotá, pues en Medellín no había funcionarios con la categoría suficiente.
• Que muy pronto destapó sus cartas políticas cuando anunció que su objetivo era acabar con el grupo empresarial antioqueño.
• Que se dedica a sembrar odio de clases difamando a sectores productivos.
• Que desarrolla una narrativa de confrontación entre “buenos y malos”.
• Que traicionó a su electorado: estudiantes, sindicatos, feministas, vendedores ambulantes, los dueños de la vida nocturna, gentes de las comunas, intelectuales populistas, etc.

• Que hizo a un lado a personas conocedoras de la ciudad (como Azucena Restrepo, Lina Vélez, Gonzalo Restrepo, Juan Luis Mejía, Fernando Ojalvo, por mencionar unas pocas) que con tan buena voluntad y desinterés le ayudaron en el empalme.
• Que usó la dura experiencia vivida con su niña menor para posicionar su imagen o acallar habladurías.
• Que su estilo de gobierno es el de un tirano narcisista, manipulador, politiquero, engreído inexperto, astuto mas no inteligente, camaleónico y poco confiable.
• Que reacciona con hostilidad ante el legítimo ejercicio de control ciudadano y político.
• Que toma toda crítica como una ofensa personal.
• Que practica el doble discurso de ser transparente en eslóganes y mensajes en redes, y opaco en los actos.

Alguien en el portal La Silla Vacía, del pasado 15 de diciembre, dijo: “Quintero se ha destacado también como un alcalde experto en no pasar desapercibido”. Y lo ha logrado. Los 21 puntos lo ilustran. Ciertos o no, ahí le quedan, Alcalde, para que los organice en su tintero a la manera de un caballero “de estos que dicen las gentes / que a sus aventuras van” (El Quijote).

INFLEXIÓN. Le hice caso, doctor Quintero, a su invitación del 31 de enero de 2021 en Twitter: “Nunca temas en alzar la voz contra la corrupción, la mentira y la codicia. La alternativa –el silencio– es el alimento que las sostiene”.

Por: Ignacio Arizmendi Posada, 06/02/2021


Si quieres ser protagonista en la causa de la revocatoria del mandato de Daniel Quintero, puedes inscribirte ahora mismo como activista en el website : http://alianzareconstruccioncolombia.org/revocatoria-alcalde-de-medellin/

Si ya estás inscrito, ayúdanos a comprometer a otros voluntarios para que lo hagan.Mil gracias.

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones