Quisiera creerte, camarada Aureliano……

Quisiera creerte cuando dices que vas a proteger la industria colombiana, pero ¿cómo hago si te veo posar con trajes, cinturones y zapatos Ferragamo? ¿Por qué no las Marcas o diseñadores COLOMBIANOS??

Quisiera creerte cuando dices que traerás 15 millones de turistas al País, pero ¿cómo hago si todas tus vacaciones las disfrutas en Europa o EE.UU. ¿Por qué no en la Guajira, Tumaco, Juanchaco o el Cañón del Chicamocha?

Quisiera creerte cuando dices que lucharás contra la corrupción, pero ¿cómo hago si la plata de la campaña la manejas a oscuras, en talegas, por fuera de la legalidad y acudes a la prescripción de la acción para evadir tu responsabilidad, en lugar de solicitar que se te investigue?

Quisiera creerte cuando dices que manejarás los recursos con transparencia, pero ¿cómo hago si comprastes camiones viejos a US$3.000 y los vendistes al Distrito en $150.000.000? y casi acabas con tu ciudad?

Quisiera creerte cuando dices que combatirás el paramilitarismo, pero ¿cómo hago si los metes en cuerpo ajeno en tus listas de aspirantes al congreso?

Quisiera creerte cuando dices que acabarás con el clientelismo y las prácticas tradicionales y caducas de la politiquería, pero ¿cómo hago si a los más fieles exponentes de esas prácticas, los tienes de socio?

Quisiera creerte cuando dices que amas a Colombia, pero ¿cómo hago si a tus hijos los tienes viviendo en países capitalistas que tanto criticas y no en Cuba, Venezuela o Nicaragua, cuyos regímenes defiendes y promueves?.

Quisiera creerte cuando dices que eres un Demócrata, pero ¿cómo hago si te vuelves un energúmeno cuando te contradicen, si tus socios te detestan por autoritario, si tus adeptos insultan a quien piensa distinto, si no aceptas la derrota y promueves la destruccion del País cuando los resultados electorales te son adversos.?

Quisiera creerte cuando te muestras como solidario con los jóvenes que pones a “combatir” en primera línea, pero ¿cómo hago si en tus listas al congreso no los pones ni en la última línea ?

Quisiera creerte cuando pregonas el apoyo al campesino, pero ¿cómo hago si vas a expropiar a quien tenga más de 100 hectáreas? Donde van a cultivar sus productos? ¿crees que 100 hectáreas que tiene cualquier campesino producto de una herencia o colonización, lo convierte en rico terrateniente?

Quisiera creerte cuando dices que acabarás con los TLC, pero ¿cómo hago si propones cambiar la economía del petróleo por la del aguacate? ¿en qué tierra los vas a cultivar, si las vas a expropiar? ¿quien te los va a comprar, sin TLC?

Quisiera creerte cuando te muestras como defensor de los afros, pero ¿cómo hago si a la candidata negra, la tratas como ciudadana de segunda, permites que tus socios la humillen y al candidato del único partido etnico negro con personería jurídica, lo envías en el puesto 19 de la lista al senado, sin ninguna posibilidad de elegirse?

Quisiera creer en tus promesas de buen gobierno, pero ¿cómo hago si registras la peor gestión de la historia como alcalde capitalino?

Quisiera creerte cuando prometes cuidar los recursos públicos, pero ¿cómo hago si pretendes embolsillarte $30.000.000.000 de los colombianos por reposición de votos en una consulta que todos saben el resultado?

Quisiera creer que tus propuestas tienen algún asidero en la factibilidad y que tus seguidores tienen la capacidad de defenderlas, pero ¿cómo hago si después que lean ésta columna eludirán su contenido y en lugar de contrargumentar para desvirtuar lo escrito, me van a tratar de estúpido, uribista, derechista, arrodillado, corrupto, idólatra, bandido y adepto al “opresor”?

Quisiera creerte, cuando hablas de democracia, pero ¿cómo hago si casi destruyes el País, cuando perdistes las elecciones?

Quisiera creerte, pero ¿ćomo hago si tu verbo contradice tus acciones?

Edison Bioscar, remitido al whatsapp por Jaime Humberto Bedoya, 15/01/2022

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email