Al día de hoy, la salida más probable para terminar la pandemia a corto plazo es adquirir la inmunidad de rebaño, lo cual parece que ocurrirá antes que el desarrollo de la vacuna, aunque la pandemia parece estar lejos de terminar.

Las estadísticas sugieren muy claramente que las estrategias de contención solo parecen haber servido para demorar la llegada del famoso pico, y lo que es mucho más grave, prolongar por muchísimo tiempo la duración y los daños a la economía. Además sugieren que la pandemia llega a todas partes con diferencias importantes de tiempo, independientemente de si hubo o no estrategias de contención., Mientras en New York llegaron al pico en abril, en Florida apenas van en la parte ascendente de la curva y algo similar ha sucedido en Colombia.

Una de las cosas sin explicación son las altísimas diferencias en las tasas de mortalidad en diferentes partes del mundo que, se supone, tienen buenos sistemas de salud. Dos casos extremos: Bélgica reporta una tasa de mortalidad superior a 800 por millón de habitantes, mientras que Singapur, que informa una tasa de contagio de casi el doble, tiene una mortandad de 5 por millón, o sea 160 veces menor.

Para recuperar la economía de los gravísimos daños causados por la pandemia hay que entender que las inundaciones se controlan regulando el caudal del río aguas arriba, y no poniendo diques en la desembocadura, y que la economía se mueve por el consumo. En otras palabras, mientras se mantengan las restricciones al comercio, de poco o de nada sirven las medidas de protección para la industria.

Por lo tanto, hay que recuperar la capacidad de consumo, especialmente del producto nacional, mejorar la competitividad de la industria y evitar el aumento del déficit fiscal, ya que este, al final, termina reduciendo la capacidad de consumo y la competitividad de la economía. Para lograrlo hay una serie de estrategias importantes:

  1. Aliviar la situación de los consumidores, lo que se consigue disminuyendo las cuotas de los préstamos y abonos a tarjetas de crédito, para lo cual hay que alargar los plazos de pago, y lo que es más importante, reducir sustancialmente los intereses. Esta es una fórmula probada con excelentes resultados, que puede afectar la rentabilidad de la banca en el corto plazo, lo que se puede manejar con varias medidas, como destinar los recursos del 4 por mil, para lo que fueron creados, proteger la banca. A los economistas del gobierno hay que recordarles que el consumo es el eje de la economía y del recaudo de impuestos.
  2. Reducir el gasto de funcionamiento del gobierno, empezando por la burocracia oficial. La regla # 1, que también se puede llamar la regla de oro del manual para salir de las crisis económicas o financieras, es reducir el gasto, empezando por la burocracia.
  3. Fomentar la inversión en infraestructura, bien pensada. La infraestructura hace circular el dinero, genera empleo, incrementa el consumo y el recaudo de impuestos.
  4. Como los impuestos son costos, hay que reducirlos para darle competitividad al producto nacional y capacidad de consumo al ciudadano. Ya algunos países están pensando en reducciones del IVA y otros impuestos, de más del 25%. El mayor recaudo se tiene que dar por más consumo nacional con menos impuestos, y no por menos consumo y más impuestos.
  5. Reducir la tramitología, que es sumamente costosa.
  6. Hacer un gran pacto con las grandes superficies y grandes cadenas de almacenes para que vendan más producto nacional y menos producto importado. Para que esto funcione, es requisito sine qua non que se tomen las medidas ya mencionadas para darle competitividad al producto nacional, modificar las políticas de compra de las mismas, que productores y grandes cadenas trabajen de la mano para incrementar sustancialmente la productividad, reducir los márgenes de intermediación y darles créditos especiales a las grandes cadenas para que les paguen a 30 días o menos a los productores nacionales.

Ñapas:

  1. Ojalá prosperé la iniciativa de USA, de sancionar los países que permitan la infiltración cubana y el atentado a la salud pública disfrazado de solicitud de ayuda humanitaria. Cuba es uno de los países más pobres del mundo. Pedirle médicos a Cuba es como que los elefantes le pidan ayuda a las hormigas para mover la carga.
  2. Los impuestos, sin importar el nombre que les den, siempre afectan más a los que ganan menos. Mientras menos gane una persona, mayor será el impacto negativo que sufrirá con un aumento de impuestos. Esta afectación tarda, pero llega a través de pequeños aumentos en el costo de vida.
  3. Si el país no recurre a la austeridad, sino al gasto desbocado, como promueve la izquierda, nos podremos ver enfrentados a una crisis económica aun mayor, un aumento de la pobreza y una situación de violencia de gran magnitud. Una de las grandes restricciones que tiene el gobierno para manejar esta crisis es el pago que se esté haciendo de la deuda adquirida en el pasado para pagar gastos de funcionamiento.

El Economista Amateur, La Linterna Azul, 03/08/2020

Compartir:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Descarga aquí los artes para impresión de pendones