Testimonio: Los zares de la contratación en la Registraduría de Colombia

Testimonio audiovisual producido en marzo de 2021

Temas abordados en esta denuncia:

La Registraduría Nacional del Estado Civil y las empresas privadas que tienen el monopolio de la contratación con ese organismo del Estado para suministrar la logística de los procesos electorales son: Indra; Disproel; Thomas de la Greet; Uneepm; Morpho sucursal Colombia; Safran Idendity & Security; Idemia Idendity; Carvajal Tecnología y servicios. También figuran Edipron (o Dieron), con contratos por valor de 85.000 millones de pesos con la Registraduría, en los últimos cinco años, para hacer “soluciones informáticas y logísticas”.

Esas firmas suministran servicios a la Registraduría del Estado Civil de Colombia sobre todo desde que JM Santos llegó a la presidencia de la República.

El representante legal de Thomas de la Greet se llama Charles Wutson Weeks. JM Santos, antes de llegar a la presidencia de la República, fue miembro de la junta directiva de Thomas de la Greet. La licencia de funcionamiento en Colombia de Thomas de la Greet la consiguió un tal Gregorio Bautista, cuyos hijos Felipe, Camilo y Fernando, son amigos íntimos de JM Santos.

La firma Thomas de la Greet, en los últimos seis años, ha obtenido pagos de la Registraduría colombiana por valor de 1.955 mil millones de pesos, es decir casi dos billones de pesos. Disproel, otra socia de Thomas de la Greet, obtuvo 505 mil millones de pesos en contratación. La empresa UNE EPM obtuvo 164 mil millones de pesos.

El tema más preocupante: las empresas Safran Identity & Security y en Idemia Identity, dos empresas que cambian de razón social y hoy se llaman Idemia, son las que manejan, desde 2014, hasta el 2021, una actividad que se llama “mantenimiento y sostenibilidad del sistema de identificación del registro civil, plataforma PMT 2”. En ese juego, en los cinco últimos años, esa firma ha embolsado 166 mil millones de pesos. Todos los años, la Registraduría le paga sumas enormes a esa empresa por ese servicio: en 2014 le pagaron 50.000 millones de pesos; en 2015, fueron 49.000 millones de pesos. No aparece la cifra de 2016, pero en 2017 la Registraduría le pagó 55.000 millones de pesos por una cantidad de softwares para “modernizar la Registraduría”.

En 2021, un abogado de Cúcuta demostró que el sostenimiento de esa plataforma no valía sino 10 mil millones de pesos. ¿Por qué las cifras astronómicas de los años anteriores? Pero Vega Rocha siguió pagando lo acostumbrado más un incremento rutinario. En 2021, le pago a esa sola empresa 59.000 millones de pesos, aunque en ese año no hubo elecciones y si hubo la pandemia de Covid

El Consejo de Estado reveló que en 2014 los lapiceros suministrado por Thomas de la Greet habían jugado un papel en la falsificación, por traslado de votos, de los formularios E-14. Así, 45.596 votos identificados fueron manipulados en Sucre, 27 550 lo fueron en el Magdalena; 19. 543 en el Atlántico; 18.369 en Córdoba. Y hubo más de 13 919 votos que fueron excluidos de los formularios E-14 y E-24.

Fue un claro fraude propiciado por la deficiencia de los equipos suministrados por Thomas de la Greet, y por el sabotaje de los softwares de la Registraduría, equipos que no eran en ese momento propiedad de la Registraduría. El Consejo de Estado pidió a la Registraduría que los adquiriera, pero la orden solo fue acatada hasta noviembre de 2021.

El día de las elecciones de 2014, entraron al sistema 1.208 veces entre las 9 de la noche y las 9 de la mañana, y en los días siguientes. Así pudieron alterar la votación en varias mesas y modificaron los resultados de algunos candidatos y partidos. Uno de esos fraudes fue descubierto gracias a la denuncia que presentó más tarde el Partido Mira, antes el Consejo de Estado. Este, en un fallo histórico, le dio razón al movimiento Mira, aunque fue un veredicto tardío.

Alexander Vega Rocha, cuestionado por sus cercanías con Odebrecht, por sus alianzas con los Nonos, por sus fiestas costosas en la Registraduría y cuestionado porque para que lo pudieran elegir Registrador General las cortes modificaron las calidades para ser registrador. Vega Rocha es cuestionado también porque las bases de datos de identificación pertenecen hoy a los contratistas de Thomas de la Greet. Vega Rocha es el mismo alto funcionario que tiene paradas las revocatorias de alcaldes en tres o más ciudades de Colombia, a pesar de que la ciudadanía ha cumplido con las exigencias de ley para sacar adelante esas revocatorias.

Luis Fernando Gaviria Trujillo, hermano del expresidente Gaviria, es el padrino de Alexander Vega y a su vez contratista de Indra y de Thomas de la Greet. Luis Fernando Gaviria Trujillo fue quien impuso a Vega Rocha en la cabeza de la Registraduría. Luis Fernando Gaviria Trujillo aparece en negocios con la Registraduría Nacional.

Vega Rocha está, además, involucrado en manipulaciones en las elecciones de alcaldes de Medellín y de Cúcuta, y en la pérdida de la presidencia de la República de Oscar Iván Zuluaga, en la segunda vuelta de la elección presidencial de 2014. En esos resultados también se observa que entre los votos depositados y las cifras de los formularios no hay coincidencia.

https://www.facebook.com/hilde.marulandaecheverry/videos/5306641386073936/?sfnsn=scwspwa


WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Artículos Relacionados

Colombia: A despertar tocan

Los resultados de la elección presidencial del 19 de junio, fueron una sorpresa para los colombianos. Los mismos petristas deseaban un triunfo

Leer más »

Ante la victoria petro-comunista en Colombia, ¿cesar la lucha o resistir?

Cesar la lucha, no podemos. Es por imperativo de nuestra conciencia patriótica y cristiana que no podemos. Nuestra conciencia nos impone que difundamos y defendamos los principios judeo-cristianos que inspiran nuestra idiosincrasia y nuestra historia, y que combatamos -por las vías legales y pacíficas, claro está- ese colectivismo marxista, violento o no, tantas veces condenado por las encíclicas pontificias.

Leer más »

Deja una respuesta