UNA ENRIQUECEDORA EXPERIENCIA

  1. Hace aproximadamente un año y medio dimos inicio a la labor de alertar a los colombianos sobre la descomposición del país causada por el abandono de los principios democráticos, los valores de la cultura cristiana y las tradiciones que forman parte de nuestra nacionalidad.
  2. Surgió nuestra asociación ALIANZA RECONSTRUCCIÓN COLOMBIA, la cual ha desarrollado una encomiable labor y hoy cuenta con una sólida página en Internet y multitud de seguidores dentro y fuera del país.
  3. Optamos en el presente año por buscar nuevos compañeros de viaje que nos permitieran constituirnos en una alternativa diferente en las próximas elecciones y contribuir, desde los centros del poder, a detener la avalancha socio-comunista y atacar de raíz las corruptas estructuras que mantienen en crisis a nuestra sociedad.
  4. Tuvimos la fortuna de encontrarnos con el movimiento conformado por personal en retiro de las FF.MM. denominado Partido Nacional Colombiano, liderado por el Coronel Guillermo Alfonso Enciso Prieto, con el cual intentamos dar esta nueva batalla.
  5. No obstante los titánicos esfuerzos que realizamos conjuntamente para inscribirnos como grupo significativo  con fines electorales, agrupar a nuestro al rededor a otras fuerzas de derecha que aumentaran las posibilidades de éxito, arbitrar recursos económicos para sustentar la campaña e implementar un eficaz sistema de proselitismo  a través de voluntarios,  tenemos que reconocer que en el estrecho margen que nos dejó el calendario electoral, no fue posible alcanzar las metas deseadas.
  6. Nos deja algunas enseñanzas el ejercicio político realizado:
  7. Es imposible participar en el proceso electoral sin un sólido respaldo económico. b) Ningún medio de comunicación, con excepción del Foro Atenas,  La Linterna Azul y el Centro Cultural Cruzada, facilitó la difusión de nuestros mensajes. c) Tampoco hubo acogida alguna por parte del sector privado. d) El apoyo teórico de las redes sociales no pasa de ser un apoyo moral, pero sin pasar a la acción de conseguir militantes o de aportar dinero para los gastos de campaña. e) Los candidatos al Congreso, personas honestas de clase media, ni siquiera pudieron aportar el valor de las pólizas de seriedad exigidas por la ley o financiar la recolección de firmas de apoyo. f) Tampoco se pudo pagar una asesoría legal en materia electoral para manejar las profusas y contradictorias normas electorales. g) No es posible garantizar el éxito exclusivamente con base en el trabajo de voluntarios, ya que éstos no se comprometen a realizar una labor disciplinada y sistemática.
  8. Contra nuestra voluntad, hemos adoptado la decisión de suspender el proceso de recolectar firmas y llenar requisitos para participar en las elecciones del 2022, pero ello no indica que renunciemos a la defensa de nuestras creencias y propuestas para la salvación del país.
  9. No considero oportuna ninguna coalición o adhesión a otros grupos o candidatos por la sencilla razón de que ninguno comparte sinceramente nuestros ideales y valores, sólo están interesados en aprovecharse de la coyuntura para acceder al poder.
  10. Creo sinceramente que debe ALRECOL continuar la labor iniciada hace año y medio, orientándola básicamente a : PRIMERO.- Crear conciencia en los colombianos sobre la necesidad de restaurar los principios fundamentales de la civilización cristiana y democrática y el modelo económico basado en la libre empresa acompañada de la justicia social. SEGUNDO.- Fortalecerse como un gran centro de pensamiento, en contacto permanente con todas las agrupaciones nacionales o internacionales de derecha . TERCERO.- Sin necesidad de constituirse como partido o como grupo significativo, ALRECOL como asociación sin ánimo de lucro, legalmente constituida, debe conformar la creación de grupos de seguidores o colaboradores en todos los departamentos y ciudades importantes, debidamente registrados, motivados y capacitados.
  11. Con ese trabajo metódicamente realizado, se propone la estructuración de un gran movimiento cívico para llegar al poder, invitando al sector privado no a que lo financie, sino que sean ellos los protagonistas del gran cambio de nuestras estructuras políticas, con listas al Congreso compuestas por ellos mismos, acompañadas de profesionales, amas de casa, jubilados, personal en retiro de las FF.MM., jóvenes y demás integrantes del “país nacional”, no del “país político”. No es posible cambiar el corrupto establecimiento con los mismos que lo conforman. Es en la práctica el desarrollo de una democracia corporativa, por encima de los desacreditados partidos políticos, sin necesidad de cambiar la Constitución, simplemente utilizando los mecanismos electorales.
  12. Se debe implementar este programa con los que realmente crean en el mismo y estén dispuestos a hacer su aporte de esfuerzo o de apoyo económico. Así seamos unos pocos, estoy seguro de que en la larga noche que nos espera muchos se sumarán a nuestra causa porque no habrá otra alternativa. Seremos la simiente de un nuevo amanecer para nuestra querida Colombia.                                                                             LUIS ALFONSO GARCÍA CARMONA
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja una respuesta