Unas cuantas verdades…

A pocos días de celebrar un año más del grito de independencia y que se cumpla la amenaza de destruir a Bogotá, por parte de los supuestos manifestantes bautizados por los comunistas y progresistas como PRIMERA LÍNEA, con total anuencia de su alcaldesa, es bueno intentar desenmascararlos, con el fin de concientizar a los colombianos del peligro real que estos delincuentes encarnan.

Quienes son: En su mayoría drogadictos dedicados a delitos menores, provenientes de hogares desestructurados, hijos de padres irresponsables que siempre han sido una carga para la sociedad; alentados por algunos presuntos estudiantes que nunca culminan carrera alguna, incapaces de sostener un diálogo constructivo y respetuoso, rajados en comprensión de lectura, perezosos y envidiosos por naturaleza, mantenidos sin asomo de vergüenza; ideologizados por educadores pertenecientes a milicias insurgentes agrupados en FECODE (quienes suspendieron el paro para tomar vacaciones); todos dirigidos por terroristas urbanos del ELN y las FARC.

Quienes los apoyan: Todos los partidos de izquierda y progresistas representados por exterroristas, Petro, Navarro, Aida, Cepeda Holman, Sanguino, hijos de delincuentes (la Pizarro, Inty); políticos rastreros Roy, Velasco, Katherine Miranda, Piedad, Benedetti; periodistas afines a la subversión Julio Sánchez, Coronel, Jimena, Matador, Vannesa, Camila, Bedout, Jorge Alfredo; Alcaldes de Bogotá, Cali, Medellín, proclives al caos, quienes se esmeraron arreglando estaciones de trasporte para tenérselas listas a los vándalos; Organismos internacionales, ONU y CIDH, presididos por comunistas recalcitrantes;  Expresidentes  como Samper y Gaviria, defensores de Dictaduras; seudointelectuales, Ariel Ávila, Faciolince, Alejandro Gaviria, Juan Carlos Henao, siniestros personajes que se esconden en la academia para hacerle apología al delito; algunos togados corruptos, aquellos que los liberan con argumentos baladíes y por supuesto la JEP (Juerga Especial Para delincuentes) o tribunal de impunidad.

Quienes los financian: Guerrillas narcotraficantes como ELN, FARC; carteles de drogas; bandas dedicadas al menudeo de todo tipo de estupefacientes; Comunidades Indígenas principalmente el  CRIC; regímenes dictatoriales como Venezuela y Cuba; quienes a través de terroristas como Iván Márquez (íntimo de Iván Cepeda) y politiqueros principalmente de la Colombia humana, comunes y alianza verde, canalizan estos dineros para ser repartidos en todas las primeras líneas que actúan de manera coordinada y según cálculos humildes su sostenimiento y dotación se acerca a los 4.000 millones de pesos, en lo corrido de este intento de toma guerrillera.

Que persiguen: Fracturar la economía, Instaurar la cultura de la anarquía, sembrar el terror, destruir la institucionalidad y arrinconar al gobierno para abrirle camino a una dictadura de corte comunista.

Como combatirlos: Enfrentándolos sin temor, ellos son valientes en jauría, cobardes solos; identificándolos en nuestras familias, barrios, círculos cercanos haciéndoles saber que despreciamos sus métodos; organizándonos en nuestras casas, vecindarios, conjuntos residenciales con el fin de negarles el acceso para evitar la destrucción y detrimento de nuestros bienes; denunciándolos ante autoridad competente, valiéndonos de videos y mecanismos legales; exigiendo autoridad al Gobierno Nacional para que haga respetar nuestros derechos fundamentales y manifestando apoyo irrestricto  a la Fuerza Pública, quienes con su sacrificio han mantenido la Democracia.

POSDATA 50: “Señor Presidente, ante la ruin amenaza pública, por parte de estos terroristas, su Gobierno no tiene disculpa alguna para NO adelantar las acciones de inteligencia, autoridad y fuerza requerida para impedir el accionar sistemático de estos criminales el próximo 20 de julio.”

Oscar R. Colorado*  

* CR (r) del ejército. [email protected] [email protected], Periódico Debate, 15/07/2021

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

El hastío del electorado

Es claro que los colombianos castigarán el oportunismo político. Quienes están aprovechando la compleja situación generada por la pandemia y el paro

Leer más »

Deja una respuesta